Opinión
Noticias y opinión en la red
Polanco y Zapatero

Impunidad

Si Polanco ha dicho que la manifestación del PP fue franquista, es porque él lo sabe. Él, mejor incluso que su consejero-delegado y antiguo jefe franquista en TVE, es un experto en cuestiones franquistas. Hay que creerlo. Él mismo era un perfecto empresario de la época de Franco. Su autoridad en cuestiones de franquismo es fantástica. Nadie puede competir con este señor en esa especialidad. Tengan cuidado, pues, la próxima vez que salgan a la calle con los del PP. Consulten a este sabio franquista. Lean su periódico. Oigan y vean sus cadenas de radio y televisión. Nadie mejor que este hombre para aconsejarles en cuestiones de franquismo. Terrible.

Si este país no estuviera totalmente roto por los desvaríos de un Gobierno traidor a su nación, era para tomarse a broma al señor Polanco. Era para seguir ironizando durante toda la columna para hacer reír a nuestros lectores. Pero lo grave es que estas declaraciones reflejan una verdad aún más trágica. Detrás de las palabras de Polanco se esconde una tragedia. En efecto, lo grave de estas acusaciones al PP, hechas nada más y nada menos que ante una Junta General de Accionistas de Prisa, es que muestran claramente una crisis sin precedentes en el grupo mediático más importante de España. Polanco, el más grande magnate de la prensa española, está en fase terminal desde el punto de vista ideológico, que otros juzguen sobre el asunto físico porque ese no es el cometido de un analista político, cuando repite las palabras de un Gobierno que ha hecho de su alianza con el terror una forma de vida.

Sí, hasta ahora, aún quedaba la alevosa esperanza de que El País y el resto de medios de comunicación de Polanco tuvieran en sus manos la dirección y el control del Gobierno socialista. Todavía hay periodistas serios que creen o, mejor dicho, claman porque cambie la línea editorial de El País para parar la locura de Zapatero. Son demasiado optimistas en sus análisis. Espero que a partir de hoy se percaten del cambio. Sí, hasta hace poco, aún quedaba la remota esperanza de que la lógica del capital controlada por Polanco pondría algo de racionalidad en la locura destrabada de Zapatero. Alguien pondría sosiego en el imparable proceso de fragmentación de la nación.

Sin embargo, estas declaraciones de Polanco demuestran lo contrario. Ponen fin a cualquier expectativa racional. Esta acusación al PP de "franquismo puro y duro" es tan atrabiliaria y enloquecida que se diría dictada por José Blanco. ¡Pobre hombre quien repita las palabras del secretario de organización del PSOE! Sí, definitivamente, creo que Polanco está en las manos de Zapatero. La implacable lógica de negociación que ETA le ha impuesto al Gobierno ha llevado, definitivamente, al Grupo Prisa a ser rehén de Zapatero.

Eso es todo. Zapatero comparte impunidad con Otegi. Ya nadie con fuerza los vigila. País roto.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.