Menú
José Luis Roldán

La jeta impenetrable

Lo que me parece más indignante es su caradura, el descaro con que nos toman por tontos.

José Luis Roldán
0
Lo que me parece más indignante es su caradura, el descaro con que nos toman por tontos.

Es cosa común, marca de la casa, diríamos, entre los abundantes sectarios que pueblan la charca pútrida de la política patria, censurar en el adversario los vicios propios. De este modo, la Suprema de Triana ha acusado a Rajoy de "trampear con las leyes por intereses electorales", precisamente el día en que el mismísimo Tribunal de Cuentas reprobaba el perverso e ilegal electoralismo de la Junta de Andalucía. Pues, en efecto, en el año 2011, a unos meses de las elecciones generales y autonómicas, "en año electoral y en plena crisis económica" –en palabras del Tribunal de Cuentas-, vigente ya la ley que prohibía a las administraciones públicas ampliar las plantillas de personal, la Junta cebó su clientelar administración paralela con 1.300 nuevos enchufados; monstruo insaciable. Y todo ello, como ha advertido el Tribunal de Cuentas, hecho al modo en que la Junta suele hacer estas cosas; es decir, incumpliendo los requisitos legales en la selección y contratación del personal.

Y es que a su hipócrita locuacidad la Suprema suele unir el don de la inoportunidad; y más de un tiempo a esta parte. Desde que los barones de su partido ("unido, fuerte y reconocible, sin complejos", y no como "esa derecha desnortada y desquiciada, que va de bronca en bronca", dixit) se le declararon rendidos, se ha creído que es la campana de la catedral, y va por ahí dando campanazos. La cuestión es que, como carece de la solemne y cadenciosa gravedad de la campana, sus repiques evocan más bien los desacompasados cotorreos de una esquila de latón.

Con todo, lo que me parece aún más indignante, si cabe, es su caradura, el descaro con que nos toman por tontos. Ella y sus parasitarios socios de gobierno; como, por ejemplo, la Chica de la Bici -que va al trabajo en Audi 8-, que ha enchufado a más de 80 directivos, con abundancia de parientes (entre ellos, la niña de Willy Meyer, el Honesto, o el padre de la novia de..., de cine); claro que para ello ha contado con la aprobación del vicepresidente (no bisagra, tapa-unta) Diego el Butanero (título meramente honorífico, no se engañen), hoy don Diego Jabugo, que ha dicho que los numerosos nombramientos de parientes no se deben a política de consanguinidad sino a criterios técnicos y políticos. O sea, sistema de botín. ¡Qué desvergüenza!

Estos prendas no dejan de amamantar a los cachorros de su secta; 1.300 más en sólo un año, y ya suman más de 30.000. Parejamente, los empleos de funcionarios se han reducido en 17.000; de los cuales 2.000 en la administración de justicia, 4.000 en la sanidad y otros 4.000 en la educación secundaria obligatoria, lo que convierte Andaluzuela en la región con más recortes de todo el país. Eso sin contar con que es la única donde los empleados públicos aún padecen la injusta y draconiana expropiación de sueldos y derechos que perpetró Zapatero (auxiliado aquí por Griñán y la niña de sus ojos) en el año 2010. Y, por si no tuviésemos bastante, se manifiestan contra sí mismos ante las puertas del parlamento, en un magnífico alarde de insolencia, al grito de "¡No a los recortes!".

En la misma línea, mientras escribo esto, me alcanzan los rebuznos (sí, rebuznos; el respeto se gana con rectitud y ejemplo) de Soraya Rodríguez, portacoz del PSOE, y de José Luis Centella, secretario general del Partido Comunista, escandalizados porque el gobierno va a aprobar mediante decreto-ley un importante paquete normativo. Obviamente, a mí me parece grave cosa el abuso del decreto-ley; pero me parece peor que la crítica venga de los dos partidos que gobiernan Andalucía a golpe descarado de decreto-ley. Jamás he visto tanto desprecio a un parlamento. En dos años que llevan de gobierno, el bipartito socialcomunista ha aprobado más de 20 decretos-leyes, y una sola ley. ¡Y se atreven a hablar de caciquismo!

En verdad, tienen una jeta adamantina.

En España

    0
    comentarios

    Servicios