Menú
Pedro de Tena

Ayuso y Olona o cómo sacar provecho de los enemigos

Isabel y Macarena se han topado con unos contrarios tan obtusos que han contribuido de manera decisiva a encumbrarlas.

Isabel y Macarena se han topado con unos contrarios tan obtusos que han contribuido de manera decisiva a encumbrarlas.
Isabel Díaz Ayuso y macarena Olona | Cordon Press

He dudado si calificar de "enemigos" a los mastuerzos y mastuerzas que han tratado de encabezar la campaña de anulación de las dos mujeres más brillantes del actual centro derecha español (con un recuerdo para la guadianesca Cayetana Álvarez de Toledo). De haber vivido Plutarco tal vez hubiera incluido un capítulo de sus Vidas Paralelas en el que recogiera las aventuras y andanzas de Isabel Díaz Ayuso y Macarena Olona. Pero, claro, el grecorromano vivió en una época de hombres ciega para el valor de las mujeres. Sin embargo, ese fino observador de costumbres sí escribió sobre el arte de beneficiarse de los enemigos, tratado que parecen haber leído ambas con extremo aprovechamiento.

Este pasado fin de semana Isabel Díaz Ayuso culminaba en Madrid uno de los triunfos políticos más sonados de la democracia española. Tras haber vencido por una amplia mayoría en las elecciones madrileñas de hace poco mas de un año, el dúo formado por sus enemigos internos. Pablo Casado y Teodoro García Egea inició una batalla contra ella que degeneró en guerra total y abierta con graves daños colaterales para el propio Partido Popular. Ya saben que aquel extraño y descomunal ataque a la política madrileña más popular de España terminó con ambos insensatos con sus carreras tiradas por la borda y su futuro huyendo por las alcantarillas. Ayer, Díaz Ayuso logró ser lo que debía ser, presidenta del PP de Madrid por méritos propios y absurdos ajenos, y recordó que, además de gestionar bien, hay que tener creencias y valores.

Esta semana pasada, Macarena Olona se ha visto agraciada con el don de unos enemigos sin dos dedos de frente que tratan de anular su empadronamiento administrativo en la localidad granadina de Salobreña con el fin de que no pueda ser candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía. No son los únicos porque PP y PSOE, a través de la cadena SER y de la COPE, andan formalizando debates políticos en los que se la margina descabelladamente, bien porque no asisten a ellos Moreno Bonilla ni Espadas, bien porque organizan debates dos a dos donde Olona es preterida y ninguneada. Sobre lo primero, sólo hay que señalar que hasta la policía local de Salobreña ha puesto en duda el procedimiento usado por la alcaldesa socialista para dar de baja a Olona del padrón municipal. Sobre lo segundo, subrayar qué ridículo es tratar de borrar de un plumazo a una candidata a la que las encuestas más valoradas dan ya 26 escaños, sólo diez menos que al PP y siete menos que al PSOE.

Plutarco escribió Obras Morales y de Costumbres, conocida como Moralia, y, casi al final de la misma, dedica un apartado a "cómo sacar provecho de los enemigos". En la política los amigos son necesarios, tanto como los enemigos, porque los afines pasan por alto los defectos y pueden ser motivo de desgracia. Por ello, los rivales son esenciales. Desde el punto de vista del ataque a los adversarios, Plutarco recuerda que la mejor manera de destruir a los antagonistas es no ser como ellos ni usar sus malas artes o repetir sus fechorías.

Pero añade algo relevante respecto a los ataques mezquinos que se reciben de ellos. Cierto es que la malicia, el engaño y la maquinación pueden ser necesarios contra los enemigos pero si uno no sabe librarse de tales métodos tras la batalla pueden ser procedimientos usados contra los propios amigos.

Además, cuando los enemigos son cortos de talla, hay que demostrar magnificencia y generosidad con ellos. En estas "vidas paralelas", ambas mujeres, Isabel y Macarena, se han topado con unos contrarios tan obtusos que han contribuido de manera decisiva a encumbrarlas. Lo de Madrid, ya se ha visto. Lo de Andalucía, está por ver, pero ya nadie duda de que la majadera izquierda andaluza con la parte del PP y Ciudadanos que corresponda, están convirtiendo a Olona en la protagonista (y mártir) principal de la campaña electoral y la están metamorfoseando en una Macarena tan famosa como la de los Del Río. O más. A enemigos así hay que cuidarlos.

(Por si fuera poco, el socialista Juan Espadas, "puñalitos" para quienes no le conceden peligro, pide dinero a los afiliados andaluces para su campaña sin recordar que su correligionario Juan Lanzas, el intermediario ugetista de los ERE, tenía dinero para "asar una vaca". ¿A quién mejor podría pedírselo?)

Temas

En Opinión

    0
    comentarios