Menú
Dani Blanco

Un gol y una parada le sirven al Barcelona

Hay un mejoría leve en el Barça que no pierde en Liga desde el 4 de diciembre. Empates que pudieron ser triunfos y triunfos que pudieron ser empates.

Un gol y una parada le sirven al Barcelona - Dani Blanco
Xavi Hernández. | EFE

Abandonando el fútbol que presuntamente gusta más en el Nou Camp. Con una tendencia a guardar lo que tienes y a amontonar puntos, que es de lo que se trata. Ya se jugará mejor en otro momento. ahora de lo que se trata es de ganar, como siempre, pero resulta anecdótico que haya que anunciarlo a bombo y platillo. Ahora sólo vale esto.

Así actuó el Barcelona de Xavi en una salida peliaguda a Palma de Mallorca. El rival es incómodo, el equipo culé tenía multitud de bajas y al Barcelona no le está siendo fácil nada este año. Planteó una primera parte aseada y una segunda en la que fue práctico, nada efectista y nada bonito. Pero ganó y ya está a dos puntos del Betis y a uno del Atlético.

Hay un mejoría leve pero que se nota en la tendencia en los últimos partidos. No pierde el Barcelona en Liga desde el 4 de diciembre, hay empates que pudieron ser triunfos y hay triunfos que pudieron ser empates. Va en continúa montaña rusa este equipo pero Xavi sabe que haciendo estas cosas durante mucho tiempo, el equipo acabará estando arriba. Porque con la calidad que tienes en la parte delantera sólo hay que aguantar la sangría atrás. Y el Barcelona en dos partidos (Sevilla y éste de ayer) ha encajado un gol.

Volvieron cosas que no se veían hace tiempo. Volvió Ter Stegen que hizo una parada pero salvó el partido. El tiro a bocajarro de Abdón con el tiempo casi cumplido lo sacó el alemán con esa fuerza desmedida que tiene su brazo derecho. Una parada antológica que salvó los muebles cuando no mereció casi nada el cuadro local. Volvió a sentir el meta germano esa sensación de invulnerabilidad que había perdido claramente este año con un porcentaje de goles / remates a portería muy elevado.

Y luego está Luuk de Jong. Ese jugador espigado, torpón, casi de salida en el club pero que ayer anotó el gol. Ese delantero capaz de alternar un centro lamentable a la banda con una chilena descomunal y con un gol salvador. Ese delantero que no parece que te vaya a salvar casi nunca, con el que no irías a ninguna guerra. Pero que hay veces que te ayuda y ayer fue una pastilla contra un dolor de cabeza.

Continúa el Barcelona pasito a pasito, muy despacio, su caminar por esta liga. Da la sensación de que con las vueltas de lesionados el equipo estará listo para ser, al menos, tercero, cuarto. No parece tarea difícil porque los rivales están cediendo y el Barcelona, al final y a pesar de todo, tiene más cosas que Betis, Real Sociedad, Valencia, Rayo. Quizá no mire a la cara a Madrid, Sevilla y Atlético ahora mismo pero este año la cuarta plaza, y mira que es complejo decir esto, basta.

Buenas noticias del partido de ayer la clara jerarquía que tiene Araujo ya en este club. Ha jugado en las tres posiciones de la defensa (ayer lateral izquierdo) y ha cumplido siempre. Además es ese jugador que, para que otro no se coma un marrón, está para ayudar. Es claro que el cambio de posición fue para que Mingueza, falto de confianza, no cambiara a un lateral en el que sufre y se quedara en la derecha. Por eso el uruguayo se sacrificó y eso le hace un jugador brutal de club.

Ahora afronta la Copa el Barcelona, después el partido de Granada y la Supercopa de España (semifinal ante el Madrid). Buenos partidos para seguir recuperando. No va a ser un camino de rosas pero hay menos espinas ahora o eso parece.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios