Opinión
Noticias y opinión en la red
De caballa a tiburón financiero

Broker Chaves

Cuando uno escucha al prestigioso Pepiño Blanco o al propio presidente del Gobierno pontificar sobre la necesaria regulación de "capitalismo salvaje" a nivel mundial, sólo tiene dos opciones: o partirse de risa o llorar de rabia e impotencia. Los que vivimos el "socialismo salvaje" de Manolo Chaves, que asume y supera cualquier capitalismo salvaje, y su corte de los milagros, no salimos de nuestro asombro. ¿De qué capitalismo salvaje se está hablando? ¿Del de Chaves? ¿Qué significa sino ese vergonzoso hecho desvelado en sede parlamentaria andaluza el pasado viernes cuando se demostró que la Junta de Andalucía especula con el dinero del pueblo en los circuitos financieros para obtener altos intereses que se supone van a la Junta? Y digo que se supone porque ya tuvimos noticia de un ejercicio de ingeniería financiera que explicamos ampliamente en la Tela de Araña Andaluza según el cual intereses de las cuentas de una empresa pública iban a parar "milagrosamente" a las cuentas del PSOE.

Pero vamos a ver, ¿no es precisamente una especulación similar a la del Gobierno de Manuel Chaves lo que hacen los grandes "piratas" mundiales, ya sean de los fondos de pensiones, ya sean los brokers y tiburones de las Bolsas? Los datos son escalofriantes: resulta que Chaves especula con más un billón de pesetas de los andaluces (más de 6.000 millones de euros) y lo viene haciendo desde 2005. La Junta de Andalucía acude a subastas financieras para entregar al mejor postor o al de mayor garantía los dineros de la gente e Andalucía, suponemos que para ganar más dinero porque si encima lo perdieran sería de matrícula de honor.

Y más datos: a lo largo de 2005, ha habido más de 26 subastas quincenales con importes que van desde los 1.800 millones de euros a los 3.500 millones. En 2006, más de 25 subastas de la misma periodicidad y de los mismos importes extremos. En 2007, misma cantidad de subastas pero con un valor entre 2.000 y 4.500 millones de euros. Mucho dinero. Más de un billón de las antiguas pesetas sustraído a los andaluces para ponerlos en manos de especuladores profesionales para obtener más dinero para la Junta. Eso es, precisamente, lo que hace el capitalismo "salvaje" que critican hipócritamente desde los púlpitos de su iglesia.

Con este dinero, en 2007 se cerró oficialmente el año económico con una liquidez de 6.114 millones de euros y unas obligaciones pendientes de pago de 5.341 millones de euros. Esto es, tomen nota porque es de traca, que mientras los proveedores de la Junta no cobran en fecha y hora lo que se les adeuda, el señor Chaves y sus consejeros especulan con el dinero que tenía que servir para pagar lo que deben o para ayudar a las familias en estos tiempos de crisis (o a las pequeñas y medianas empresas o a los Ayuntamientos, muchos de ellos absolutamente arruinados porque la Junta tampoco les paga lo que les debe).

Le decía yo a un amigo hace unos días que las personas con coherencia, con creencias y con principios eran ya una especie a extinguir y, en caso de que tal cosa no ocurra, a perseguir. Es cierto. Puede decirse una cosa y la contraria en breve espacio de tiempo, auxiliados por la fragilidad de la memoria en este tiempo de "jartura" de historia y de datos. Puede decirse una cosa y hacerse la contraria con la ayuda de la escasa capacidad crítica de unos ciudadanos incapaces de disponer de información relevante y ya saturados de ruido sin sentido. Si algún irreverente es capaz de ir contracorriente y se atreve a explicar, y a criticar, las patrañas y trolas que se endiñan al personal de a pie todos los días, habrá que silenciarlo por las buenas. O por las malas.

Este socialismo del sur sí que es un socialismo y/o capitalismo salvaje –depende del auditorio y de la necesidad del partido–, por cuanto lo interviene todo, lo trata de controlar todo y mete la mano y la pata en casi todo; por lo que, cómo no, es el mismo que dice que hay que regular el mercado financiero. El señor Zapatero y el señor Pepiño deben tomar nota de la experiencia chaviana. Señor Caldera, apunte. Se coge el dinero del presupuesto público tras hacer un arqueo de caja y luego se entrega a los especuladores para que hagan fructificar ese dinero, es decir, obtener lucro, intereses, beneficios. Los proveedores del mundo que esperen y las necesidades de las personas que se contengan. Este es el socialismo del señor Chaves, que era un caballa de Ceuta y que va camino de tiburón de Wall Street. Brokers de todo el mundo y tiburones de todo el mar financiero están poniéndose en contacto con la Junta de Andalucía para asistir a un máster de capitalismo refundado impartido por José Antonio Griñán y Gaspar Zarrías.

Y ahora, ¿qué hacemos? ¿Nos partimos de risa o lloramos de rabia? ¿O lloramos de risa y nos partimos o doblamos de rabia? Bah, amigos. Una de gambas con una cervecita que ya escampará.

 

Lo más popular