Menú
Rosa Belmonte

Cara de hotentote

Dice Cruz Sánchez de Lara:"Cuando mis compañeros de colegio leían Mortadelo y Filemón, yo intentaba entender el teatro clásico".

Dice Cruz Sánchez de Lara:"Cuando mis compañeros de colegio leían Mortadelo y Filemón, yo intentaba entender el teatro clásico".
Pedro J y Cruz en la fiesta Vanity Fair | Gtres

Salió en Sálvame un señor que había escrito un libro sobre Julio Iglesias y decía que Julio Iglesias era más conocido en España por haber sido el marido de Isabel Preysler o por ser el padre de Enrique Iglesias que como cantante. Por supuesto, no me iba a leer un libro escrito por alguien que creía eso. Por muy músico y sociólogo que sea Hans Laguna, el autor. Pero veo que en los periódicos le dedican páginas y páginas. Estaré muy equivocada. Y lo más gracioso es que nació en 1979, no en los 90. "Para mí Julio Iglesias eran las canciones que escuchaba en casa de mi abuela, las parodias de Alfonso Arús y la prensa del corazón. No lo concebía como músico o artista". Vaya. Y fue gracias a Nacho Vegas, que lo llamó para grabar una versión de "Manuela" cuando empezó a ver que tenía buenas canciones. Bueno, entonces habrá que hacer genuflexión a Manuel Alejandro.

Aquí tenemos a un señor descubriéndonos en un libro el Mediterráneo que es Julio Iglesias, como otros descubrieron hace poco el Mediterráneo que es Raphael en un documental. Pero para qué se va una a cabrear si cada dos por tres nos cuentan que Hedy Lamarr tiene mucho que ver con el wifi. Y, espera, que también hay gente que ha descubierto a Charo Baeza porque la ha sacado el New York Times.

Estoy muy equivocada porque he leído y esperado las nuevas aventuras de Mortadelo y Filemón cuando era pequeña. Leo que Cruz Sánchez de Lara, que acaba de publicar la novela Cazar leones en África, siempre ha tenido "el concepto de la lectura útil" y siempre ha leído "pretendiendo aprender". "Cuando mis compañeros de colegio leían Mortadelo y Filemón, yo intentaba entender el teatro clásico. Me ha gustado siempre la lectura que supusiera un reto. He leído mucho ensayo, filosofía y los clásicos. Me encantan Zweig y Proust, pero también Virginia Woolf. Es difícil elegir favoritos. No me resisto a una historia bien escrita. Ahora estoy con Timandra, de Kallifatides".

¿Pero quién es capaz de no aprender con Mortadelo y Filemón? ¿Cómo íbamos a saber qué eran los hotentotes si no hubiéramos leído ese extraño nombre en una de las contraseñas de los tebeos de Ibáñez? "Hay hombres con bigote que tienen cara de hotentote". Y cómo íbamos a saber qué era ‘Doña Francisquita’ si en nuestra más querida historieta de Escobar no hubiéramos leído "por el humo se sabe dónde están los Zipi y Zape". Hoy sabemos, además, diferenciar las etapas de Mortadelo y Filemón: la primera, cuando estaban solos y vivían juntos; la segunda, cuando aparece la TIA, el superintendente Vicente, el profesor Bacterio, la secretaria Ofelia o las entradas secretas, y la tercera, cuando tienen historias temáticas de actualidad (un mundial de fútbol, los juegos olímpicos, la corrupción…).

Dice Javier Pérez Andújar en su Diccionario enciclopédico de la vieja escuela (Tusquets) que en España se ha leído demasiado superficialmente a Mortadelo y Filemón y que todo lo malo que ahora ocurre quizá sea producto de ello. Estoy de acuerdo. Pero qué sabré yo, que siempre he creído que Julio Iglesias era un cantante.

Temas

En Chic

    0
    comentarios