Menú
David Vinuesa

España cayó en semifinales, pero sus odiadores han perdido todo el año

La selección española llegó mucho más lejos de lo esperado con un equipo joven que rozó la final en su primer intento.

David Vinuesa
0
La selección española llegó mucho más lejos de lo esperado con un equipo joven que rozó la final en su primer intento.
Luis Enrique junto a Morata. | EFE

Somos todos mayorcitos para diferenciar la crítica de la aniquilación sistemática de un equipo, jugador o entrenador por motivos u opiniones personales. La crítica constructiva, esa con la que supuestamente se defienden los odiadores de todo, debería buscar el análisis de un equipo para mantener lo bueno y ocultar las carencias, es decir, maximizar las virtudes y minimizar los defectos. Eso sí, siempre con el objetivo común de mejorar para conseguir el objetivo. Repito, conseguir el objetivo común. Pero con la España de Luis Enrique no ha pasado eso, porque sus odiadores, a veces yendo con la verdad por delante y otras escondiendo su retrato de Dorian Gray en una habitación cerrada, no querían ganar la Eurocopa. No, no la querían ganar. Estaba la Eurocopa y la "Tengo razón Cup" y a ellos siempre les gusta más morder el metal de la segunda.

Los llamo odiadores de todo porque el año 2021 ha sido el claro ejemplo de que existen, son muchos y además no aprenden. Siempre sin esperar a ver cómo se suceden los acontecimientos, algo que el fútbol lleva más de 100 años demostrando que se debe hacer porque todo cambia de la noche a la mañana, se sigue viviendo de sentencias en este mundillo. Se regalan ligas en enero, se mandan equipos a la fase de grupos de la Europa League, se matan jugadores, se pide la dimisión de entrenadores y cuando todo eso sale al revés se suelta la ya mítica excusa de "bueno, es que en ese momento era así". ¡Y a seguir ingresando! ¿Se imaginan a un trabajador que falle más que una escopeta de feria y no pase nada? Pues aquí no pasa nada y como no pasa, no hay miedo a perder el puesto y por lo tanto se sigue haciendo lo mismo. ¡Qué mas da! Luego me invento algo, sonrío o bailo y el aficionado se echa unas risas.

Repasemos el año 2021 metiendo también momentos de 2020 ya que la temporada engloba los dos años. La lista de errores por sentenciar antes de tiempo es impresionante. Las repasaba el otro día con mi compañero Dani Blanco, que a memoria no le gana nadie en el mundo del fútbol. Atentos, que el próximo párrafo es largo.

"Messi se va a ir". No se fue y ganó la Copa. "Luis Suárez está acabado y será un problema". 21 goles. "Zidane llevará al Madrid a la Europa League". Semifinales de la Champions. "El Atlético ha ganado la Liga en enero". La ganó el último día. "Barcelona y Madrid están fuera de la pelea". Pudieron ser líderes y se descolgaron en la penúltima y última jornada. "Nacho y Militao sin Ramos y Varane son un suicidio". Impresionante rendimiento de ambos. "Zidane debe irse". Casi gana la Liga y semifinales de Champions. "Lo del físico de los equipos ingleses es un invento". El Chelsea, campeón de la Champions. "El Atlético, que había ganado la Liga en enero, la perderá en febrero". No pasó. "La perderá en marzo". No pasó. "La perderá en abril". No pasó. "La perderá en mayo". No pasó. "Ojo al Elche". Nada. "Ojo a la Real". Nada. "Ojo a Osasuna". Nada. "Ojo a Valladolid, que está Ronaldo". Nada. "Se van a venir abajo". Nada. "Simeone no ganará con sus ideas". Ganó. "La mentalidad del club les hará perder". Campeones. "España es una selección mediocre". Semifinalista. "La cabezonería de Luis Enrique nos costará caro". Casi llega a la final. "Ojo, que no pasan del grupo". Pasó. "Croacia es mejor equipo con Modric". Pasó España. "Suiza se cargó a Francia y como sigamos jugando así, fuera". La Selección en semifinales. "Cuando jueguen ante Italia nos darán un baño porque son muy superiores". Ganaron de penalti y siendo peores que España. "Morata falla todo". Tres goles y los tantos que nos dieron el pase a cuartos y la opción de llegar a la final por penaltis.

¡Guau! Ahora que lo pongo por escrito me parece incluso más exagerado todo lo que se ha podido escuchar esta temporada. Casi nada al aparato, ¿eh? Vaya año de sentencias que incluyen a todos los protagonistas importantes de nuestro fútbol. Están todos o casi todos porque si Guardiola llega a ganar la Champions... Está el Real Madrid, el Atlético, el Barcelona, Luis Enrique, España, Morata, Messi, Luis Suárez... Ni uno se ha podido librar de las sentencias. Y aquí nos equivocamos todos, señoras y señores, de eso no hay duda, pero el tema es que a mucha gente nos gusta esperar. Entonces, en ese momento, se nos llama "palmeros" porque, supuestamente, no criticamos nunca. Eso es lo que se vende. El extremismo más radical.

En mi caso me recuerdo criticando muchas fases de la temporada del Atlético en Liga cuando faltaba intensidad o se cometieron errores dentro y fuera del campo. También critiqué el planteamiento de Simeone ante el Chelsea o me puse las botas criticando que el club vendiese su alma con la Superliga. Y ahora con la Selección, más de lo mismo. Me faltaron Nacho, Aspas, Hermoso y Canales en la lista. Lo dije. Sin llamar al resto "paquetes", pero lo dije. Y tampoco me gustó lo de Llorente de lateral ni la falta de gol en partidos como el de Suecia, Polonia o Suiza. Sin embargo, dentro de esas críticas, un servidor era y prefiere ser optimista. ¿Por qué? Porque realmente pensaba que el Atlético podía ganar la Liga y que la España de Luis Enrique podía ganar la Eurocopa. Si ser un ‘palmero’ es criticar sin sentenciar, lo soy. Si ser un ‘palmero’ es criticar respetando la figura de una leyenda de un club, lo soy. Si ser un ‘palmero’ es no montar un scketh diario masacrando a jugadores que no me gustan, caña para el palmerazo. Y si ser un ‘panenkita’ es analizar la táctica y la estrategia para ver por qué se ha perdido un partido, aquí un panenkazo de libro. Es lo que hay y sé, porque los conozco y los sigo, que en el periodismo deportivo y en la hinchada española hay muchísimos críticos/as de verdad, no de los que odian y sentencian.

¿Toda esta guerra de odios viene porque el Real Madrid no ha tenido jugadores convocados con España y por el confeso barcelonismo de Luis Enrique? Desde muchos sectores, por supuesto que sí. Ni una duda. ¿Lo entiendo? La verdad es que no, porque yo me recuerdo a mí mismo celebrando un gol de Raúl González Blanco ante Serbia como si fuese mi padre, el penalti a lo panenka de Sergio Ramos ante Portugal en 2012 o que don Vicente del Bosque, leyenda del conjunto blanco, lograse como entrenador el único Mundial que tiene nuestro país. Sus victorias eran nuestras victorias. Punto. Ya habrá tiempo luego para rivalidades entre clubes o al menos así lo entiendo yo que vi cómo en 2008 y 2010 no hubo ni un jugador del Atlético en el combinado nacional y todo el mundo se volcó con los nuestros.

Para mí, España cayó en semifinales, pero sus odiadores han perdido todo el año. Sacar pecho ahora es aprobar recreo cuando te han quedado casi todas las asignaturas. Ya saben, "mal de muchos....".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia