Menú
EDITORIAL

Más Madrid revienta los planes del megalómano Iglesias

Sin Más Madrid, Iglesias puede, no ya fracasar, sino hacer el más clamoroso de los ridículos.

EDITORIAL
0

Es cierto que, si PP y Vox no lograran sumar mayoría absoluta en las elecciones regionales madrileñas del próximo 4 de mayo, Pablo Iglesias tendría relativamente fácil forzar al PSOE a que le entregase la Comunidad de Madrid a cambio del apoyo de Podemos al Ejecutivo de Pedro Sánchez. No menos cierto es que  también tendría bastante sencillo, desde la Presidencia madrileña, postularse nuevamente como salvador y líder nacional de Podemos una vez que Yolanda Díaz cargase con el fracaso que los sondeos pronostican a la formación de extrema izquierda en las elecciones generales.

Con todo, un plan a tan largo plazo puede estar impidiendo al megalómano capo comunista ver los tremendos obstáculos que se le presentan. Y es que, a diferencia de lo que sucedía hace dos años, ningún sondeo augura una victoria del PSOE en las elecciones madrileñas; de hecho, a lo que apuntan más bien es a una incluso cómoda mayoría absoluta de una alianza PP-Vox. Para colmo, la gran baza de Iglesias para ir a por la victoria, una coalición Podemos-Más Madrid, ha saltado por los aires este martes con las declaraciones tanto de la candidata de Más Madrid, la pistolera Mónica García, como de Íñigo Errejón, que con apenas veladas y más que justificadas acusaciones de machismo contra Iglesias han rechazado esa alianza, sin la que el socio de referencia de Pedro Sánchez puede no sólo fracasar sino hacer el más espantoso y merecido de los ridículos.

Evidentemente, todo es posible y el futuro no está escrito; pero Madrid bien puede ser la tumba política de este caudillo totalitario, machista y narcisista que tiene por referentes a semejantes como los tiranos Castro y sus secuaces venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Sea como fuere, Iglesias morirá matando. A este respecto, tanto Isabel Díaz Ayuso como Rocío Monasterio ya pueden ir preparándose para una campaña de difamación, odio e incluso violencia política como las que el propio Iglesias ha justificado en otras ocasiones con la excusa de la "lucha antifascista"; campaña que de hecho ha arrancado con un speech del podemarra, cargado de infamias contra la “derecha criminal”, en el que ha hablado de “delincuentes que reivindican la dictadura, que hacen apología del terrorismo de Estado, que promueven la violencia contra los migrantes, contra los homosexuales, contra las feministas y que hacen suyos a los militares que defienden fusilamientos de millones de rojos”. Ante tan indecentes patrañas vomitadas por un sujeto que ha estado a sueldo de dictadores terroristas homófobos asesinos de "rojos" como los ayatolás que detentan el poder en la República Islámica de Irán, casi resulta peccata minuta la inadmisible utilización de su despacho de vicepresidente para hacer ese nauseabundo anuncio electoral.

Así las cosas, Madrid tiene que ser la tumba del chavismo antiespañol de Podemos y el inicio de un gran entendimiento entre PP y Vox para desalojar del poder al infame Gobierno social-comunista de Sánchez y los esbirros de Iglesias.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot