Menú
EDITORIAL

El PP alucinado

Si verdaderamente Rajoy no entiende es porque no ha querido entender. Se ha negado. Es más, ha castigado de una u otra manera a quien ha tratado de ilustrarle.

EDITORIAL
0

Se dice y se comenta que Mariano Rajoy no entiende por qué su PP no despega en las encuestas, por qué no calan sus logros entre la ciudadanía, por qué los suyos hacen maniobras raras.

Lo que no se entiende es su estupor, teniendo como tiene a su vera a Pedro Arriola, impagable –es un decir– zahorí que conoce al electorado español mejor que nadie. Él maneja todas las claves, mueve todos los hilos. Y si se le escapa alguno ya está ahí su mujer, la ilustre Celia Villalobos, para ponérselo a la mano. Villalobos, por otro lado, sabe perfectamente qué se cuece en el PP, donde sólo tienen palabras de elogio para ella, por su saber estar, su talante conciliador, el calado de sus ideas y su memorable trayectoria parlamentaria.

Bromas que no tienen maldita la gracia aparte, ese supuesto desconcierto de Rajoy casa a la perfección con la imagen que transmite de presidente alucinado, fuera de la realidad, de la que optó por apartarse con la insensata esperanza de que así los problemas se terminaran esfumando.

Si verdaderamente Rajoy no entiende es porque no ha querido entender. Se ha negado. Es más, ha castigado de una u otra manera a quien ha tratado de ilustrarle. ¿De verdad el presidente del Gobierno no sabe por qué tantos de sus votantes le han dado la espalda? Eso querría decir que no ha estado al cabo de la calle y no ha prestado atención a los medios de comunicación que no se han rebajado a degenerar en correas de transmisión de su impresentable aparato de propaganda. Eso le descalificaría automáticamente para seguir al frente del Gobierno y, por supuesto, para buscar la reelección.

¿Es Rajoy un caso único? No. Ni mucho menos. La plana mayor de su partido es igualmente responsable, anda igual de alucinada. Es el miedo a perder el poder lo que les está despertando, no el sincero proceso de rectificación y autocrítica que les llevaría de vuelta a esa realidad que durante tantos años han ignorado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot