Menú

Si es que somos unos pervertidos

Supongo que a Judas lo que le fastidia, como a su admirado Fidel Castro, es que se cuente la verdad.

0

Teddy Bautista cree haber encontrado la piedra filosofal que explica por qué todo el mundo –y cuando digo todo el mundo quiero decir todo el mundo– está en contra del canon. La culpa es de nosotros, los periodistas, que resulta que explicamos mal las cosas. Gracias a nuestra "perversión" y "mentiras insistentes", los ciudadanos, pobres, han quedado convencidos de que el canon es malo cuando resulta que es lo mejor que se ha hecho desde su papel estelar como Judas en el musical Jesucristo Superstar.

Así pues, quienes pagamos más por los productos tecnológicos en realidad no pagamos más, pues según las verdades insistentes de Judas, el canon "no los encarece". No, si va a resultar que estamos ante el primer caso en la historia en que un impuesto hace bajar los precios en lugar de subirlos. Teníamos que pagar ya los costes de fabricación y distribución, pero mágicamente, gracias al canon, estos costes se reducen exactamente en la misma cifra en que el Gobierno ha decidido tasar el pecado de poder ser empleados para copiar los grandes éxitos de Los Canarios.

Claro que Bautista tiene una solución que, como buen izquierdista que es, es Magia Borrás propia de quien desconoce que la economía tiene leyes tan inamovibles como la de la gravedad. Con reducir el margen de beneficio de fabricantes e importadores bastaría, pues es lo "suficientemente grande" como para no tener que elevar el precio. Pasemos un momento por alto el hecho de que se pueden encontrar DVD en el mercado de color por un precio menor a los 44 céntimos de euro del canon que se les impone, lo que supondría que los costes de fabricación y distribución deberían ser negativos para que la teoría de Judas se sostuviera. Aunque eso no fuera así, ¿quién se iba a dedicar a un negocio con unos márgenes de beneficio tan exiguos como los que quedarían tras descontar el canon? Bautista no sólo quiere cobrar, quiere el desabastecimiento general, que no podamos comprar productos informáticos ni gadgets porque nadie quiera vendérnoslos. Es decir, como en la Cuba castrista de sus amores.

Supongo que lo que en realidad le molesta a Bautista es que los periodistas hagamos nuestro trabajo, que es informar sobre los costes del canon y los productos sobre los que se aplica. Le fastidia que recordemos que, pese a las promesas del Ejecutivo de Zapatero, el canon se aplicará sobre los discos duros e incluso sobre dispositivos como el Asus Eee PC o el Macbook Air. Supongo que a Judas lo que le fastidia, como a su admirado Fidel Castro, es que se cuente la verdad. De ahí sus insultos y las demandas que ha puesto la organización que preside contra la libertad de expresión de ciudadanos cabreados con toda la razón. Porque ya sería raro que "mintiéramos insistentemente" todos los medios de todas las tendencias ideológicas, unidos en la crítica a la SGAE, al canon y a sus prácticas.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios