Menú

Pijus Magníficus

Nacho Vidal estuvo en el Deluxe. Tras hablar de Supervivientes y de los excrementos flotantes de Chabelita, se levantó y enseñó lo que dice el titular.

14
Nacho Vidal | Telecinco

Aunque el Poncio Pilato de La vida de Brian no lo apreciara, Pijus Magníficus es un nombre gracioso y una traducción/adaptación acertadísima (en el original inglés el latinajo es Biggus Dickus). El viernes pasado, Nacho Vidal estuvo en el Deluxe. Después de mucho hablar de Supervivientes y de los excrementos flotantes de Chabelita, se levantó y enseñó su pijus magníficus (y curvus) a los colaboradores y al público. Pero no se vio en pantalla. En ese momento me acordé de Miguel Rellán en ‘Amanece que no es poco’. Cuando Luis Ciges y Antonio Resines están en la moto con sidecar y Ciges le dice lo de "Cuidado, que mi hijo es ingeniero y da clases en Oklahoma". Y Rellán: "Pues yo creo que me voy a sacar la chorra". Es una expresión que yo utilizaría mucho. Si tuviera. Lástima que nadie la use en las tertulias políticas como conclusión. O Antonio Miguel Carmona para contestar al PSOE.

En el plató del Deluxe faltaba la gran Amy Schumer, que en la película ‘Y de repente ella’ (escrita por ella) tiene una escena divertidísima ante una visión semejante. Acostada en la cama (esperando al maromo), de pronto ve el aparato del chico, que permanece de espaldas al espectador. Cara de pasmo. Y empieza a decir todo que se le ocurre. "Oh, no, eso no es una polla, es un continente". "¿Esa cosa duerme sobre heno?". "¿Puedes correr? ¿Tienes sangre en la cabeza? ¿Cómo puedes mantenerte de pie ahora mismo?". "Es el brazo de un niño". Un tema recurrente en la humorista americana. Tanto en la película que se estrena el 14 de agosto como en su programa de televisión , ‘Inside Amy’. Y no por el título.

El espacio, emitido en Comedy Central, es una amalgama de sketches, monólogos, entrevistas… Una de las entrevistas de la primera temporada es a un tipo de gran pene llamado Mr. Manhattan (así es como él se refiere a su miembro). Y en uno de los monólogos se recrea en el asunto: "Un pene grande es como una limusina Hummer. Sí, vale, es guay, pero no puedes aparcar en ningún sitio". Amy Schumer, lo mejor que le ha pasado al humor en mucho tiempo, es una voz femenina que dice verdades como puños (o como brazos de niño). Hay quien cree que un pene pequeño es causa de hilaridad. No, lo que hace gracia es uno descomunal fuera de una foto de Robert Mappelthorpe o una película porno. Da risa de lejos, claro. Si una no va a estrechar lazos. De cerca da miedo. Impresiona, sí, pero no positivamente. Yo tenía una amiga un poco burra que tenía una frase recurrente: "Nunca digas de esta agua no beberé ni esta pi.. no me cabe". Pero siempre me pareció un empeño tonto y doloroso. Ese término de tiempos del colegio lo ha utilizado Lola de ‘Supervivientes’, la última chica de portada en ‘Interviú’ al referirse a su archienemigo Nacho Vidal: "Por mucha picha que tenga no me pone nada". Me gustaría hacer como Jaime Bayly en ese artículo reciente sobre su impotencia y escribir colgajo, culebrilla, pajarito… Pero a mí me quedaría cursi. Bueno, y pajarito aquí no viene al caso.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation