Menú

Por un puñado de euros

13

 

Editorial del programa Sin Complejos del domingo 26/2/2012

Pontardulais es un pequeño pueblecillo de Gales con apenas 5000 habitantes y carente por completo de relevancia histórica. Tiene, eso sí, una gran tradición musical. El coro del pueblo es uno de los mejores del Reino Unido, habiendo intervenido en la grabación del famoso disco "El muro", de Pink Floyd.

La banda de música del pueblo, fundada a finales del siglo XIX, no es tan conocida como el coro, pero también tiene cierta fama y constituye una parte importante de la tradición local. El pueblo está orgulloso de su banda, en la que tocan muchos de sus vecinos.

El pasado año, tres ladrones irrumpieron por la noche en el local de la banda de música de Pontardulais, después de forzar la puerta blindada. Su objetivo era llevarse todos los instrumentos de metal que el local albergaba: las trompetas, los trombones, las tubas, las campanas tubulares, los cimbales, el enorme gong y varios otros instrumentos de percusión.

No se crean ustedes que es que los ladrones en cuestión eran amantes de la música: lo único que les interesaba era el metal. Igual les daba robar cable de cobre de las casas en construcción, que rieles de tren. Después de cargar los instrumentos en el VW Polo propiedad de uno de ellos, los ladrones llevaron su botín a un chatarrero de una localidad cercana, que los introdujo en su trituradora.

Los tres ladrones y el chatarrero consiguieron ser identificados y detenidos por la Policía, aunque la condena tampoco fue enorme: tan solo tres meses de prisión.

Pero lo verdaderamente asombroso de la historia es lo ridículo del episodio. Aquellos instrumentos que los ladrones habían sustraído tenían un valor en el mercado superior a los 21.000 euros, pero lo que los ladrones hicieron fue vendérselos al peso al chatarrero, que les pagó un total de 71 euros por el metal. Y el chatarrero, por su parte, tampoco tuvo reparo en reducir esos valiosos instrumentos a un amasijo, como si se tratara de cualquier lata vieja.

Esta semana ha tenido lugar la votación para elegir al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, puesto que el juez Javier Gómez Bermúdez venía desempeñando. En principio, Gómez Bermúdez no hubiera debido tener ningún problema para ser reelegido, puesto que lo apoyaban socialistas y nacionalistas, que cuentan con mayoría en el Consejo General del Poder Judicial. Sin embargo, dos de los vocales del denominado sector progresista rompieron la supuesta disciplina de voto, con lo que el candidato respaldado por el sector conservador, Fernando Grande-Marlaska, resultó finalmente elegido, por once votos contra nueve. De ese modo, Gómez Bermúdez, el superjuez, el presidente del tribunal del 11-M, se queda finalmente compuesto y sin sala.

Tuve la oportunidad de comer con Gómez Bermúdez un par de veces antes de que el juicio del 11-M comenzara. Me pareció un hombre inteligente, relativamente culto y con un sentido bastante desarrollado para las relaciones públicas. Saqué la sensación también de que era un hombre muy imprudente en sus comentarios acerca de sus compañeros jueces de la Audiencia Nacional, a los que ponía a bajar de un burro con un desparpajo bastante llamativo. Pero, por encima de todo, resultaba evidente que era un hombre extraordinariamente pagado de sí mismo, completamente convencido de que todas las personas con las que se relaciona son mucho menos inteligentes que él. Y enormemente vanidoso. Si hay alguien a quien Gómez Bermúdez admire es, sin lugar a dudas, el propio Gómez Bermúdez.

Hay quien le describe como una persona ambiciosa, pero no es verdad. La vanidad no es ambición. De hecho, la primera suele ser un obstáculo para la segunda.

A poca gente se le presenta una posibilidad de pasar a la Historia como la que Gómez Bermúdez tuvo en su mano. Hubiera podido ser recordado, si hubiera actuado como un buen juez, como la persona que hizo Justicia en el caso más importante de nuestra Historia democrática, pero desaprovechó clamorosamente la oportunidad que se le brindaba. Llevado de la ciega confianza en la inteligencia propia y en la estupidez ajena, pensó que podría engañar a todo el mundo durante todo el tiempo. Y ni se atrevió a santificar la falaz versión oficial de los atentados con un edificio jurídico intachable, ni se atrevió a buscar la verdad desmontando aquel sumario fraudulento. Con lo que, al final, dentro de unos pocos años nadie recordará a ese mal juez que fue capaz incluso de mentir a las víctimas de la masacre, prometiéndoles que los perjuros irían "caminito de Jerez".

Así pues, no es verdad que Gómez Bermúdez sea ambicioso. Alguien verdaderamente ambicioso no hubiera desaprovechado así la oportunidad que se le brindó de pasar a la Historia.

Lo peor de aquellos ladrones galeses que robaron los instrumentos de la banda de música de Pontardulais no es que fueran ladrones, sino su tremenda estupidez. Puestos a robar, hace falta ser idiota para vender al peso por 71 euros unos instrumentos que valen 300 veces más.

Con Gómez Bermúdez pasa lo mismo: lo peor no es que sea un juez capaz de emitir una sentencia clamorosamente injusta sobre la peor masacre terrorista que hemos sufrido. Lo verdaderamente asombroso es la estupidez de su acción.

Porque tomó en sus manos un caso que lo podría haber convertido en una auténtica referencia de la verdadera Justicia y lo dejó convertido en un amasijo retorcido de chatarra jurídica. Y todo para acabar siendo traicionado por algunos a los que quiso utilizar en su provecho y que terminaron utilizándolo a él.

13
comentarios
1 rmlf, día

Se dice que el muerto al hoyo y el vivo al chollo. El Sr Bermudez equivoco la profesión de Juez con la de enterrador, profesión más adecuada a su principal capacitación. Y ya tiene curriculum. Saludos.

2 Goblin77, día

Pues espero que se equivoque, don Luis, y que el juez Gómez Bermúdez pase a la historia y que todo el mundo lo recuerde precisamenete como el que prometió a las víctimas del 11-M que los perjuros irían caminito de Jerez. Más que nada, porque está demostrado que le fastidia que alguien se lo mencione. En el pecado lleva la penitencia. Bermúdez y "caminito de Jerez" son ya inseparables. Buscadlo en Google.

3 bigastr, día

D. Luis: Magnífico artículo y esclarecedora comparación. Lo más lamentable del juez Bermudez, no es que perdiera la oportunidad de impartir la Justicia que hubiera señalado a los verdaderos asesinos y a sus circunstanciales o voluntarios cómplices, sino que con su amañada sentencia hundió LA VERDAD y a la vez, la esperanza de las víctimas de los atentados. Su oportunista sentencia le pasará factura y, probablemente, el insomnio no deje su conciencia en paz. Se lo deseo porque es lo peor que le puede pasar.

4 josemp, día

muy acertado el paralelismo que describe, don Luis. Se ve que la vanidad en los tribunales abunda. Sólo resta una uestión, creo: “Una proposición para salvar la Monarquía de Juan Carlos I” en http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

5 Ostrask, día

Oído en la radio el día del nombramiento de Marlaska como nuevo presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional: Pregunta: Sr. Bermúdez, ¿es Vd. consciente de que va a pasar a la historia como el juez del juicio del 11-M? Respuesta: "Puede ser..."

6 carioca, día

El titular engañoso de El Mundo de hoy («La actuación de Manzano no es cosa juzgada»), me hizo picar ayer de noche como un imbécil y me alegré de la posición del nuevo fiscal porque hacía albergar esperanzas. Visto lo visto, ue “no cabe recuerso”, dice, vuelvo al punto de partida del primer post. Y qué ingenuidad la de Federico despidiendo cariñosamente al cowboy en su último progrma. Tanto Jon Forda para ponerse ahora de perfil. !Qué cinismo!: el asunto de Sánchez Manzano NO es cosa juzgada, pero como no cabe recurso damos por bueno de facto que es cosa juzgada. Una pirueta judicial signa de psar a la antología de lainfamia. 8-)

7 lesconil, día

Torres Dulce y el 11-M Lo que ha dicho exactamente Torres Dulce es: P.- ¿Ha estado de acuerdo en no recurrir el archivo de las diligencias sobre el ex comisario de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano por su actuación en el 11-M, pese a que la Fiscalía había rechazado que haya cosa juzgada? R.- Estoy de acuerdo y lo podemos explicar. La posición del fiscal del caso y de la Fiscalía de Madrid era agotar la investigación y rechazar que haya cosa juzgada. Tras el auto de archivo que dicta la Audiencia de Madrid, seguimos pensando y sigo pensando que es más que dudoso que haya cosa juzgada, porque lo que se vio en el Juzgado de Instrucción número 6 y lo que se ha investigado en el Juzgado número 43 no tienen los puntos de identificación ni subjetivos (respecto a las personas) ni objetivos (respecto a los hechos) para apreciar la cosa juzgada. Pero hemos estudiado, tanto la Fiscalía de Madrid como la del Supremo, la posibilidad de recurrir ese auto en casación y, desde nuestro de vista, no cabe interponer ese recurso. P.- En el asunto del 11-M, ¿hay flecos que merecen ser investigados o para el fiscal general es un tema cerrado? R.- El tema cerrado son los hechos declarados probados en firme. Cualquier otro hecho respecto al que se pusiera de manifiesto la necesidad de investigar el fiscal general está abierto a hacerlo.

8 belga197, día

Pero, ¿seguro que Torres-Dulce es fiscal? Mira que dice unas cosas raras. A ver si la entrevista era por teléfono y les ha metido un gol el Grupo Risa a los de El Mundo. Si uno lee la entrevista y el editorial da la impresión de que Torres-Dulce ha dado off the record una explicación más amplia. Que a pesar de todo es bastante absurda. Ya lo explicaré con tiempo.

9 Goblin77, día

lesconil, lo que se vio en el Juzgado de Instrucción número 6 y lo que se ha investigado en el Juzgado número 43 no tienen los puntos de identificación ni subjetivos (respecto a las personas) ni objetivos (respecto a los hechos) para apreciar la cosa juzgada Si de veras piensa esto el señor fiscal, claro que no tendría que interponer recurso contra el auto de archivo, sino denuncia por prevaricación contra los jueces que lo dictaron. Es obvio que el auto de archivo se dictó para parar una investigación molesta usando una argumentación peregrina. Pues que investigue el señor fiscal y averigüe por qué estos jueces consideran que hay cosa juzgada donde es evidente que no la hay. Hay que buscar pruebas y procesarlos en cuanto se se tenga algo contra ellos. Lamentarse no sirve de nada. Si el fiscal quisiera transmitir el mensaje de que la desaparición y alteración de pruebas del 11-M han de ser investigadas, tendría que ser lo más duro posible con estos jueces. La pregunta es si el fiscal quiere realmente transmitir ese mensaje o no.

10 yimenyi, día

Si Torres Dulce está en lo cierto, no nos queda otra que echarnos a la calle. No nos podemos quedar nada tranquilos con este bloqueo tan maquiavélicamente diseñado. Habrá que recurrir fuera de España para conseguir la justicia que se nos niega aquí. 11M-alditos canallas.

11 belga197, día

A ver. Lo que digo es que es absurdo que Torres Dulce diga que no cabe interponer recurso, cuando la propia AP en su auto indica esa posibilidad y cita la jurisprudencia que lo permite. Salvo que se esté refiriendo al sobreseimiento del juezgado nº 6, que ese sí que no es recurrible en casación. Pero desde el momento en el que afirma que no ve cosa juzgada y que ni los sujetos (en lo que no estoy de acuerdo porque me parece obvio que sí), ni los hechos son los mismos, nas da igual lo que haya ocurrido con esa primera denuncia/querella de AES. Por lo tanto habrá que interpretar el "no cabe recurso", no desde el punto de vista jurídico de la imposibilidad de recurrir, sino desde el punto de vista político de que "no conviene".

12 Lugoma, día

Podemos recoger el mensaje de Atónita en el hilo anterior y repetirlo una y otra vez en foros, Tweet, Facebook, blogs, y donde se tercie.... "A ver si alguien me saca de esta duda trascendente y de este resquemor que me corroe. ¿Por qué el Sumario del 11M, que dejó de ser SECRETO tras la celebración del juicio, no lo hacen PÚBLICO? ¿Qué temen?" Personalmente, poco más puedo/podemos hacer ahora mismo y se trata de no parar... Que corra por la red aprovechando además el octavo aniversario de la masacre, e incluso el cambio de gobierno...

13 robledal, día

Rodolfo Irago, voz del editorial de la SER de la jornada electoral del 11-M, Dircom del PSOE Pero no por ello deja de sorprender que el comunicado leído por Rodolfo Irago alardeara de que la cadena SER "se reafirma en toda la información ofrecida" y en lo de "siempre responsable y contrastada", porque hubo dos informaciones dadas que se acreditaron equivocadas. La dada la noche del 11 de marzo por Ana Terradillos apuntado la presencia de terroristas suicida en los trenes. Y la información dada por el propio Daniel Anido en la madrugada del día 13 de marzo insinuando que el Gobierno tenía el video de reivindicación del atentado desde la mañana del día 13. La investigación demostraría que en el atentado no hubo terroristas suicida y que el video de reivindicación no fue colocado hasta el mediodía, por lo que las informaciones no se correspondían a los hechos. Irago y Anido, absueltos de "revelación de secretos", un triunfo a la libertad de expresión Rodofo Irago fue condenado junto a Daniel Anido en 2009 acusado por un delito de revelación de secretos. La demanda había sido presentada por el Partido Popular de Madrid. http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2012/02/27/rodolfo-irago-psoe-alfredo-perez-rubalcaba-11m-cadena-ser-daniel-anido-ferreras-.shtml ATENCIÓN: NUEVO HILO DEL BLOG

Herramientas