Menú
Javier Somalo

¿Cree que habría que echar a Iglesias de España?

Antes de la censura expresa y desacomplejada siempre llegan la desinformación, la ocultación y la manipulación. Son como el rayo y el trueno.

Javier Somalo

Censura, mucha censura. Y que los niños jueguen o se preparen para ir en verano y de uniforme a la montaña. Mentiras, muchas mentiras. Y que los abuelos mueran y no cuenten o que los sanitarios vistan EPIS que ya parecen mortajas.

Antes de la censura expresa y desacomplejada –oficial y por decreto– siempre llegan la desinformación, la ocultación y la manipulación. Son como el rayo y el trueno. Sólo hay que esperar para oír lo que ya se ha visto, que es la misma cosa.

Por ejemplo, ya no hay Portal de Transparencia, quedó anulado tras el decreto de estado de alarma. No se publican los contratos de Sanidad y eso es lo que permite seguir ocultando a quién se compró el material sanitario, como esos 640.000 test de "ganga". La Ley de Transparencia se ha velado por completo y nadie puede saber qué se compra, a quién y por cuánto para luchar contra la pandemia. Y además, se ocultan premeditadamente los datos reales de muertes y contagios aunque se tengan, y vaya si se tienen. El Estado ha echado la persiana como los bares pero de forma voluntaria.

Para mayor oprobio, en las ruedas de prensa diarias nos mienten con las dichosas curvas y aprovechan para dar salida a otras materias que deben de interpretar como connaturales a la pandemia como, por ejemplo, un teléfono de colaboración ciudadana para localizar proxenetas... En breve terminarán con una recomendación culinaria que podría cocinar allí mismo el pinche Simón con ayuda del chef Tezanos, gran experto en esferificación de mentiras sobre cama de bulos empanados. Tal es la dieta del confinamiento previa a las cartillas de Iglesias.

Y, por si todo ello fuera poco, aprobado general: vota PSOE, chaval. Nada mejor que hordas de analfabetos afiliados a un periódico –sólo a uno, que no habrá más– para ir a las urnas cuando se abran las jaulas, que algunos ya tendrán edad.

Todo son mentiras y manipulaciones… el rayo. Faltaba el trueno que nos confirma la tormenta, faltaba la censura explicita.

He aquí La Pregunta y las posibles respuestas, con sus porcentajes, ofrecidas por el neutral (o newtral) CIS de José Félix Tezanosmiembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE– el 20 de abril del año 2020, tras más de un mes de confinamiento:

¿Cree que en estos momentos habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree que hay que mantener libertad total para la difusión de noticias e informaciones?

-Cree que habría que restringir y controlar las informaciones, estableciendo sólo una fuente oficial de información. 66,7 %

-Cree que no debe restringirse ni prohibirse ningún tipo de información. 30,8 %

-No sabe, duda. 2,0 %

-No contesta. 0,5 %

(ABRIL 2020. Fuente: CIS)

Conclusiones (si es que cabe obtenerlas ante un golpe de Estado, vía demoscópica): hay un 30,8 % de fachas que merecen ser expulsados de la sociedad por tener la manía de buscar medios para informarse con "libertad total", bastantes menos que la suma de votantes de PP, Vox y Ciudadanos. Y hay un 66,7 % que desea una dictadura clásica como la cubana o la china, bastantes más que la suma de todos los votantes que Sánchez usó con engaños para llegar a La Moncloa. Conclusión final: si se cierran medios estaría avalado por las encuestas. Como diría el propio Iglesias: Alerta anticomunista. A falta de mascarillas, tapabocas.

Con la pregunta y las respuestas sobreimpresionadas en la pantalla, el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias respondió en La Sexta a la pregunta de Antonio García Ferreras, exonerado de momento de la Kristal Nacht:

Creo que todo el mundo en este país se ha dado cuenta de que determinados sectores de la ultraderecha mediática y política han normalizado la mentira, el bulo y el ataque sin escrúpulos como forma de hacer política y tratar de influir, y tú mismo [refiriéndose a Ferreras] lo estás sufriendo en las últimas horas. Creo que eso es una preocupación de la ciudadanía, y no solamente ha pasado en España, ha pasado en Brasil con Bolsonaro, ha pasado en Estado Unidos… y creo que todos los demócratas tenemos que estar comprometidos para que el bulo, el insulto, la mentira… para que esa ultraderecha mediática y política que atenta contra lo más sagrado de nuestra democracia no forme parte en ningún caso del futuro de nuestras sociedades, que se tienen que fundamentar en la defensa de lo común, del interés general, de la libertad informativa y de que los medios hagáis, pues lo que hacéis, que es controlar al poder.

Hay que oírle y verle para creerlo. Y hay que recordar cuando dijo aquello de que:

Un periódico que es propiedad de una empresa ataca, por su mera existencia, la libertad de expresión. Ataca la democracia (…) Lo que ataca la libertad de expresión es que la mayoría de los medios sean privados (...) donde hay propiedad privada hay corrupción.

(Pablo Iglesias ante las Juventudes Comunistas. Zaragoza el 1 de marzo de 2013)

Sirva todo, en cualquier caso, para deducir testimonio llegado el momento aunque no quieran publicarlo ni Pravda, ni el Granma, ni El Diario del Pueblo.

Cumplido el sueño del asalto a los cielos, vamos de la gran dictadura china de Xi Jinping a la aventajada España de Iglesias y Sánchez. No sabemos lo que sucedió con el coronavirus en China, aunque desde luego no murieron 3.342 personas ni cincuenta veces más. Pero el engaño recorrió el mundo y siguió matando. Y en algunos países como el nuestro se reproducen ambas cosas: engaño y muerte. Somos líderes indiscutibles. Ya sólo faltaba también la censura oficial y por decreto, como el propio confinamiento.

Pero si las preguntas no ofenden propongo a Tezanos una tan inocente como las suyas para la próxima entrega del CIS:

¿Cree usted que habría que echar a Iglesias (y a Tezanos) de España?

Y, por supuesto, entre las posibles respuestas –que tampoco han de ofender– habría que incluir:

-Cree que a ellos y a todo el Gobierno, pero después de pasar por la cárcel

Que hable el pueblo soberano al que jamás escandalizan las preguntas ni las respuestas cuando son "científicas". Pero de komite. Y mientras, muchas personas seguirán muriendo o conviviendo íntimamente con la muerte, envueltos en un chubasquero del "Gobierno de España".

En España

    Servicios