Menú
Ketty Garat

El tsunami que se avecina en el PSOE... y en el Gobierno

Mira si están difíciles las cosas, que la sociedad te echa en cara tu mandato... ¡en la oposición y no en el Gobierno!

Ketty Garat
0

Querido Pablo:

Me parece que los míos, a la hora de criticar a tu Fátima Báñez, encontrarán motivos de mucho más peso que los contratos de formación, como la visión virtual de que "España ya está saliendo de la crisis", o que pida "sensibilidad" a Iberia para aplicar la reforma laboral que ella misma llevó al Consejo de Ministros. Pero como está muy lejos de mi intención dar ideas al PSOE –aunque, por cierto, no se han cansado de recordarlo–, me centraré en esa advertencia sobre la condicionalidad electoral que tan preocupados tiene a Merkel y, al parecer, también a Rajoy.

No te falta razón en eso de que el final de año será movido. Yo apuesto que será más bien un tsunami. Y aunque en principio pensé que afectaría sólo al PSOE, la parte que te toca no es menor. En primer lugar, por eso que tanto advierten los míos y que retrata la forma de actuar de nuestro presidente (ese sí que es de los dos, aunque te pese compartirlo). El mantra "Primero las elecciones, después las decisiones" se plasmó tras las generales, las asturianas, las andaluzas, las gallegas, las vascas y, ahora, tras las catalanas. Cierto es que los míos no andan muy preocupados por un rescate que llegará entonces, así como la no revalorización de las pensiones y un nuevo paquete de ajustes (tal y como pide Bruselas en el informe que corrige sus previsiones).

Pero, hablando de Aznar, Botella. Tal parece que la alcaldesa de Madrid padece un síndrome similar al del Gobierno. Actúan tras la muerte de unas jóvenes y no antes. Cierto es que en Ferraz andan hinchados como pavos por el gol que han metido al Gobierno por su ley antideshaucios. Pero eso de convocar nuevas reuniones urgentes por el suicidio de un ciudadano me parece tan desproporcionado como cerrar edificios públicos que incumplían normativas porque haya muerto gente. Si la ley era abusiva y anacrónica, había que haberla cambiado antes; si el Madrid Arena no era seguro, no debió utilizarse hasta que lo fuera. Tintes populistas que distan mucho del manual del buen legislador, del que los míos seguramente no han oído ni hablar.

En lo que andan ocupados los socialistas es en prever las dimensiones de su propio tsunami interno tras la debacle catalana. Las encuestas bailan, pero desde el PSC siguen insistiendo en que serán segunda fuerza política y en que su erosión permitirá, con todo, un resultado digno. Pero nadie se lo cree. Los nervios están a flor de piel. ¿Te acuerdas de la tregua que Rubalcaba firmó con los críticos la semana pasada? Pues eso, ha durado sólo una semana. Cómo estarán las cosas para que esta misma semana Griñán dijera en un desayuno informativo, frente a su propio líder Rubalcaba: "El problema del PSOE no es de ideas sino de personas". Se metió en un jardín o en un charco que iba agrandando mientras se percataba de sus dimensiones. Hasta tal punto fue así, que me recordó a otros tiempos en los que nuestra inolvidable Maleni reconocía no filtrar porque hablaba más deprisa de lo que pensaba.

A Griñán le traicionó el subconsciente mientras la cara de Rubalcaba se tornaba de piedra y la de los críticos de fuego. Pese a que el presidente del PSOE no consideró urgente la convocatoria de primarias –¡qué iba a decir, ya en el charco!–, los críticos se abalanzaron sobre los medios para hacer quinielas, "no dormirse en los laureles", y fijarlas antes del verano, porque "ni el partido ni la sociedad nos van a dejar terminar nuestro mandato". Mira si están difíciles las cosas, que la sociedad te echa en cara tu mandato... ¡en la oposición y no en el Gobierno!

Pues sí, mi querido Pablo (que tú sí eres sólo mío –y de tu madre–), ve cogiendo aire para lo que nos queda. Yo sigo con mi foniatra, que me ayuda a respirar con el diafragma y hasta a gritar sin quedarme afónica. Me da a mí que en la Ejecutiva del 26 de noviembre (tras las elecciones catalanas), a lo mejor lo pongo ya en práctica.

Un beso,

Ketty 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD