Menú
Daniel Blanco

El Barcelona empieza a asomar

Cuando juega bien es imparable y ahora mismo me cuesta ver otro campeón.

Daniel Blanco
0
Cuando juega bien es imparable y ahora mismo me cuesta ver otro campeón.
Ernesto Valverde sonríe en rueda de prensa. | EFE

Anda la Liga tan rara, que el Barcelona no ha podido desaprovechar la ocasión. Anda todo tan revuelto por arriba que simplemente ha bastado juntar un poco las piezas para que el gran favorito se ponga el primero. Y ha sido en la jornada nueve, y por primera vez en la temporada, pero está todo tan deslabazado, con tropiezos inesperados de todos, que el que tiene a los mejores jugadores se pone arriba. Es fácil, ha tardado dos meses, pero el equipo de Valverde ya manda.

Ha habido que esperar nueve jornadas y hemos asistido a la realidad de que no ha jugado bien en casi ningún partido. Ha sufrido en este inicio casi las mismas derrotas (dos) que en toda la era Valverde (cinco en los dos años anteriores). El Barcelona ha empezado dubitativo, pero ha ganado los últimos cuatro choques de Liga. Salió derrotado en Granada el 21 de septiembre y tocó fondo. A partir de entonces, desde el pragmatismo, ha salido airoso de todos los envites, incluidos el del Inter en Champions.

Ha valido con que las piezas encajaran bien. Ha servido que, en el primer partido con todos disponibles, el de Eibar de este fin de semana, todo funcionara como un reloj. El Barcelona presentó en Ipurúa el once inicial que se puede considerar titular descontando a Piqué, seguramente fijo, por uno de los dos centrales que jugaron, a pesar de que Umtiti y Lenglet fueron de lo mejor del choque. Fantástico para Valverde porque, de golpe, han desaparecido muchas de las dudas que había en esa posición.

Valió con que el centro del campo, el mejor que puede presentar el técnico, estuviera fino. Con sutileza, Busquets, Artur y, sobre todo, De Jong mandaron sobre el terreno de juego. Y mandó Messi en esa posición, ya eterna para él, de centrocampista. Leo alargará su estancia en los terrenos de juego jugando allí y Griezmann y Luis Suárez lo agradecerán. Mejoró el francés, con gol y pase genial en el tercero y el uruguayo, sin estar ni siquiera cerca del nivel que un día tuvo, ha marcado ya cuatro goles en Liga y dos en Champions. Porque a Suárez nunca se le olvidó ser un killer y siempre estará cerca de anotar. Si juega de nuevo puro, liberado de tareas varias, es oro.

Si nos detenemos en el centro del campo, nos tenemos que parar en De Jong. Un jugador total, el mejor centrocampista que había en Europa. Un tipo capaz de aceptar que no jugar en el mismo rol que en el Ajax no tiene por qué ser malo. Frenkie empieza a compenetrarse con Busquets pero jugará mucho sólo en el medio porque al de Badía se le empieza a acabar el fuelle. Dos buenas noticias para Valverde que acepta ya que ese tipo de futbolista es el futuro del Barcelona.

Está el líder todavía sin ensamblar del todo y a los contrincantes ya se les empieza a atragantar. Está el grupo de Valverde lejos de la plenitud pero ha aprobado ya el primer parcial. Un equipo que ganó la Liga las dos últimas temporadas muy claramente y que este verano decidió coger al mejor futbolista del rival y al mejor centrocampista de Europa. No tiene que jugar bien para ganar pero cuando lo hace es imparable. Se le ve muy favorito y, a pesar de que el fútbol es imprevisible, me cuesta pensar en otro campeón.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation