Menú

Victimismo homosexualista / Etapas del separatismo / Clases sociales

48

Me comentan sobre una tertulia televisiva en la que alguien se refiere a la época de Franco, "cuando los homosexuales eran perseguidos y se les aplicaba la ley de Vagos y Maleantes".

Eso de ennegrecer los tiempos de Franco para, por comparación, hacer colar las fechorías de nuestro tiempo de descomposición de la democracia, es un recurso muy empleado. Pero vamos a aplicar un poco de lógica: ¿cuántos homosexuales había en tiempos de Franco? Seguramente una proporción más o menos como la actual, aunque menos visible. Más de un millón, desde luego. ¿Cuántos presos había en las cárceles? Resulta que en las cárceles había unas 15.000 personas al final del régimen y menos todavía diez años antes, es decir unas cinco o seis veces menos que ahora. Era una cifra también muy inferior a las de los países europeos occidentales (y también había bastantes menos policías, y no existían las policías privadas que hoy proliferan). ¿Cuántas de esas personas estaban encarceladas por ser homosexuales? Desde luego poquísimas, si es que alguna. Debe reconocerse, pues, que si los homosexuales eran tan ferozmente perseguidos, la eficacia de la persecución era ínfima. En realidad un homosexual no era encarcelado por serlo, sino por otras causas, como escándalo público, pederastia o similares. Había homosexuales notorios y conocidos en diversas profesiones de proyección pública, como las artísticas, y, desde luego, también en las demás. La homosexualidad no estaba bien vista, y suscitaba muchas bromas y chistes, pero en la inmensa mayoría de los casos la persecución no iba más lejos de ahí.

Un truco permanente de las ideologías es el victimismo, con el cual intentan paralizar la crítica a los dislates que suelen tratar de imponer: ¡ellos son las víctimas y tienen todo el derecho a una reparación sin límites! Por cierto, la Ley de Vagos y Maleantes no es franquista, sino republicana, propuesta o apoyada en las Cortes por el propio Azaña, en el verano de 1933.

-----------------------------------------

En Época:

TRES ETAPAS EN EL SEPARATISMO

Los separatismos cobraron alguna fuerza en Cataluña y Vascongadas a raíz del "desastre del 98". Partían de dos ideas clave: un racismo irrisorio, afirmando que vascos y catalanes constituían "razas superiores"; y, contradictoriamente, que esas "razas superiores" habían vivido siglos oprimidas por una raza claramente inferior, la española o la castellana, según preferencias, y que habían sido tan estúpidas como para no enterarse de la opresión que sufrían, y tan abyectas como para considerarse ellas mismas españolas. Afortunadamente, habían llegado los nacionalistas redentores para cambiar tan lamentable historia. Dentro de esas semejanzas había una diferencia: los nacionalistas vascos exigían la completa secesión y aislamiento con respecto a los inferiores y corruptores españoles, mientras que los nacionalistas catalanes, negaban a España, sustituida –también contradictoriamente— por un "Estado español" dominado por la atrasada Castilla, pero con posibilidad de que pasara a Cataluña la hegemonía, lo que sería muy bueno, aseguraban, para todos. Junto con este anacronismo medievalizante postulaban unos "països catalans" cuyo mero nombre ya indicaba el papel dirigente que se atribuían.

En el fondo, lo que les caracterizaba no era tanto una visión romántica (perfectamente inventada) de Cataluña o de las Vascongadas como el odio a España y a las libertades de la Restauración. No obstante, supieron parasitar bien aquellas libertades, hasta convertirse en uno de los factores principales del derrumbe del régimen liberal, en concomitancia con el pistolerismo anarquista y la demagogia del PSOE. Aun observando lo absurdo de tales planteamientos y su bajo nivel intelectual, los separatismos no dejaban de ser una corriente de pensamiento, que tuvo la fortuna de no haber encontrado una adecuada elaboración intelectual y propaganda contrarias. En 1923, los nacionalistas vascos, catalanes y gallegos habían unido sus fuerzas para lanzarse a la acción armada contra España, plan que frustró la dictadura de Primo de Rivera, bajo la cual aquellos permanecieron, por lo general, muy mansos.

Volvieron a la ofensiva durante la república, de cuya inestabilidad y fracaso fueron otra vez promotores, en alianza con el radicalismo marxista del PSOE y el anarquismo. Los separatistas vascos y catalanes, aliados con los socialistas, organizaron la desestabilización violenta de la república, como he documentado en varios libros. De ahí resultó finalmente la guerra civil y la dictadura de Franco, bajo la cual los nacionalismos prácticamente desaparecieron, con la tardía excepción del terrorismo etarra.

Y en el actual régimen de libertades han vuelto a cumplir un papel desestabilizador, antiespañol y antidemocrático, que, también en alianza con el PSOE y el terrorismo, está dinamitando la pasable convivencia nacional en paz y libertad conseguida en la transición. Su último avance ha sido el famoso estatut, que no es de autonomía, sino de estado asociado, abiertamente anticonstitucional, ilegal por tanto, que deslegitima a sus autores: el gobierno y los políticos autores del engendro, así como el Tribunal anticonstitucional y antiespañol encubridor del delito.

¿Qué hacer ante esta tercera ofensiva del separatismo? En circunstancias normales, la oposición la habría frenado, pero la oposición ha sido a su vez deshecha por Rajoy y su grupo, colaboradores de la balcanización de España: en vez de mirar al pasado y aprender sus lecciones, "miran al futuro", para repetir errores pasados. Vivimos, pues, en estado de ilegitimidad, ante la que solo cabe la rebelión cívica. De modo casi espontáneo, ese espíritu se manifestó desde el 11-m, pero Rajoy lo ha conducido a la nada. Ahora solo queda promoverla al margen de los actuales políticos. O eso, o asistir impotentes y quejumbrosos al proceso de descomposición de la nación y la democracia españolas.

------------------------------------------------------

****Señor Moa: deja usted bien en claro, punto por punto, que Marx traiciona su propia concepción del valor trabajo y que la base misma de su pensamiento es incoherente. Como usted ha señalado, pero sin extenderse, para Marx, el mercado reflejaría de forma distorsionada, aunque globalmente adecuada, el contenido en valor de las mercancías. Pero las objeciones a Marx, que parecen tan fuertes y claras cuando analizamos lo que ocurre a pequeña escala, resultan más difíciles cuando acudimos a la gran escala, a la economía de un país en conjunto, por ejemplo. Esta puede medirse por el valor adjudicado al total de la producción, o bien por la renta generada para las personas. La renta nacional, entonces, reflejaría dos cosas: lo que cobra la gente por su trabajo en forma de salarios u otras remuneraciones, y la explotación de la mayoría por la minoría, manifestada en las diferencias de renta. ¿Cómo analiza usted eso? R. C. G.

 ****Resumiendo al máximo la crítica a la ley del descenso de la tasa de ganancia: Marx es infiel a su propia teoría al introducir "C" como un elemento especial del valor de las mercancías, cuando "C",  medida en valor, no es más que una suma de V + Pl. Una vez entendida esta incoherencia, todo lo demás cae de su peso. Y finalmente el valor trabajo, por su propia definición, no puede medir nada. Ahora bien, lo evidentemente falso en el análisis del detalle, ¿pasa a ser cierto en la globalidad de la economía? Es imposible.

Para Marx, la cosa es básicamente simple: están los ingresos de quienes producen las mercancías, y los ingresos de los explotadores (la plusvalía). Pero es imposible medir la economía de un país sobre esa base, aparte de que existe una gran variedad de ingresos, oficios, trabajos, etc., y muchos de ellos no producen ninguna mercancía palpable, sino servicios invisibles. Según Marx existían dos clases esenciales, la de los propietarios de los medios de producción, o capitalistas, y la de los trabajadores que realmente crearían la riqueza, los proletarios. La primera se dividiría a su vez entre el gran capital y los pequeño- burgueses, estos últimos en vías de extinción como tales debido a la tendencia del capital a concentrarse y a proletarizar la sociedad. Pero los proletarios no crean la riqueza, aunque contribuyan a ella. Mil proletarios no crean una empresa, que surge normalmente por la iniciativa de algún empresario, y los capitalistas, salvo excepciones, trabajan igualmente, aunque no lo hagan de modo directamente físico, pues de otro modo se arruinarían: el trabajo manual no rendiría nada si no es orientado por la planificación adecuada, el riesgo y las decisiones del empresario (hay formas cooperativas de producción, pero en general han tenido poco éxito y en ningún país han formado la base de la economía. Pero teóricamente debería imponerse sobre cualquier otro sistema, ya que eliminaría  la plusvalía y permitiría producir más barato y sin explotación ). El negocio consiste en mucho más que "explotar" a los obreros, y puede venirse abajo por muchas causas.

Dicho de otro modo: las empresas no son entes preexistentes de las que se apoderan por las buenas los capitalistas. Casi toda la seudomoral de las ideologías se basa en esta concepción: "todo era de todos y todos éramos iguales hasta que a algunos sinvergüenzas les dio por apropiarse de lo común", como venía a decir Proudhon. Lo veíamos en el caso del feminismo, que pretende que la mujer ha sido relegada de los oficios y tareas "reservadas" para al hombre, cuando estas han sido creadas precisamente por la actividad del varón. Si observamos el conjunto de la economía de un país no encontramos esa división en clases, sino un amplio abanico de rentas y de posiciones económicas, y esas diferencias no vienen determinadas por la explotación de unos por otros. La explotación y otros abusos existen, claro, en todas las  relaciones sociales, pero no son la base explicativa de la economía y la sociedad en general.

****El destacado falangista Vicente Cebrián, recién finado, pudo perfectamente haber sido perseguido por el prevaricador y falsario Garzón, amigo de su hijo Juan Luis, el del Chafardero Indomable Entre padre e hijo media una enorme distancia moral. A favor del primero.

48
comentarios
1 kufisto, día

El rollo gay es típico, natural, débil, humano...demasiado humano. Ahora, por lo visto, todo el mundo es gay, o sea, maricón. Bien, vale, Grecia fué básicamente homosexual, Alejandro le daba a los dos palos, César el marido de todas las mujeres y la mujer de todos los hombres, Napoleón la tenía pequeña y lo que de verdad le gustaba era guerrear y tal... Unos dicen que es de nacimiento, otros por estar hartos de hacérselo con mujeres, otros por vicio...no sé, cada uno hace lo que puede, a mí me gustan las mujeres, algunas mujeres, pero lo que cada cual haga en la cama me resulta indiferente, me da igual mientras no me agobies. Y eso es lo que está haciendo el "lobby" gay y feminazi. Un colega mío estuvo por los madriles el día del orgullo, una despedida de soltero y tal...fueron pá Chueca y eso, buen rollo, no pasa ná, la "disco" está guay, vale, bien...llegan y los únicos heteros de las miles de personas que por allí andaban eran ellos, o eso les parecía...mi colega que va al water, se pone a mear y un cacho carne anabolizado se le pone al lao a mirarle la minga: - "¡Qué haces, tío!" - "Déjame que te la chupe." Hostión y puerta. - "Vámonos" - "¿Por qué?" - "Acabo de reventarle las narices a un maricón en el water. Vámonos" Es lo que pasa cuando uno llama a la puerta equivocada. Me recuerda la anécdota que cuenta Buñuel en sus memorias. Estamos en Méjico. Uno que anda buscando un sitio. Llama a una puerta. Sale un tío. "Hola, buenos días, ¿es aquí ...?" "No". El notas se va, sigue buscando el sitio y no lo encuentra. Vuelve a la casa que será su tumba. "Perdone, pero ¿seguro que no es aquí?" "Espere un momento". El dueño de la casa pasa para dentro, coge una pistola y le pega un tiro al gilipollas. Al día siguiente los periódicos titulaban la noticia: "LO MATARON POR PREGUNTÓN", como dándole la razón al asesino. Y es que en esta vida lo peor que se puede ser es un "pesao".

2 Vendeano, día

Menos si eres nacionalista. Entonces si que es bueno ser canso, como en el chiste: "Juanico al cura, al verle la cartera: - ¡ay, que carterica de piel más maja, señor cura! - si, si... - ¡ay, pero que maja es esa carterica, señor cura! - ya, ya... - ¡ay, señor cura...! Al cabo del rato, Juanico tiene su cartera. Unos dias más tarde, en el confesionario... - señor cura... - ¿qué, maña? - que mi novio me pide que hagamos cosicas... - ¿y tú qué le dices, hija? - ¡que nada hasta el matrimonio, padre! - muy bien, hija: ¡tú, resiste! - pero es que mi novio es muy canso, padre... - nada, tú resiste, resiste, hija - es que no sabe usted lo canso que es mi novio... - nada, resiste. ¿Cómo se llama tu novio? - es el Juanico, padre - ¿el Juanico...? ¡Date por j.dida, hija!" La chica es la nación española. Juanico son los nacionalistas, tan cansos... (lo intentan una y otra vez). Y el reputado como "padre" sin serlo es el "Padre Putativo", o sea, el P.P., que en vez de defender a la hija la "da por j.dida"

3 manuelp, día

La renta nacional, entonces, reflejaría dos cosas: lo que cobra la gente por su trabajo en forma de salarios u otras remuneraciones, y la explotación de la mayoría por la minoría, manifestada en las diferencias de renta. ¿Cómo analiza usted eso? R. C. G. A lo que Moa contesta que: Marx es infiel a su propia teoría al introducir "C" como un elemento especial del valor de las mercancías, cuando "C", medida en valor, no es más que una suma de V + Pl. Pues, me temo, que con esa respuesta, le está dando la razón a R.C.G., pues si sólo existen salarios y beneficios, la renta nacional es, efectivamente un reflejo de lo que dice él. Ya en las opiniones de Fabricio- me parece que era-, de los "Diálogos pastoriles" me pareció que Moa adoptaba la teoría Keynesiana- que es un desarrollo del marxismo- de la producción de mercancías. El mercado está obligado a absorber toda la producción independientemente de si esta es deseada o no por el consumidor. No importa qué cantidad se produzca, qué precios se pidan, qué cualidades tenga el producto o cuáles sean los costes incurridos para obtenerla. El consumidor debe comprarlo todo, al precio de coste como mínimo y además le debe gustar. http://www.liberalismo.org/articulo/383/32/marx/keynes/paralelismos/siniestros/

4 manuelp, día

# 2 Vendeano ¿Es usted "ribero"?, me refiero de la ribera del Ebro en las zonas de la Rioja ó Navarra. Se lo pregunto por que "canso" es una palabra típica de allí. A mi me lo decía mi prima riojana, por parte de madre, cuando ibamos de vacaciones y me ponía a pellizcarla los brazos (con diez añitos ó así).

5 jav1356, día

Trascribo un comentario que he puesto en la columna de José Mª Marco. Sr. Marco, francamente, no entiendo una respuesta tan airada a las opiniones de Moa, que son especialmente matizadas y en absoluto merecen la descalificación en bloque que Vd. le propina. Si estar afectiva y políticamente en contra de lo que el "orgullo gay" representa y hace desfilar por las calles, es ser "homofobo", yo lo soy (vera, creo que Vd. también, no le pega eso de las carrozas). Si oponerse a la pretensión de que la "homosexualidad militante" es un tipo de paradigma social, moral, estético, que por ejemplo puede ser promovido en las escuelas, es ser "homofobo", yo también lo soy. Si es "homofobia" estar harto de que cada vez que uno dedica más de diez minutos a ver una serie de televisión, aparece alguien que proclama su homosexualidad, como si esa condición fuese la del treinta por ciento de la sociedad, entonces yo, junto con el señor Moa, también soy "homofobo". Pero es que eso es lo que significa ser "homófobo" en una cultura influenciada, incluso en este caso determinada, militantemente por estos grupos gays que ciertamente merecen el calificativo de mafias rosas. Y estar contra eso no tiene nada que ver con tolerancia, respeto a los demás, o maniqueismo moral; porque ese respeto lo merecen lo mismo los homosexuales que yo o el Sr. Moa. Yo no sé cuánto respeta el Sr. Moa a los homosexuales. Me atrevo a decir que bastante, porque la vida le ha llevado por sendas difíciles y probablemente enseñado que solo de Dios son los juicios, y que estos son siempre benévolos y misericordiosos. Pero Vd. no ha respetado al Sr. Moa al convertir en descalificación su desacuerdo con él.

6 egarense, día

Yo estoy en contra de cortar las calles para cualquier festejo que se les ocurra a la gente, con excepciones puntuales. Me parece que la calzada es para los coches, y el que quiera celebrar algo hay espacios más acordes para ello.

7 Vendeano, día

# 4 manuelp Ja ja, es que el chiste es del Sr. Tomás o de Marianico el Corto, no recuerdo. Bueno, también será que soy de Zaragoza. Al hilo de lo que dice don Pío de que los hombres han creado esas opciones de las que ahora nos beneficiamos todos para que encima digan que discriminamos, ¿habéis leído el artículo del japonés que ha creado ese conversor multilingüe? http://www.libertaddigital.com/internet/worldjumper-un-foro-de-discusion-entre-hablantes-de-once-idiomas-1276397006/ Lo que yo digo: ¿cuántas mujeres hay que se la jueguen así sin red por una idea de ese tipo, que exige abandonar el trabajo y dedicarle trece horas diarias hasta conseguirlo? No pretendo haber sacado aún ninguna conclusión clara al respecto (no reprocho nada a las mujeres, yo mismo soy incapaz de hacer lo que ha hecho este tipo), pero lo digo porque hay quien cree que no hay diferencias hombre-mujer. Incluso una carguillo europea deploró "la falta de igualdad de género en el campo de la informática". # 5 jav356 Mi comentario al artículo del Sr. Marco: "Don Jose María, le he seguido siempre, he leído sus libros y está Vd. entre mis articulistas preferidos de LD, aunque ahora se prodigue menos. Hoy creo que, como dice payne, se ha excedido en dureza con Moa. Don Pío deja claro que distingue entre homosexual y quien utiliza esa condición para beneficiarse, para lo cual hace ostentación de ella y ofende a los demás. Es la misma diferencia que hay entre una mujer y una "feminista" (entendiendo esta como la que pretende discriminación "positiva"), entre un obrero y un comunista (que se arroga su defensa siendo realmente su verdugo) o entre un catalán y un catalufo (usando el término de Moa para aquellos que pretenden "hecho diferencial"). Hay una opinión de don Pío que si que puede ser discutible, y es que llama a la condición homosexual "desgracia", igual que sería desgracia ser calvo, como don Pío, o cualquier otra condición que pueda considerarse "desventajosa socialmente". Pero es discutible que ser calvo sea siempre desventajoso, muchas veces proporciona apostura, autoridad y atractivo, no hay mas que ver a don Gabriel Albiac. Ya quisiera yo tener la mente, el valor y la dignidad de don Pío y el encanto y el verbo de don Gabriel. Mas que desgracia, y en desacuerdo con Moa, creo que no pasa de "condición", y ese condicionante puede resultar en positivo o negativo según el resto de las circunstancias y del resto de nuestra personalidad y de como la afrontemos. (Nota: todo esto hablando del individuo. Si consideramos la sociedad, tampoco está claro que la abundancia de homosexuales sea una desgracia para ese grupo humano. No hay mas que ver el monacato, y lo ventajoso que fué, y la renovación social que proporciona a la Iglesia el celibato, que evita la perpetuación de una clase sacerdotal. Evolutivamente, parece que es ventajoso que haya abuelas menopaúsicas que cuiden a los nietos y hombres célibes que se dediquen a ser fértiles en el mundo de las ideas, es bueno para el grupo) ¡No vayan a mosquearse Vds. ahora por fruslerías, don Jose María, que nos falta unidad en la lucha contra "los socialistas de todos los partidos"! Estamos del mismo lado, compartimos una visión liberal compensada por más o menos conservadurismo, dificil equilibrio entre la libertad individual a todo trance y las necesarias limitaciones debidas a nuestra condición de seres sociales; Respetamos las soluciones tradicionales, aquilatadas y de gran equilibrio, y a la vez protegemos la libertad última del individuo de responder sólo ante sí mismo, abriendo así nuevos caminos que otros podrán seguir. Ambas cosas necesarias en una sociedad abierta, con capacidad de evolucionar pero también de ser viable. Don Jose María, estos debates son muy necesarios. Nos gustaría oir su voz aquí más a menudo."

8 pedromar, día

"Pero las objeciones a Marx, que parecen tan fuertes y claras cuando analizamos lo que ocurre a pequeña escala, resultan más difíciles cuando acudimos a la gran escala, a la economía de un país en conjunto, por ejemplo. Esta puede medirse por el valor adjudicado al total de la producción, o bien por la renta generada para las personas. La renta nacional, entonces, reflejaría dos cosas: lo que cobra la gente por su trabajo en forma de salarios u otras remuneraciones, y la explotación de la mayoría por la minoría, manifestada en las diferencias de renta. ¿Cómo analiza usted eso?" Es decir: el PIB total sería el total del valor de la producción. El PIB per cápita la equidad deseable en la distribución de ese valor. Y la distribución real de esa renta (las diferencias de renta entre unos hombres y otros) el incumplimiento de esa equidad. Hoy más que nunca la ley de supervivencia la dicta el mercado, al margen de las relaciones humanas en el sistema productivo. Hay autónomos (empresarios, en definitiva), que ganan mucho menos que muchos asalariados, y no hace falta comparar al tendero con el ejecutivo de una multinacional, es suficiente comparar al tendero con su vecino, que es soldador tubero, por ejemplo. Y que trabajan muchas más horas, caso por ejemplo de los autónomos en la hostelería, donde es frecuente que la mayor parte de los beneficios se los quede el banco, que es el verdadero dueño de su empresa hasta que el autónomo devuelva todo el préstamo. En tiempos de Marx ocurría algo parecido a lo de hoy, aunque no de manera tan visible. Así, un ingeniero a sueldo ganaba mucho más que un carpintero autónomo y subcontratado. Además, ¿por qué Marx prescindía de aquellos trabajadores que no añadían valor a la mercancía, por ejemplo transportistas asalariados? Pues porque rompían su esquema de plusvalía, dado que un carretero no transforma nada. Un obrero de una manufactura se ve obligado a multiplicar su capacidad de trabajo, quedándose el patrón con parte de ese trabajo desarrollado por encima de la capacidad de trabajo necesaria, llamando a esto plusvalía, que está incorporada en la mercancía que el obrero ha producido. ¿Y un carretero, que no es más que un asalariado del sector servicios, y con frecuencia tan explotado o más que un obrero o un minero? ¿Acaso un carretero asalariado no hace horas de más, y de las que se apropia el patrón? ¿Y dónde se ven reflejadas? En la relación contable costes / beneficios, pero no en la relación capacidad de trabajo / plusvalía. No he leído El Capital, pero no sé por qué sospecho que los transportes, como servicios que son, no cuentan para Marx como infraestructura real, es decir: que si no hay mercancías manufacturadas no hay transporte. Un subterfugio, claro. Todo parece indicar que Marx desvió todo el estudio de la economía al concepto de valor porque ahí era imposible cuantificar nada, de ese modo le resultaba más fácil colar su doctrina. Si se hubiese limitado a una valoración en precios tendría que hablar de costes y beneficios y prescindir de la plusvalía, y fácilmente eso derivaría en un pensamiento mercantilista que predicase el que los obreros se transformaran en autónomos, cooperativistas o empresarios, algo que Marx desechaba, puesto que su obsesión parece estar en tratar de averiguar cuánto valen realmente las cosas, y cuánto valen prescindiendo del mercado, puesto que el mercado era el mal a erradicar. Como no podía valorar al margen del mercado introdujo la capacidad de trabajo y la plusvalía, conceptos que parecen creados ad hoc para sostener su doctrina. Por eso el otro día dividí dos tipos de valor: el que está en las mercancías, y el que está en el dinero, que a su vez no deja de ser una mercancía (el oro), o una cédula que representa una mercancía, fácil de imaginar cuando el dinero seguía el patrón oro. Con un añadido: quien cambia dinero por un bien inmueble conserva este, aunque sometido al mercado inmobiliario, pero también quien cambia el inmueble por dinero está sometido al mercado monetario. http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/cuestiones-sobre-nueva-historia-de-espana-religion-y-economia-6606/#com1045380 Si la renta la medimos en dinero, efectivamente no está distribuida equitativamente, pero si la medimos en bienes y trabajo aplicado, la disparidad no es tan grande. Es más, por lo general, un empresario (no un rentista) dedica más horas de trabajo a su empresa que sus propios asalariados, y con frecuencia esa diferencia de estatus se refleja tan solo en un coche de alta gama, una casa más grande y más coños receptivos, pero poco más. (Sí, los hijos de los ricos son más guapos que los de los pobres, y se debe al hecho de que las mujeres de los ricos siempre son más guapas que los de los pobres. Y si no siempre, casi siempre. Cuando los matrimonios eran políticos no se producía esa disparidad, todo lo contrario, miren la cara de los austrias y de los borbones). Más bien es el prestigio o la satisfacción de hacer aquello que otros no son capaces de realizar lo que empuja al empresario a trabajar y a acumular capital, de la misma manera que un futbolista compite en esa ridícula manía de darle patadas a un balón por el solo hecho de ganar prestigio, de jugar mejor que los rivales, ya que la mayoría de quienes juegan al fútbol no son ricos. Y aquí entraríamos en cuestiones de principios éticos, morales, imposiciones genéticas de la psicología humana y animal, etc. En el neolítico no había ricos ni pobres, pero el rango social existía, solo que se medía compitiendo de otra manera. ¿Es el capitalismo, como el fútbol, una lucha simbólica entre los hombres? Totalmente, aunque sería un reduccionismo inadmisible tratar de explicar la economía y las relaciones sociales exclusivamente desde esos principios. De ser así, a los calvotelos que en el mundo son habría que cederles por derecho propio tanto el Olimpo como los altares de los templos. ¡Lo que nos faltaba! Y en ello están, no hay más que ver cómo razonan los redactores de los medios y la gente común, dado que hoy el chisme se ha convertido en un concepto con categoría científica y el psicologismo en una explicación total del espíritu humano. De hecho la gente ha sustituido al cura confesor por el retejador o matamolleras de turno.

9 solano, día

Estatuto porcentual Supongamos, y solo supongamos, que cualquiera de los lectores se somete a un chequeo médico completo : Le miran, le escanean, le radiografían, le pinchan de varias formas y en varios lugares, le analizan sangre y otros fluidos, le endoscopean, le cateterean, le bombardean con ondas atómicas: días o semanas de pruebas exhaustivas. Finalmente, tras cobrarle un Congo y entregarle un buen paquete de folios muy bien encarpetados, el médico director del chequeo le proporciona el siguiente resumen verbal: “Tengo la satisfacción de comunicarle que el 98’3 por ciento de su volumen corporal, estimado usuario, presenta un excelente estado de salud, con elementos patológicos y mórbidos limitados sólo al 1’7 por ciento de su volumen. Enhorabuena, le agradecemos que haya acudido a nosotros y esperamos verle de nuevo a bordo de nuestras modernas instalaciones”. En caso así, llegaríamos a la conclusión de que el doctor,o equipo de doctores, estaba sufriendo un caso de obnubilación, de etiología bastante imprecisa, y acudiríamos de inmediato a una segunda opinión, o a las que hubiere menester. Pero ahora están de moda los porcentajes para todo. Por ejemplo, para los deportes: rebotes, asistencias, tapones, canastas (en baloncesto); aces, errores propios, dobles faltas, etc. (en tenis); posesión del balón en fútbol. Y así sucesivamente. Ése ha debido ser el motor intelectual que ha impulsado a D. Francisco Caamaño, Ministro de Justicia , a superar las primeras valoraciones cuantitativas. Porque Caamaño ha dicho que la sentencia sobre el “Estatut” catalán, "viene a constatar que es casi plenamente constitucional en un 98 o 99%". "De un texto con cerca de 39.000 palabras y aprobado por las Cortes, el PP impugnó algo más de 16.000, y el TC dice que no hay más que 350 que merezcan algún reproche". Para el ilustre jurista, tal parece que un texto – sea legal o pseudolegal, cual es el caso – tiene la consideración de objeto mensurable, de algo que posee dimensiones, no solo en el plano del papel en que está escrito, sino en el espacio euclidiano de aquellos a quienes afecta. Lo que no está muy claro es la categoría que sirve de base de cálculo para el porcentaje en cuestión, ni el sistema de medidas en se apoya tal consideración porcentual. Porque un texto legal – o ilegal – no puede ser sometido a comparación con ninguno de los sistemas de pesas y medidas actualmente en vigor. Hasta ahora, que uno sepa, nadie puede ser acusado de haber cometido un 83% de un asesinato o el 44% de una estafa. O de haber incumplido un 99% de una infracción de tráfico. Claro está que si enfocamos la cuestión del porcentaje desde otro punto de vista, y con el retorcimiento mental adecuado al caso, podemos concluir que si de un texto legal o ilegal – de, pongamos por caso, 100 artículos, se rechazan o se rectifican 20, podemos considerar que dicho texto es legal – o legal – en un 80%, secundum Caamaño. Y para rematar la faena, en plan matemático macarrónico y cuasi pitagórico, se me ocurre enunciar su famosos teorema, adaptado a las circunstancias del caso: El cuadrado de la Constitución es igual a la suma de los cuadrados de los catetos que la quebrantan. Que resulta haberlos, y no en número escaso, precisamente. Como decían en tiempos de los romanos: Nescencia nocet – la ignorancia mata.

10 OJ, día

[ Plantear el debate en términos jurídicos y comparativos ] Desconozco en absoluto el aspecto documental de los presos a los que hace referencia MOA. Tampoco distingo muy bien lo que son victimismos frente a la confrontación de hechos. Pero tratándose de este tema, habría que hacer una aproximación en términos jurídico-penales. Por de pronto, creo poder hacer una matización: En efecto, el Código Penal de 1932 se completó con la Ley de vagos y maleantes, de 4 de agosto de 1933, que satisfacía los deseos del Gobierno de tener en sus manos un repertorio de medios para la lucha contra los estados de peligrosidad predelictual y posdelictual. Pero, ¿nos estamos refiriendo a ésta, a la misma tras la reforma de 1954, o la ley que la sustituyó, 16/1970, de 4 de agosto, titulada de "peligrosidad y rehabilitación social"? Los conflictos de fondo, a partir de la reforma del 54 el de los homosexuales, se van a mantener... Y sobre los homosexuales (a partir de la reforma introducida en julio de 1954), decir que no se imponía una pena, sino cosa muy distinta: una medida de seguridad. Eso de zanjar el asunto con "un homosexual no era encarcelado por serlo, sino por otras causas, como escándalo público, pederastia o similares" no es válido en mi opinión. También habría que estudiar qué ocurría en otros países, cuál era por entonces la posición respecto a la homosexualidad de organizaciones extranjeras (asociaciones psiquiátricas, por ejemplo), etc. En fin, una materia que es necesaria revisar porque es parte del debate actual en torno al problema de la homosexualidad (su posible "cura", el de que se trate efectivamente de una patología, la feroz persecución a la que se someten psicólogos como Aquilino Polaino, etc.) y el homosexualismo militante (la aberración jurídica, moral y ética de los matrimonios entre personas del mismo sexo, el día del Orgullo Gay, la persecución institucional de la homofobia, etc.). Nota: Quien dijo eso de "cuando los homosexuales eran perseguidos y se les aplicaba la ley de Vagos y Maleantes" fue el abogado Javier Nart en una tertulia en la que estaba presente Federico Jiménez Losantos. Puede ser visionada aquí. La citada intervención puede verse a partir del minuto 16:45.

11 kufisto, día

El presentador de "El gato al agua", ¿tiene una cámara o un espejo delante? Hermida a su lao es el poverello de Asís. Madre mía que tío más pagado de sí mismo. Insoportable.

12 egarense, día

En mi opinión para discernir si el homosexualismo es una enfermedad, habría que tener en cuenta una seri de factores. En primer lugar y para explicar mi intervención necesito establecer un postulado o postulados. Somos un alma en un cuerpo, y no un cuerpo que tiene alma, y mucho menos simplemente un cuerpo como creen la mayoría. Otro postulado sería determinar que el hombre es una criatura sujeta a la evolución. Desde la materialidad a la espiritualidad, por decirlo de alguna forma. Lógicamente y esto es facilmente observable, el hombre y la mujer poseen instintos "animales", que sería a modo de "software" imprescindible sobre todo al empezar la dicha evolución. Su verdadera naturaleza, la conciencia, al principio es muy débil, por lo que sin ese "software" el hombre y su evolución serían inviables. De manera que, cada ser humano está programado a diversos niveles, luego su propia vida, añade información a lo que trae innato. La homosexualidad si es innata, logicamente supone una alteración en ese "software", puesto que la diferenciación en sexos exige que cada género tenga una pecualiaridades propias de dicho genero en ese "software". Dicho de otra forma. El "software" masculino está alterado si siente inclinación por los hombres. Eso parece dar la razón a Pío Moa, puesto que esa alteración debe reflejarse en el organismo del individuo, puesto que esa información innata es de orden físico. Luego hay otro tipo de homosexualidad que no es innata sino que se desarrolla a lo largo de la vida de la persona, esto parece sobre todo mental, y si la psicología trata de enfermos a aquellos que "no son normales" por decirlo muy paletamente dicho, pues estamos en lo mismo. Otra cosa es como nosotros respondemos ante la homosexualidad, en mi caso, con tolerancia. Por supuesto cuando se convierten en un lobby y socavan la libertad de los demás estaré en frente. Pero tanto en el aspecto formal como sexual, no tengo nada que decir, cada uno puede hacer lo que le plazca. Lo que está claro es que desde mi punto de vista, tengo que estar con Moa, puesto que todo hace indicar, que efectivamente se trata de una alteración y por tanto se le puede llamar enfermedad. Estoy seguro que con el tiempo se descubrirá alguna anomalía genetica o cualquier cuestión de estas, en los que son homosexuales innatos, porque está claro que el hombre y la mujer están programados para sentirse atraidos por el sexo contrario...

13 Katakrok, día

Kufis, hace unos meses en El gato al agua pusieron unas imágenes del primer programa, hace unos años, creo que cinco. Tenías que haber visto al presentador, Antonio Jiménez: tenía el buen aspecto, normal y natural, de un cincuentón bien conservado: con gafas y canas, sin retoques, afeites ni ningún tipos de injerto o recauchutamiento. ¿No se dan cuentan de que hacen el ridículo y de que parecen monigotes?

14 manuelp, día

Una aportación interesante. El libro es fruto de sus investigaciones en neurobiología en Berkeley, su formación médica en Yale y su preparación como psiquiatra en Harvard, pero, sobre todo, de los miles de expedientes clínicos de mujeres que han pasado por su consulta. En él aprendemos por qué para las mujeres el mejor día del ciclo es aquel en que suben los estrógenos y baja la progesterona, por qué oler un bebé despierta nuestras feromonas o que urge apaciguar la amígdala de una adolescente si queremos evitar que caiga en desordenes alimenticios. Que la mujer está genéticamente programada para garantizar la armonía social y solucionar conflictos, que los hombres poseen una capacidad superior para la acción. Nos descubre, incluso, que un hombre enamorado, aunque no tenga a su amada delante, es capaz de "sentirla" por efecto de la vasopresina, que la testosterona hace disminuir la conversación y que la primera reacción del cerebro masculino ante una emoción es evitarla a toda costa. http://www.magazinedigital.com/cultura/entrevistas/reportaje/cnt_id/547

15 DeElea, día

Lo primero que me gustaría decir es que no entiendo la esencia ni de la pregunta de R.C.G. Ni claro, evidentemente, de la respuesta de D. Pío a la misma. Esto puede generar que al final hablemos de cosas distintas, hecho que podría estar sucediendo ¿por qué no? Ya entre el señor R.C.G. Y D. Pío, con lo que seríamos tres hablando de cosas distintas sin apenas darnos cuenta. Evidentemente el señor R.C.G. Cuando habla de pequeña y gran “escala” me temo que habla de lo mismo, simplemente pasando de una fabrica pequeña a una superfabrica: la nación. Pero hacer una fabrica mas grande o mas pequeña no deja de ser lo mismo: una fabrica. La diferencia es que en la Ganancia mercantil se mide la diferencia entre las ganancias de las mercancías y el coste de su producción y en la otra simplemente se mide las diferencias de ganancia entre unas personas y otras. El resultado es que en la primera se mide la “plusvalía” y en la segunda el reparto de la misma, y que en ambos caso plusvalía y ganancia vienen a ser lo mismo. Pero en realidad todo esto es estéril, pues nada podemos saber de que es en realidad la “plusvalía” y para poder averiguar esto, es necesario analizar qué es el dinero con relación a la plusvalía. Pero en esto Mercantilistas, Marxistas y Liberales son de la misma opinión y achacan la plusvalía a la Oferta y no a la Demanda cuando es precisamente al revés. Y esto es así debido a que el dinero es al mismo tiempo mercancía y medio de cambio, cuando el dinero solo debería ser, por su propia esencia, medio de cambio y no, al mismo tiempo, mercancía. Con lo que los “ahorros” deberían de ser otra cosa distinta al dinero que solo es un medio de cambio. Un medio de cambio que como tal necesita ser o estar adaptado a la cantidad de mercancías en el mercado (producción) que es su razón de ser. Lo que conlleva un mínimo y un máximo de Circulante, circulante en donde debería concentrarse el total del dinero efectivo y en abstracto (de lo que se deduce que o bien son necesarios dos tipos de dinero, para diferenciar el dinero del “ahorro” (o sustracción de circulante) del Dinero como : Medio de Cambio, o bien reorientar el sentido del termino “ahorro” o “ganancia” que en este contexto vienen a ser sinónimos), para dejarlo fuera de la especulación y no utilizarlo como si de mercancía se tratase. Evidentemente en este sentido la tierra debería ser también algo distinto de una mercancía, o mercancía-dinero, con lo que deberían dejarse fuera del mercado cual lo menos lo comunal y dentro de unos mínimos y unos máximos el resto, alejando así a la tierra como refugio de los ahorros y de la especulación. Ahorros que tendrían que acabar irremediablemente en las mercancías, perecederas todas en mayor o menor medida..... Y es que, si de verdad la división del trabajo es una cosa buena y provechosa para los hombres, solo puede funcionar alejándola de la especulación y la usura mas radicales que viene representada por la conversión e institucionalización del dinero como mercancía, mercancía que por su naturaleza es imperecedera , al contrario que todas las demás (cuestión muy importante). Tal vez sea este uno de los principales motivos del ataque tan feroz durante siglos primero de los mercantilistas norte europeos, después de los Liberales y finalmente de los Marxistas contra la tradiciones medievales en las figuras de sus representantes históricos como lo son la Tradición, o la Iglesia, fomentando durante los últimos siglos “revoluciones” basadas en erradicar precisamente y aparte de en nombre del progreso, la libertad, el pueblo Etc, también en nombre de la División del Trabajo, el concepto negativo de Interés, de ganancia especulativa, y de usura en la naturaleza del dinero como mercancía. Sentimiento que hacia imposible la convivencia de ambos, o bien el dinero se adaptaba al concepto tradicional y entonces si tendría sentido la división del trabajo como sistema total (que lo es), o bien la tradición y los hombres se adaptaban al dinero como mercancía, bien por las buenas, bien por las malas. Finalmente parece que después de siglos de revoluciones y de ataques desde arriba (las grandes revoluciones como la Inglesa, la Francesa o la Rusa son desde arriba), la “tradición” mas que adaptarse fue destruida. el campesino no se hizo obrero... lo hicieron a la fuerza, y no por que el campesino este contra la división del trabajo, ni mucho menos, sino por que estaba contra la idea de entrar en una loca carrera eterna para generar dinero (o sea produciendo mercancías) con dinero, usando este de aduana o “impuesto” para las mercancías al no ser solo un medio de cambio sino una mercancía imperecedera y acumulable. En fin es mucho mas complejo todo esto y faltan muchos matices y supongo errores mio que no veo, pero esa es mi opinión. !Que le vamos a hacer¡.

16 OJ, día

[Extraído de un manual de Derecho Penal de 1976] Sobre la inclusión como supuesto de estado peligroso "los que realicen actos de homosexualidad" en la LEY 16/1970, DE 4 DE AGOSTO, SOBRE PELIGROSIDAD Y REHABILITACIÓN SOCIAL: Es necesario que se pueda inferir del género de vida del sujeto que realiza actos de homosexualidad de que en el futuro cometa algún delito. La proclividad al crimen, y no la personalidad defectuosa o pervertida del sujeto, es la determinante de que se le califique de peligroso. Si las acciones que se puede pronosticar que realizará no son constitutivas de delito, por inmorales que puedan parecer, no está autorizada la imposición de una medida de seguridad en las previstas en la ley. El Proyecto de 13 de enero de 1970 repetía la fórmula excogitada por la ley 15 de julio de 1954 que adicionó el núm. 2º del art. 2 de la Ley de vagos y maleantes (LVM.) 1933: "los homosexuales". La redacción proviene de la ponenencia y es más ajustada a las finalidades de la Ley. El "ser" homosexual, lo mismo que ser heterosexual, carece de todo significado criminógeno en tanto en cuanto operen las inhibiciones necesarias para que los instintos sexuales, normales o no, no se traduzcan en comportamientos delictivos. El mero hecho de realizar actos homosexuales no constituye un delito en la legislación salvo dentro del Código de Justicia Militar, art. 352, y precisamente entre personas del sexo masculino. La desaprobación social de actos de esta clase es causa, sin embargo, de que en múltiples ocasiones la homosexualidad se revele por medio de conductas punibles también, como, por ejemplo, a través de los delitos de escándolo público. Constituye, además, por la ocultación que la acompaña, un semillero de hechos punibles cuando no se encuentra refrenada por concepciones éticas o religiosas, dando lugar a chantajes o extorsiones de la peor especie, sin contar con los delitos "pasionales" que es susceptible de engendrar. Los delitos que proliferan en torno a la homosexualidad no se contraen a éstos, pues el desprecio de la ética social lleva, de ordinario, al menosprecio de las normas jurídicas de toda clase, incluidas las penales. Por eso, aunque no en todo caso, puede denotar un estado peligroso. La medida de seguridad correspondiente a los actos de homosexualidad: A quienes realicen actos de homosexualidad: a) Internamiento en establecimiento de reeducación; b) Prohibición de resisdir en el lugar o territorio que se designe o de visitar ciertos lugares o establecimientos públicos, y sumisión a la vigilancia de delegados.

17 manuelp, día

Y esto es así debido a que el dinero es al mismo tiempo mercancía y medio de cambio, cuando el dinero solo debería ser, por su propia esencia, medio de cambio y no, al mismo tiempo, mercancía. El sueño de todo autócrata, no por nada el papel moneda nació en la China imperial y era de circulación obligada- bajo pena de muerte. ¡Que maravilloso poder el de hacer que la gente trabaje por pedazos de papeluchos sin valor ninguno y acepte en pago de sus bienes- muy reales- estos papeluchos!. Así los almacenes imperiales podrían estar bien repletos de esas inmundicias llamadas oro y plata conseguidas a cambio de unos cuantos sacos de papeles, eso sí, bajo amenaza de decapitación, porque la gente tenemos el funesto vicio de pensar y no querer dejarnos robar.

18 egarense, día

En mi opinión, la homosexualidad no tiene porque inclinar a nadie a un delito, porque si fuera así cualquier heterosexual estaría igualmente inclinado hacia la delincuencia, puesto que la sexualidad es la sexualidad lo mismo entre seres de un mismo género que de género contrario, y tanto sus ventajas como sus desventajas las sentiran igual unos y otros. También me parece contraindicado eso de la reeducación, salvo en casos determinados (que respondan a una sexualidad por alguna alteración mental) puesto que probablemente sea una alteración genética o del "software" del que hablaba antes, y por tanto lo que único que se podria conseguir, es que en personas que no tengan una personalidad madura, sufriesen algún tipo de neurosis o psicosis, o como mínimo un estado confusión o de culpabilidad. Yo creo que al homosexual hay que dejarlo en paz, hay que respetarle. En el caso de que sea un hijo nuestro o un familiar amarle igualmente que si fuera hetero, y tratarlo con naturalidad. Salvo, como decía antes que forme un lobby que conculque los derechos y libertades de los demás, o que quieran hacernos comulgar con ruedas de molino, y que creemos que la homosexualidad es saludable para todo el mundo...

19 bacon, día

Durante el gobierno del general Franco, la homosexualidad no era algo de lo que se permitiese hacer desfiles de orgullo, ni tampoco, que yo sepa en ninguna otra parte del mundo. Había fallecido el Caudillo cuando la Asociación de psiquiatras de EEUU retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, como resultado de la violencia que los homosexuales ejercían cada vez que había un congreso de la asociación, y no de ningún debate científico. Para la opinión general en todo el mundo, no exclusivamente en la España que gobernaba Franco, véase, por ejemplo, La máscara de carne, del premio Nobel de literatura Maxence van der Mesch, donde la condición de homosexual se pinta, efectivamente, como una desgracia. Como podrá apreciarse, tal consideración no la inventó Moa, quien se limita a escribir con claridad lo que tanta gente piensa. Como ya se ha dicho, la ley de vagos y maleantes era anterior a la guerra civil.

20 OJ, día

Muy bien expresado, bacon. El manual al que he hecho referencia es el Rodriguez Devesa: Derecho Penal Español. Parte General. (1976)

21 bacon, día

"David Laws dimite tras confesar su homosexualidad David Laws asegura, y sus colegas parecen darle crédito, que su único propósito al mantener esa ficción del alquiler era evitar que su homosexualidad se hiciese pública." http://panorama.laverdad.es/sociedad/1192-david-laws-dimite-tras-confesar-su-homosexualidad En la actual Gran Bretaña, no en la España de Franco. ------------------- ¿Por qué desapareció de la política Mendiluce un segundo después de comunicar públicamente su homosexualidad?. Creo que Franco ya no andaba por ahí.

22 egarense, día

Por supuesto, Franco no era un paradigma de la contra-homosexualidad, porque el propio Stalin que era su más fiero enemigo probablemente, también perseguía a los homosexuales con más saña incluso que el propio Caudillo, y esto saben que lo sé de primera mano. Como se desprende de lo dicho no creo que la homosexualidad sea un problema mental, salvo en algunos casos, por tanto... Y en cuanto a los desfiles, pues a mí me fastidian sobre todo porque cortan las calles, y para los que trabajamos conduciendo en las calles es un engorro, pero como cualquier otra manifestación de la ciudadanía. Por ejemplo el miércoles se formón en Barcelona a cuenta del triunfo de la selección un buen "guirigai". Para llegar a la Delegación del Gobierno que está en la calle Vergara, justo en plena Plaza de Catalunya a atender una alarma, tuve que saltarme dos cordones policiales... A mi esos desfiles me parecen groseros e irreverentes, pero como me parece irreverente ciertas manifestaciones pasionales que se pueden observar diariamente en el metro, o incluso manifestaciones de otro tipo como pueden provocar los gamberros, borrachos, etc. A mi me repugna ver algunos tipos encuerados con muy poca traza, y menos belleza, pero no creo que sea limitativo a los maricones. En resumen las fiestas mejor a puerta cerrada, a no ser que sean cosas ya muy tradicionales y que forman parte de la esencia de la propia sociedad...

23 DeElea, día

El Dinero sea del material que sea es Dinero igualmente mientras cumpla las funciones de Dinero. El objeto del dinero es el intercambio de mercancías y su principal naturaleza es la de facilitar el intercambio de mercancías haciendo que el trueque sea más efectivo. Al principio quien cambiaba patatas por tomates los cambiaba mediante el trueque a tanto el kilo (por poner un ejemplo) de patata con relación al de tomate, después con la aparición del dinero el trueque no era necesario el dinero ¡por fin! Marcaba el precio de las cosas, pero las cosas seguían valiendo lo mismo: a tanto el kilo de patata con relación al de tomate, y esta relación, precio, era ahora definida por el dinero al ser este referencia de todos los productos. Al final el proceso debería ser el mismo y tanto de papas cambiado por dinero me debería dar la proporción exacta de tomates que si llevase las patatas mismas al intercambio. El Dinero es un reflejo de civilización y una creación de la misma o al revés que también podría ser. El dinero es Estado y es también Sociedad por eso la naturaleza del mismo, como Dinero, no como mercancía, es la dar el valor de referencia o precio y la de ser Medio de Cambio o de intercambio. Nadie cambia unas patatas por unos papelitos, sino que las cambia por otra mercancía, Tomates o lo que sea. El hecho de que el medio de cambio se convierta en mercancía (ademas imperecedera -no hay prisa Paco que ya bajará el precio de los tomates si no se los quiere comer con papas-) genera que se pueda especular con él como con cualquier otra mercancía, lo que arruina su naturaleza de Medio de Cambio, o sea su naturaleza de dinero y de valor de referencia.

24 Momia, día

LA SOLUCIÓN DE MUCHOS HOMOSEXUALES ES LA CASTRACIÓN (QUÍMICA). La castración química ya se ha comenzado a aplicar -voluntariamente- en violadores y pederestas, como es sabido, con excelentes resultados.

25 bacon, día

"En 1973, en contra de una extendida opinión psiquiátrica, la Asociación psiquiátrica americana (APA) excluyó la homosexualidad de los trastornos psicológicos contemplados en el DSM-III. La decisión fue calurosamente aplaudida por los grupos de presión gays como la liberación de un estigma e incluso como un acto de justicia histórico. En apariencia, la psiquiatría abandonaba un error de años. ¿Cómo dejó de ser considerada la homosexualidad un trastorno psicológico?" http://www.conoze.com/doc.php?doc=1590

26 jlh, día

Sobre el victimismo homosexualista referido al franquismo, escribí hace algún tiempo esto que adjunto. HIPPIES, GAYS Y ARTISTAS DE IBIZA Y FORMENTERA: UN GRAN PROBLEMA PARA LOS ANTIFRANQUISTAS Hoy en día los hippies, gays y artistas tienen en España, en general, buena prensa. Pero entre ellos hay algunos que se han convertido en un verdadero problema para muchos de nuestros políticos y medios de comunicación: los hippies, gays y artistas de Ibiza y Formentera. Y ¿para que políticos y medios de comunicación se han convertido en un problema los hippies, gays y artistas de Ibiza y Formentera? Pues, evidentemente, para los antifranquistas, que, por otra parte, son casi todos nuestros políticos y medios de comunicación. Y el problema que crean los hippies, gays y artistas de Ibiza y Formentera es que desmontan, con su sola existencia, algunas de las tesis principales de los antifranquistas. Nos cuentan los antifranquistas que Franco eliminó las libertades en España, y perseguía a los gays, a los que se perseguía con odio, con intención casi de eliminarlos. Pero resulta que en los años 60 Ibiza se convirtió en el paraíso de los hippies, gays y artistas de todo el mundo, que iban a la isla en busca de la libertad que no encontraban en otros países. Y tal era el ambiente que se encontraban en la isla que animaban a amigos y conocidos a que acudiesen también a Ibiza, y en pocos años Ibiza se convirtió en un referente internacional al que acudían hippys, gays, y artistas de todo el mundo en busca de libertad e inspiración. Y aquí viene el problema: la Ibiza de los años 60 estaba gobernada por Franco, como el resto de España. ¿Cómo explicar, entonces, que una parte de España gobernada por el dictador Franco se convirtió en un símbolo de libertad a nivel internacional, al que acudían en busca de libertad gente que vivía en países democráticos como Alemania, Suecia, Gran Bretaña, Francia, Italia o Estados Unidos? Por cierto, tengamos en cuenta que de los países socialistas (URSS, Alemania Oriental, Rumanía, Hungría, China, etc) no iban a Ibiza porque en los dictadores socialistas prohibían salir de sus países a sus ciudadanos, castigando incluso con la muerte a quienes intentaban huir de sus sangrientas dictaduras ¿Acaso la canción Formentera Lady de los suecos King Krimson era un homenaje a la opresión franquista? ¿O es que los hippies, gays y artistas de todo el mundo iban a Ibiza y Formentera a luchar desde las barricadas contra las fuerzas de opresión dirigidas por el dictador? Realmente es complicado explicar esto. Es más, la única explicación posible es que en la España de Franco no había tanta falta de libertad como nos han contado durante décadas. Y esto, naturalmente, no están dispuestos a aceptarlo nuestros políticos y periodistas que basan la mayor parte de sus discursos en el antifranquismo. Así que: ¿Qué hacemos con los hippies, gays y artistas de Ibiza y Formentera, y su ataque frontal al antifranquismo?

27 manuelp, día

Hace falta estar ciego perdido para no ver la naturaleza rapaz de la moneda fiduciaria. Marco Polo lo explica perfectamente en el capítulo XCIX ‑Libro Segundo‑ que lleva por título “De como el gran Khan imprime y obliga a utilizar papel moneda” de su obra famosa. http://universalia.usb.ve/anteriores/universalia5/marco_polo.html

28 Momia, día

EL GRAN ÉXITO DE ZP Y LA MASONERÍA FRANCESA. El Partido Popular no tiene más experiencia de gobierno de la Nación que la de Aznar (1996-2004), y en términos generales fue positiva para todos, pero especialmente para la clase obrera y la clase media española que asentó su poder adquisitivo, hubo trabajo para todos, incluso para cientos de miles de inmigrantes; además la Nación española alcanzó un notable prestigio internacional, se integró en el euro -que entonces fue muy positivo- y se consolidaron las libertades en un régimen democrático aceptable. Todo acabó con el golpe de estado del 11-M y la usurpación del poder por masones liberales (ZP y su banda) que tiene como objetivo fundamental destruir la unidad de España, instaurar un régimen laicista socialista anticristiano y convertirnos en un país satélite del Gran oriente de Francia; todo éllo pasa, naturalmente por la ruina moral, espiritual y económica de España, y hay que reconocer que van por el "buen camino".

29 DeElea, día

Será cachondo el jodio. ¿¡¡¡no, si tú llevarás Doblones de Oro en vez de billetitos en los bolsillos no te digo!!!? Señor....

30 setiles, día

Sr. Moa: la REBELIÓN CÍVICA hay que canalizarla a través de un PARTIDO POLÍTICO. La MIES está muy bien granada, sólo falta un patrón que nos organice la recolección.

31 Momia, día

RAJOY NO ES AZNAR. Hasta tal punto han tenido éxito ZP y su banda de masones golpistas, que han domesticado a la oposición, convirtiéndola en un aliado del nuevo régimen instaurado por mor de la matanza y el golpe de Estado del 11-M. Rajoy no es Aznar, no se le parece en nada, ha claudicado en lo fundamental, no ha hecho oposición aconsejado por los arriolas, los gallardones y los arenas, la escoria viva del PP; se equivocan los piensan que con semejantes energúmenos España vaya a salir de ninguna crisis; pero me temo que la mayor parte del electorado ya haya caído en la trampa. La única solución -transitoria-, a mi modo de ver, está en la vuelta de Aznar durante una legislatura para regenerar y rectificar el rumbo de la política en España, al tiempo de ir preparando a la nueva generación del PP : los Güemes, las Marías San Gil, y la buena gente del Partido Popular.

32 1132CPCF, día

vídeo estupendo Que viva España

33 1132CPCF, día

España es Nación, Cataluña una región!!

34 DeElea, día

El valor del dinero esta en su naturaleza de Dinero, no en razón de su sustancia material. El dinero vale como dinero por que así se le considera no por que esté hecho de esta o de otra sustancia o mercancía. Quien quiere cambiar patatas por tomates según el precio establecido lo que quiere es la mercancía no el dinero, para este fin se sirve del dinero, para ello el dinero tiene que ser dinero, igual da que sea oro, plata, plomo o conchas del río ( si acaso importa algo es que sea imperecedero: su durabilidad y que sea inútil para casi cualquier otra cosa por si mismo: Inutilidad practica. La gente no puede usar del dinero de otra manera que cambiándolo por mercancías. Si no lo cambia por mercancías lo puede mirar y adorar en la intimidad e intentar comérselo cuando tenga hambre que le va a dar lo mismo si es de oro que de cartón piedra, al final si es dinero saldrá y lo cambiara cuando tenga necesidad por su equivalente en mercancías. Cosa distinta es si con el dinero como con las mercancías puedo especular o como dicen crear dinero con dinero. Convirtiendo así la moneda, el dinero, no solo en mercancía sino incluso en freno y candado, aduana del mercado (cobrando su impuesto revolucionario y todo) a la oferta, o sea a las mercancías en sí.

35 manuelp, día

En la Teoría del dinero y del crédito Ludwig von Mises se enfrenta y resuelve la siguiente aparente paradoja: el dinero es demandado (la gente está dispuesta a entregar bienes para obtenerlo) no por lo que es en sí, sino por lo que éste puede comprar. Pero para poder comprar, el dinero tiene que ser demandado. Dicho de otro modo, la gente ha de estar dispuesta a entregar bienes para obtenerlo. Mises, siguiendo a Menger, advierte que en su origen el dinero tiene que ser algo que tenga un valor intrínseco, una utilidad directa, para ser demandado. Más tarde, a esa primera demanda "no monetaria" se irá sumando la demanda "monetaria" propiamente dicha. La gente irá teniendo más y más en cuenta el valor de cambio de ese activo más que la propia utilidad directa que el mismo puede reportarle. Así Mises articula el teorema regresivo del dinero: el dinero se demanda hoy por la experiencia histórica de lo que ha venido pudiendo comprar últimamente. De esta forma el dinero genera su propia demanda. Hasta aquí el teorema regresivo de Mises es esencialmente verdadero, aunque requiere las matizaciones que la teoría de la liquidez y de la especulación aportan. La pregunta que se hace el que acepta dinero –es decir, quien entrega bienes a cambio de algo que no pretende utilizar y sí volver a intercambiar– no es "¿Cuánto pudo comprar aquello que hoy obtengo?" sino "¿Cuánto podrá comprar?". Lo que pudo comprar ayer es un elemento a ponderar, pero no el único. http://www.liberalismo.org/articulo/379/12/papel/moneda/explicacion/alternativa/

36 manuelp, día

VIII. Cómo los metales preciosos se convirtieron en dinero Los productos que en relaciones locales y de tiempo dadas son más líquidos se han ido convirtiendo en dinero entre las mismas naciones, en momentos diferentes, y entre naciones diferentes a un mismo tiempo, y son de clases diversas. Los metales preciosos se han convertido en el medio corriente de intercambio más generalizado entre los pueblos de civilización económica avanzada por su liquidez altamente superior en relación con la de todos los otros productos y, al mismo tiempo, porque se los ha considerado especialmente aptos para las funciones concomitantes y subsidiarias del dinero. http://www.eumed.net/cursecon/textos/Menger-origen-dinero.pdf

37 DeElea, día

35,36# Bueno pero concrete usted algo aparte de poner unos textos que, queriendo o sin querer, vienen a darme la razón. Cosa que le agradezco pero que no entiendo si no la acompaña de alguna aclaración u observación propia en relación a lo que venimos tratando, y que naturalmente este en contradicción con lo que yo digo. O va a ser usted de esos a los que les dices: la pared es blanca. y te contestan: No, es blanca.

38 manuelp, día

# 37 Ahora voy a ver el partido, que para desasnar a indocumentados se necesita bastante tiempo.

39 DeElea, día

Más que tiempo hacen falta sabiduría e ingenio Manolito, sin esto ya te pueden dar todo el tiempo del mundo, la eternidad entera para desasnar que como seas un asno te va a seguir faltando tiempo siempre. Ve Manolito ve, y ve tranquilo buen hombre.... sin prisa.

