Menú

Ideas 18 de Diciembre de 2007

LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

La Tierra, una esfera hueca

Horacio Vázquez-Rial
Mientras se especula, con escasos fundamentos científicos, sobre el cambio climático, como si nuestro planeta, y hasta nuestra especie, nunca hubiese sufrido glaciaciones, y se acusa al hombre de promover el desastre al bañarse, ponerse desodorante, lavarse los dientes o afeitarse, nadie menciona un hecho que sí es indiscutible: estamos vaciando la esfera en cuya superficie vivimos.
LA LISTA MILLOY

Calentamiento global e hipocresía

Daniel Rodríguez Herrera
Steven Milloy ha publicado una jugosa lista con los diez casos más egregios de hipocresía ecologista que nos ha deparado el año. Por supuesto, la encabeza el telepredicador Al Gore, que vuela en jet privado –el medio de transporte que más CO2 emite– para decirle al mundo que consuma menos porque el apocalipsis climático se acerca. Por cierto, Milloy comenta que uno de los grandes culpables del brutal gasto energético en Villa Gore es la piscina climatizada: sólo calentar el agua de la susodicha sale por 500 dólares al mes.
ECONOMÍA

Solbes y Puxeu se ríen de los españoles

José María Rotellar
Al Gobierno socialista se le escapa de las manos la economía. La herencia recibida de los Gobiernos del PP, que Zapatero ha despilfarrado, pone a aquél ante el espejo de sus vergüenzas: los deberes que no ha hecho. Intenta mantener los resultados económicos como sea, pero el tren, averiado y sucio tras cuatro años sin revisiones (léase reformas), no avanza un solo metro más.
ECONOMÍA

El conejo y las propinas

Juan Ramón Rallo
Uno no sabe ya dónde meterse cuando los responsables de gestionar prácticamente el 40% de los recursos nacionales se suben al escenario para reflexionar, a modo de monólogo humorístico, sobre por qué suben los precios. La culpa, como antaño, vuelve a recaer sobre el pobre pollo y la hostelería; ya se sabe: si a los españoles nos gustaran más los conejos y no fuéramos tan manirrotos, el petróleo y las materias primas dejarían de subir ipso facto.
PENSAMIENTOS ALEATORIOS

Pistolas, escopetas y pontificadores ignaros

Thomas Sowell
Aquellos que han hecho del indignarse un estilo de vida –al parecer, son cada vez  más– sufren accesos de ira siempre que la policía abate a tiros a un criminal. Suele ser gente que no ha disparado un solo tiro, que jamás ha tenido que tomar en una fracción de segundo una decisión de la que podría depender su vida, o la de un semejante, pero que sin embargo está convencida de que los agentes del orden hacen un uso desproporcionado de la fuerza.