Menú

Exteriores

ORIENTE MEDIO

La partición de Irak es un hecho

Charles Krauthammer
La clase política de Washington tardó sus buenos seis meses en percatarse de un hecho sumamente significativo: en la provincia de Al Anbar, las tribus sunníes que antaño formaban en las filas de la insurgencia han vuelto sus armas contra Al Qaeda. De la misma manera, y como era previsible, en Washington aún no han asumido la realidad de que Irak se está escindiendo. Como tantas de las cosas que están sucediendo allí hoy día, la partición es un movimiento que viene de abajo, de la sociedad.
UN CASO CLARO DE DOBLE RASERO

Aguas por paz

Julián Schvindlerman
A finales del siglo XIX, concretamente entre 1879 y 1884, Perú y Bolivia se enfrentaron con Chile en la llamada Guerra del Pacífico. Como consecuencia de ese episodio bélico, Lima y La Paz perdieron su territorio costero sur y su salida al mar, respectivamente. Ciento veintitrés años después, los roces entre estas naciones siguen dando que hablar.
ORIENTE MEDIO

No a la partición de Irak

Stephen Schwartz
A instancias del demócrata Joseph Biden, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y del profesor de la Universidad George Washington Amitai Etzioni, el pasado 18 de junio tuvimos un encuentro unos cuantos "sospechosos habituales" en el debate sobre la guerra en Mesopotamia. El motivo era debatir el llamado Plan Z para Irak, que postula la "partición suave" del país y que cuenta con el respaldo del propio Biden.
VENEZUELA

Una regresión histórica

Aníbal Romero
El experimento social que está teniendo lugar en Venezuela constituye una regresión histórica, es decir, un salto hacia el pasado. Todos los planteamientos del llamado socialismo del siglo XXI se encuentran prefigurados, de manera mucho más elaborada y seria, en los escritos de los socialistas utópicos del siglo XIX, en las obras de autores como Owen, Fourier, Webb y Saint Simon, a quienes Federico Engels fustigó, pues le parecían fantasiosos.
IBEROAMÉRICA

Bolivia debe romper con los Estados Unidos

José Brechner
Hugo Chávez y Evo Morales (archivo).
La nueva orden de Chávez para su sumiso campesino boliviano es ésta: Bolivia debe romper con los Estados Unidos. Como las relaciones están en su nivel más bajo, Bolivia no tiene que hacer mucho para llegar al quiebre total.