40 manuelp, día

DeElea, día 10 de Julio de 2010 a las 17:26 Y esto es así debido a que el dinero es al mismo tiempo mercancía y medio de cambio, cuando el dinero solo debería ser, por su propia esencia, medio de cambio y no, al mismo tiempo, mercancía. DeElea, día 10 de Julio de 2010 a las 18:29 El Dinero sea del material que sea es Dinero igualmente mientras cumpla las funciones de Dinero. DeElea, día 10 de Julio de 2010 a las 19:34 El valor del dinero esta en su naturaleza de Dinero, no en razón de su sustancia material. El dinero vale como dinero por que así se le considera no por que esté hecho de esta o de otra sustancia o mercancía. Se le contesta esto otro manuelp, día 10 de Julio de 2010 a las 19:40 Mises, siguiendo a Menger, advierte que en su origen el dinero tiene que ser algo que tenga un valor intrínseco, una utilidad directa, para ser demandado. manuelp, día 10 de Julio de 2010 a las 19:49 Los metales preciosos se han convertido en el medio corriente de intercambio más generalizado entre los pueblos de civilización económica avanzada por su liquidez altamente superior en relación con la de todos los otros productos y, al mismo tiempo, porque se los ha considerado especialmente aptos para las funciones concomitantes y subsidiarias del dinero. Y sale diciendo: DeElea, día 10 de Julio de 2010 a las 20:09 Bueno pero concrete usted algo aparte de poner unos textos que, queriendo o sin querer, vienen a darme la razón. ¡¡Vaya elemento!!.

41 DeElea, día

Parece que no llega, vamos a ver si insistiendo un poco lo capta: 35,36# Bueno pero concrete usted algo aparte de poner unos textos que, queriendo o sin querer, vienen a darme la razón. Cosa que le agradezco pero que no entiendo si no la acompaña de alguna aclaración u observación propia en relación a lo que venimos tratando, y que naturalmente este en contradicción con lo que yo digo. O va a ser usted de esos a los que les dices: la pared es blanca. y te contestan: No, es blanca.

42 lead, día

[Sin el inventor/innovador no hay producto que fabricar] Dice hoy Moa: el trabajo manual no rendiría nada si no es orientado por la planificación adecuada, el riesgo y las decisiones del empresario Además, hay que añadir la creación del producto (por un inventor --que crea uno nuevo-- o innovador --que mejora uno existente); y, dentro de la planificación (de la producción), incluir las especificaciones de fabricación (que convierte la idea de nuevo producto del inventor en un producto fabricable con operaciones manuales y/o de maquinaria). Así, la frase de Moa, para reflejar clara y completamente el proceso de producción de un nuevo o mejorado producto (o servicio), lo que es el objeto de la parte de la PRODUCCIÓN en una Economía, diría: el trabajo manual no rendiría nada si no es orientado por la planificación adecuada --que incluye las especificaciones de fabricación del producto diseñado por un inventor o mejorado por un innovador--, el riesgo y las decisiones del empresario. Creo que es importante repetir que el obrero, con su trabajo, es sólo uno de los propagonistas del proceso productivo, siendo los otros dos el empresario, que cita Moa, que es el corre con el risgo empresarial (si el producto se vende mal o no se vende, el empresario pierde la inversión), y el inventor/innovador, que crea el producto. De los tres actores, el menos importante es el obrero, pues su trabajo reproductivo/replicativo (siguiendo las especificaciones establecidas en la planificación de la producción) puede ser realizado por cualquier otro obrero, adecuadamente entrenado por la empresa, o, en gran medida, por máquinas. Sobre este asunto: [El inventor/innovador. La importancia de la innovación en una economía sólida] http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/marxismo-ix-aproximaciones-criticas-a-la-ley-la-patria-de-colon-6596/#com1044075 También pueden leerse los posts Nº's 18 y 19, acontinuación del enlazado.

43 lead, día

[Los tres actores de la producción] Más sobre este asunto, en un corto post del pasado 28 de Junio: [Inventor, empreario, obrero: tres actores, tres funciones] http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/cuestiones-sobre-nueva-historia-de-espana-religion-y-economia-6606/#com1045505

44 kabardin, día

El flujo continuo de energía que genera la actividad del dinero al circular es en si mismo una entidad,planetaria,delimitada y autoconsciente, cualquier parecido entre esta y el gobierno mundial contra el que se nos viene advirtiendo en los últimos dos mil años es fruto de la casualidad.

45 kabardin, día

Casualidad:Combinación de cirscuntancias que no se pueden prever ni evitar.

46 lead, día

[Después de pagar los costes de producción, lo que resta (si resta) pertenece al empresario: es el Beneficio] pedromar #8 El post que enlazas en #8 (#13 de 28 de Junio) ya fue tratado entonces. Al releerlo me gustaría insistir en un par de simples conceptos, que se han estado manejando estos y otros días: [1] El Beneficio (que Marx llama "plusvalía" o "valor expoliado al trabajador") pertenece al empresario. El precio P de venta conseguido en el Marcado es la suma del coste de producción C (salarios, amortización de máquinas, adquisición de materias primas, y otros costes) y del Beneficio empresarial B (que Marx llamó "plusvalía" o surplus value, añadiendo lo de value a la denominación del "beneficio", es decir, profitsurplus): P = C + B; o expresado en la forma habitual del beneficio: B = P - C, es decir: Beneficio = Ingresos por venta del producto a precio P - Costes C de producción. El pago a los obreros de sus salarios está en C, y que esos salarios sean altos o bajos es un puro problema de presión sindical y/o de protección social de la Administración, no teniendo nada que ever con esos conceptos que introduce Marx de "capacidad de trabajo", "ley de hierro de los salarios", "coste de reproducción de la capacidad de trabajo", etc. Al pagar el empresario todos los costes en C por lo contratado (a obreros y a proveedores) es beneficio B pertenece sólo y únicamente al empresario. Y si el Beneficio es Cetro o negativo, es el emporesario el que pierde, pues los obreros ya habrán recibido sus salarios (previamente a la colocación de los productos en el Mercado). [2] El Mercado es donde se realiza una transacción voluntaria de producto por dinero. En el Mercado, en una compra-venta, cada uno cede lo que menos valora en ese momento. El fabricante del producto (o un intermediario) cede el producto (que ha fabricado precisamente para desprenderse de él por dinero); el comprador, cede el dinero, pues lo valora menos que el producto, que desea para satisfacer una necesidad. El dinero que recibe el empresario fabricante del producto (Engels, en el ejemplo en el post #13 de 28 Junio) es el que sirve para pagar los costes de producción C (salarios de los obreros y adquisiciones de proveedores) [pagos que ha adelantado antes de ofrecer el producto en el mercado, como señalaba Böhm-Bawerk en su refutación a Marx con su ejemplo de la construcción en 5 años de una máquina de vapor]. Por eso, una vez pagados esos costes de producción C, lo que resta, P - C, es el llamado Beneficio (bruto, pues de el el empresario tendrá que detraer el Impuesto de Sociedades); también dse le suele denominar "Margen" o "Excedente" (surplus). Supongo que, así dicho, estaremos de acuerdo.

47 doiraje, día

En efecto. Nunca el victimismo legitima las defensas incondicionales. Del mismo modo que una infancia muy difícil o incluso atroz nunca puede legitimar o justificar en absoluto los crímenes de un psicópata. El hecho de que en el pasado la homosexualidad estuviera mal vista o tuviera un difícil engarce en la vida comunitaria, no justifica que se admita hoy como una opción sexual más, y en la medida de tal admisión se la promueva, menos aún por la vía educativa o por la de las carrozas obscenas pagadas con dinero público. El error es error siempre, ya sea que se lo persiga o se lo admita. La mentira, como la verdad, no depende en su cualidad del ambiente de opinión.

48 pedromar, día

Lead Ya fue tratado, sin duda; pero parece que no te quieres enterar de lo que se discute. De lo que se trata no es de que nos cuentes cómo opera un contable, puesto que eso lo sabemos todos, también Marx, sino de mostrar las contradicciones de Marx. Y en este caso concreto, de si las diferencias en la renta reflejan o no una explotación de unos hombres por otros. Trata de meterte en la cabeza de otro y de ver por qué dice lo que dice, y no te limites a aplicar la plantilla contable o de la escuela austríaca. Marx no era ningún idiota, por eso es interesante buscar su contradicción interna y su conflicto intelectual con la realidad que le envolvía. No seas simple, porque eres como aquellos que pretendían ridiculizar a Zenón diciendo que el movimiento se demuestra andando, pero eso no explicaba la contradicción que señalaba Zenón cuando decía que Aquiles nunca alcanzaría a una tortuga, puesto que toda fracción, por pequeña que fuese, era divisible. Así, si llegaba a estar a un metro de la tortuga, después estaría a 0,5 m., y luego a 0,25, a 0,125, 0,0625, y así hasta el infinito, con lo cual nunca llegaría a alcanzarla. Deja la plantilla de una vez. No está de más que recuerdes cómo se hace la verdadera contabilidad, pero eso también lo sabía Marx.

Herramientas