Menú

Rocío Carrasco insinúa cosas muy graves sobre Ortega Cano: "Mi madre sabía lo que era José"

El episodio de esta semana está centrado en el matrimonio de José Ortega Cano con Rocío Jurado y la adopción de Gloria Camila y José Fernando.

El episodio de esta semana está centrado en el matrimonio de José Ortega Cano con Rocío Jurado y la adopción de Gloria Camila y José Fernando.
Rocío Jurado y José Ortega Cano | Gtres

Que no se te olvide nunca que yo soy Ortega Cano, con este descriptivo título se ha estrenado esta semana en Telecinco (después de su anecdótico paso por MiTele Plus) el quinto episodio de la docuserie En el nombre de Rocío, protagonizada por Rocío Carrasco donde habla sobre algunos de los capítulos más polémicos de la vida de su madre. En esta ocasión, el capítulo se centra en la, según su protagonista, tormentosa relación entre José Ortega Cano y Rocío Jurado, un amor "tóxico" que habría terminado en separación de no haber enfermado la cantante.

En el año 1992 el torero llega a la vida de 'la más grande', enseguida se enamoran y comienzan una relación que según su hija "al principio era maravillosa, mi madre parecía una adolescente". Pese a que hace años que no mantiene relación con Ortega, reconoce que al principio se llevaban " a las mil maravillas": "Nunca lo vi como un rival de mi padre. Era la persona que mi madre quería en ese momento. Era un tío simpático, agradable, le gustaba el baile como a nosotras. Me llevaba muy bien con él", reconoce Rocío.

rocio-jurado-ortega.jpg

La boda "fue un error"

Tres años después, el 17 de febrero de 1995, llega el día de la boda, una celebración que Rocío Carrasco asegura que vivió con mucha intensidad: "Cuando vi a mi madre vestida de blanco me di el lote más grande de llorar porque fui consciente de todo lo que no había sido consciente durante el noviazgo: ya no iba a ser posible que lo anterior volviese a ser (que se reconciliase con su padre Pedro Carrasco)". Una decisión, la de casarse, que Rocío considera que no fue acertada ya que asegura que su madre "sufrió mucho" durante el matrimonio.

Rocío saca toda la artillería pesada contra el torero y le acusa de no valorar a la mujer que tenía, de no comportarse "correctamente" y protagonizar situaciones "que nunca que nunca se tenían que haber dado". Unas desagradables escenas de las que no solo sería testigo ella, sino también el resto de su familia, que ahora "parecen haber olvidado" todo lo que vivieron: "Ahora parece que se llevan muy bien, que son una familia. Pero todos ellos han vivido muchas cosas, más que yo incluso (…) Se daban situaciones que eran imperdonables y que no se tenían que dar ".

capitulo-2-rocio-carrasco.jpg

Según las primas de Rocío Jurado y su propia hija, la artista le habría pedido en más de una ocasión a Ortega el divorcio: "Ella un día decide que no puede más y se quiere separar (…) Yo no quería verla infeliz, sufrir, me parecía que no se lo merecía. Me parecía que era una mujer que lo había dado todo en esa relación entonces me parece que no se merecía las situaciones que se generaban y que se daban. Mi madre se hubiese merecido vivir de otra manera. Haber sido feliz y haber vivido sus últimos años felices", dice, asegurando que ella no pudo hacer más por su madre por lo que estaba viviendo con la custodia de sus hijos y Antonio David Flores.

¿Quién filtró el vídeo de 'estamos tan a gustito'?

"Fue una soberana putada para él", dice Rocío Carrasco al hablar sobre la filtración del famoso vídeo de José Ortega Cano cantando "estamos tan a gustito" durante la boda de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. Un vídeo que supuso un antes y un después en la imagen pública del torero y que lo convirtió en objeto de burlas y parodias durante años. "Usaron una imagen de una persona que está feliz, contento, todos nos hemos pasado en una celebración, pero todo se realiza en un ámbito de confianza y que se usase de esa manera, me fastidió mucho", defiende Rocío.

Pese a que asegura que no puede confirmar quién está detrás de esta filtración, no duda en señalar a su tío Amador como posible culpable: "Puedo creer que es perfectamente capaz y que fuese Amador, pero no lo puedo asegurar. La familia se mofó con posterioridad de Ortega de aquella escena".

Esta polémica trajo muchos disgustos para Ortega Cano. Tal fue su estado de nervios durante las primeras semanas tras la publicación de las imágenes, que durante una comida tuvo una fuerte discusión con Rosa Benito, de la que Rocío Carrasco fue testigo. En la versión que se ha dado durante los últimos años, durante esa cena Rosa Benito se ríe de las imágenes, algo que enfurece a Ortega Cano que se abalanza hacia ella entre insultos. Rocío Jurado se levanta y defiende a su cuñada, amenazando incluso a su marido, hasta que Amador Mohedano lo saca del restaurante para evitar males mayores.

Una versión que según Rocío no se ajusta del todo a la realidad: "Se les olvida a todos que en esa cena estaba yo también. Es verdad lo que cuentan, que es por el tema del tan a gustito, que se encara con Rosa y que mi madre se mete por medio pero no es verdad que mi madre se encarara con José ni que mi madre le insultara. Eso no es cierto. Ella llegado un momento, ella no tenía el valor para hacer todo eso que han dicho. Ella ya no estaba capacitada para echarle huevos. Con él se hacía muy pequeña".

rocio-carreasco-ortega-cano-fidel-albiac.jpeg

La edad de Rocío Jurado, un problema

Sin entrar en detalles escabrosos sobre la supuesta mala vida que el torero daría a su madre, Rocío asegura que Ortega utilizaba la edad como arma arrojadiza contra su madre: "Le recriminaba su edad. Me consta por ella", asegura sobre Rocío Jurado que se habría sometido a tratamientos de fertilidad para hacer realidad el sueño de su marido de ser padre, al no conseguirlo, deciden adoptar: "Mi madre, sus necesidades y su sentimiento de maternidad ya lo tenía cubierto y ella está viviendo su faceta de abuela. Es verdad que ella por lo que ella siente por José, y estoy segura de porque lo quería y entonces adoptaron. Con José Fernando y Gloria se me caía la baba. Eran bellos, siguen siéndolos, pero cuando ves a unos niños tan pequeños, con esa alegría, para ellos todo era nuevo, y nada más y nada menos que a una casa como la de mi madre".

Reconoce haber sentido "envidia sana" cuando veía a su madre ocuparse de sus dos hermanos, a lo que más hermanos, "consideraba como hijos": "Me encantaba verla cuando se quedaba con ellos jugando, viendo películas, cuando los duchaba. Dentro de mi de una forma totalmente sana decía como me hubiese gustado que esto hubiese pasado conmigo. Cuando la veía prepararle la cena a mis hijos o mis hermanos era como si me lo hiciera a mi, yo disfrutaba".

rocio-jurado-ortega-cano-e-hijos-portada.jpg

¿Se hubiesen divorciado?

Durante años se ha hablado sobre el fuerte carácter de Rocío Jurado, en parte debido a su potencia escénica y a la defensa a ultranza que hacía de su familia, y que según su hija "no tenía para enfrentarse a su marido": "Estoy cansada de que digan que ella era una mujer que tenía mucho carácter y por eso nadie le podía toser. Está claro que ella tenía carácter a la hora de desempeñar su trabajo o enfrentarse a una situación ajena, pero eso no tiene nada que ver para lo que aquí se está hablando", dejando caer que su madre podría haber sido víctima del algún delito.

"Ella sabe lo que es José Ortega Cano, porque esos arrebatos en un principio no le dan gratuitamente. Ella tiene conocimiento, tiene información de cosas que él hace y no tiene que hacer. Es verdad que durante un tiempo lo tiene un poquito corto atado, no porque fuese una mujer muy celosa, sino porque a le parecía una tomadura de pelo que ella se fuera a trabajar y saber que él tiene una serie de actitudes en España que no son correctas", añade sin pronunciar en ningún momento las palabras "infidelidad" o "deslealtad", suponemos que para evitar demandas.

Dice incluso que su madre habría comprado fotografías "muy delicadas" sobre José Ortega Cano para protegerle: "Me consta, pero no voy a entrar en detalles".

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad