Menú

Sánchez se atrinchera en la Moncloa

Sánchez puede destrozar España y dejar a los españoles sumidos en una crisis total; pero eso le da igual.

0

Hay quien considera que Pedro Sánchez ya tiene prácticamente pactados los Presupuestos con los nacionalistas vascos y catalanes; otros, en cambio, creen que el acuerdo es imposible por las demandas maximalistas de ERC y PDeCAT. En cuanto al propio Sánchez, se muestra convencido de que sacará adelante unas cuentas que ha pactado con Podemos y que, por supuesto, serían catastróficas para la economía española.

Pero, por si acaso, al mismo tiempo ha deslizado la posibilidad de prorrogar los Presupuestos actuales, elaborados, no se olvide, por ese PP que, a juicio del doctor Sánchez, era el culpable de todos los males de España.

Es ésta una partida de cartas jugada por truhanes sin escrúpulos. Truhanes que, por supuesto, no apuestan con su dinero sino con el de los contribuyentes.

Con Presupuestos o sin ellos, con una política u otra, con más apoyos o con menos, lo único claro es que Sánchez ha decidido permanecer en la Moncloa al costo que sea, sacrificando ministros o salvándolos según estime oportuno, pactando con los enemigos de España y desoyendo el clamor popular por la celebración de elecciones anticipadas.

Lejos queda aquella moción de censura en la que se comprometió a solucionar determinados problemas urgentes y, acto seguido, convocar elecciones. En lo que ha sido una de sus mayores mentiras, ese compromiso se ha convertido en obsesión con agotar la legislatura.

La insensatez de Sánchez puede convertir lo que quede de legislatura en una auténtica tortura que aparte al PSOE del poder durante años; pero eso no debe hacer menospreciar su gran objetivo: forzar los cambios sociales y políticos necesarios para que, tras haber okupado la Moncloa con una moción de censura legal pero indefectiblemente contaminada por el apoyo que le brindaron los golpistas y los proterroristas, no haya forma democrática de sacarlo de allí.

Sánchez puede destrozar España y dejar a los españoles sumidos en una crisis total; pero eso le da igual: tan obsesionado está por aferrarse al poder, que se diría que cree que incluso pegarse a los Reyes le puede ayudar a lograrlo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios