Menú
David Vinuesa

Marcos Llorente no se merecía un Atlético-Betis a puerta cerrada

Desde Anfield, Marcos ha firmado actuaciones estelares con el Atlético y todavía no ha podido recibir la ovación de la afición.

David Vinuesa
0
Desde Anfield, Marcos ha firmado actuaciones estelares con el Atlético y todavía no ha podido recibir la ovación de la afición.
Marcos Llorente celebra el gol con Hermoso. | Cordon Press

Ya sea saltando al campo en la segunda parte o siendo sustituido y haga lo que haga en ese partido en cuestión, la afición del Atlético de Madrid tiene un compromiso que debe cumplir con Marcos Llorente cuando vuelva el público a la grada. El '14', sí o sí, tiene que recibir una ovación de gala de los más de 60.000 espectadores que caben en el Metropolitano. Por Anfield, por los partidos posteriores al confinamiento y también por actuaciones como la firmada en el último Atlético-Betis. Al César lo que es del César.

Marcos Llorente merece que le vean en directo hacer todo lo que está haciendo por el Atlético, porque ya van unas cuantas veces, antes y después del verano, en las que la falta de chispa y verticalidad rojiblancas se obvian por el poderío físico de Marcos. Si no hay regate o profundidad, toma la pelotita Marcos y a correr. Y Marcos corre. Y se lleva a un defensa por delante. Y se planta delante del portero. Y una veces marca y en otras asiste. Y al final, el Atlético lleva 21 jornadas ligueras invicto. Así de contundente es la situación y así de importante es Llorente para el Atlético de Simeone.

Frente al Betis, los rojiblancos dejaron en el banquillo a Joao Félix y Carrasco pensando en el desgaste previo de la Champions y en el posterior de la semana que viene ante el RB Salzburgo. Según se conoció el once de Simeone, la afición supo que sin la verticalidad de Yannick y la genialidad de Joao tocaba apelar a la nunca presente resurrección de Lemar, a la pegada de Luis Suárez o, como no, al hulkaniano esfuerzo y físico de Llorente. Como lo primero nunca llega con Lemar y como lo segundo tuvo que esperar al final del partido, Marcos volvió a asumir el rol de abrelatas y una vez más cuando marcó se echó de menos una ovación de gala desde la vacía y silenciosa grada del Metropolitano.

El Metropolitano debe afinar las palmas para aplaudir a Llorente, pero también debe coger el diapasón y afinar los silbidos para decirle las veces que sea necesario a su equipo que no se pueden tirar más las primeras partes. Ya no es un tema de juego, que puede ser más o menos vistoso, sino de concentración, intensidad y ambición. Puede que tu estrategia sea esperar sin balón para salir a la contra, algo lícito y eficaz si se hace bien, pero que sea siempre con el cuchillo entre los dientes. Que el rival sepa que el Atlético está en su cueva rabioso, no esperando un golpe para morder. Si el perro solo te muerde si lo tocas, la casa está mal defendida.

En resumen, el problema no es quedarse a cero en los primeros 45 minutos. El problema para la afición es la sensación de que su equipo calienta durante la primera parte y luego en 22 segundos de la reanudación, acelerón y gol. Si esto sigue así puede que algún aficionado quiera un innovador abono que le permita ir al estadio solo en las segundas partes. Estaría el Abono Total, el abono Liga y el abono segundas partes.

Mientras todo eso ocurre Simeone ha marcado una línea de defensa a ultranza de todos sus jugadores. Desde el primero hasta Lemar, porque ahora mismo Lemar es, para la afición, el último de la fila. No es así para el Cholo, que busca la recuperación del francés con una mezcla entre necesidad, obligación y esperanza. "Los míos son míos hasta el último día", dijo Simeone tras otra mala actuación del ex del Mónaco. Y acierta Simeone, porque si dice lo contrario pierde al jugador para siempre.

Este Atlético tiene mucho que mejorar, pero mientras repetimos esto semana tras semana ya acumulan 21 jornadas seguidas sin perder en Liga y con dos partidos sin jugar está en la parte alta de la tabla. Como un día encuentren la tecla definitiva...

 

 

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios