Menú
Fray Josepho y Monsieur de Sans-Foy

La jugada del Moños: ¿acierto o error?

¿Es una estrategia genial cuyas claves se nos escapan o es una cagada monumental que supone el fin de su vida política?

Fray Josepho y Monsieur de Sans-Foy
0
¿Es una estrategia genial cuyas claves se nos escapan o es una cagada monumental que supone el fin de su vida política?
Libertad Digital

Abandonar la vicepresidencia del Gobierno de España y renunciar a su escaño en el Congreso para presentarse como candidato en una comunidad autónoma uniprovincial, sin muchas perspectivas de triunfo. Esta ha sido la última maniobra de Pablo Iglesias. Nuestros poetas están tan perplejos como ustedes, queridos lectores.

¿Es una estrategia genial cuyas claves se nos escapan o es una cagada monumental que supone el fin de su vida política?

La controversia está servida.

LE TIENE QUE SALIR MAL
por Monsieur de Sans-Foy

Le tiene que salir muy malamente
la argucia que pretende este tipejo.
Se tiene que dar duro y en la frente,
porque nos va el país y hasta el pellejo.

Mal puede pretender que es un acierto,
porque no va a ganar las elecciones.
Pero ¡ojo con quererle dar por muerto!,
que tiene la artimaña sus razones.

Se tira de cabeza a lo que sabe:
mentir y malmeter, sembrar cizaña;
que en la intoxicación está la clave
chavista para hacerse con España.

¿Qué tiene el roedor en su cuaderno?
Inflar la crispación hasta que estalle.
Podemos permanece en el Gobierno
y saca a los borrokas a la calle.

Le tiene que salir muy malamente,
le tiene que salir de puta pena.
Cagó el país de vicepresidente,
y fuera va a tirar de la cadena.

LE VA A SALIR BIEN
por Fray Josepho

Parece una cagada. Lo aparenta.
Un resbalón impropio de su estilo.
Pero, Mesié, repare y dese cuenta
de que no da puntada sin el hilo.

Barrunto que su ardid le va a dar juego.
El tiempo lo dirá. Se va a ver pronto.
Porque, Mesié, el Coletas, desde luego,
es malo. Malo, sí. Pero no tonto.

Las dos cosas las tiene: que es muy listo
y que su sed de mal jamás se sacia.
Por eso, de salirle lo previsto,
su éxito será nuestra desgracia.

No sé cuál es su plan ni cuál su objeto.
No sé si es un acierto o un error.
Pero es que, conociendo a este sujeto,
hay que temerse siempre lo peor.

Y si termina en pifia la jugada,
no lloraré por ello en absoluto.
Pero me chocaría tal cagada,
tratándose de un tipo tan astuto.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD