Menú
David Vinuesa

Simeone es un enfermo que no debe curarse

El entrenador del Atlético mostró su pasión por la profesión de entrenador en una entrevista en el diario Olé.

David Vinuesa
0
El entrenador del Atlético mostró su pasión por la profesión de entrenador en una entrevista en el diario Olé.
Simeone es un enfermo que no debe curarse. | EFE

Que no hombre que no, que Simeone no está bien de la cabeza. El Cholo está enfermo. Está como una chota, hablando de manera coloquial. Y no es la primera vez que sabemos de su enfermedad incurable. Si buscas en Youtube las palabras ‘Simeone’, ‘restaurante’ y ‘copas’ seguro que te sale algún vídeo de un amigo suyo como Kiko o Gustavo López hablando de las eternas sobremesas que les da colocando las copas de la comida o de la cena en forma de 4-4-2, 5-3-2, 5-2-3... Está zumbado, señoras y señores. ¡Pero bendita enfermedad!

A Simeone se le suman su enfermedad base, la futbolística, y otra que empezó a contagiarle en la década de los 90 cuando llegó al Vicente Calderón. Hablo por supuesto del sentimiento atlético. ¿Y por qué digo todo esto? Porque me he leído/escuchado la entrevista que el diario argentino Olé le ha hecho a Diego Pablo Simeone y he vuelto a constatar lo que llevo diciendo ya un rato en estas mismas líneas y sabe todo el mundo, es decir, que tiene la enfermedad necesaria e incurable para haber estado 10 años en el Atlético y ojo, estar todavía más tiempo en el Wanda Metropolitano.

En la entrevista, Simeone muestra su lado más familiar, pero siempre tiene un regate que le lleva hacia el fútbol. Puede estar hablando de jugar con sus hijas, pero rápido aparece la palabra "balón". Habla de ir al cine y como la película tenga una pausa, su cabeza ya empieza a ver a jugadores en el once o en el banquillo. Duerme... bueno, él dice que duerme, porque si le escuchas yo creo que más que dormir, lo que hace es cerrar los ojos un rato para pensar mejor en la táctica. ¿Exagero? Lean ustedes mismos: "Cuando uno está durmiendo hay otro que está despierto. Y el que está despierto está pensando y si vos estás durmiendo... Entonces, hay ventaja para el que está despierto. Por eso hay que tener cuidado. Siempre comento que el fútbol es algo que es imposible correrlo de todas las distracciones habidas y por haber. Si vas al cine, es verdad que si la película dura una hora y media... Puede estar buenísima, pero en el recorrido de una pausa que tenga, o en el momento en que se hizo un poco más lenta, vos empezás a pensar quién juega, si juega Joao o juega Correa".

Repito, el Atlético de Madrid tiene a un enfermo incurable en el banquillo y cuando eso ha pasado en la entidad rojiblanca, las cosas han salido bien. Luis Aragonés también estaba loco, con eso lo digo todo. Porque las cosas como son, el fútbol es un deporte que necesita un grado alto de locura. Es para enfermas y enfermos. Necesitas eso para que este bendito deporte no te haga perder la cabeza en muchas ocasiones. Tanto en las buenas como en las malas, el fútbol exige ese punto de genialidad loca que solo algunos elegidos tienen. Ojo, no solo en el Atlético. Guardiola en y para el Barcelona fue y es otro enfermo. Zidane en el Real Madrid ha sido a su vez un loco capaz de llevar un vestuario enorme un lunes e irse de compras el martes como un jubilado más. Da igual el equipo, porque este deporte al más alto nivel y para mantenerse ahí arriba exige que una idea que te aparezca en la cabeza a las 3 de la mañana acabe en un folio o en una nota de voz inmediatamente para trabajarla al día siguiente. Todo eso lo tiene el Cholo y por lo tanto todo eso lo tiene como arma el Atlético de Madrid.

De hecho, las palabras de Simeone se pueden unir a otro anuncio famoso del Atlético. Fue justo en la previa de la primera final de la Europa League que ganaron al Fulham en 2010 y en él se hablaba de "soñar más fuerte" que los rivales para ganar el título europeo. Pues bien, los aficionados rojiblancos ya saben que cuentan con una ventaja importante en su arsenal. Mientras ellos sueñan más fuerte para seguir ganando, hay un persona, su entrenador, que si es necesario no duerme. Cholo, que estás loco tío. ¡Bendito enfermo!

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia