Menú

‘Obsesión’, la segunda vida de Jane Wyman

El playboy Rock Hudson primero provoca la muerte del marido de Jane Wyman y luego la ceguera de ella. Y se hace médico para curarla. Violines.

Rosa Belmonte
1
Jane Wyman y Rock Hudson en Obsesión

Jane Wyman tuvo tres vidas laborales (vidas que no se pueden pedir en la Seguridad Social). La segunda se inauguró con Obsesión, la película de Douglas Sirk estrenada el 4 de agosto de 1954 en Nueva York. Se cumplen 60 años de un filme del que no sobreviven ni Jane Wyman, ni Rock Hudson, ni Agnes Moorehead, ni Douglas Sirk. Quizá sea inferior a Sólo el cielo lo sabe, que volvería a reunir a los cuatro, pero crucial en la carrera de muchos de los que participaron en ella. A Douglas Sirk le parecía tan inverosímil la novela en la que se basaba que se negó a hacerla, pero el productor Ross Hunter lo convenció. Jeff Chandler, que iba a interpretar el papel que luego hizo Rock Hudson, sí que se plantó porque creía que la historia era demasiado tonta y sentimentaloide. Lo es. El playboy al que interpreta Rock Hudson primero provoca la muerte del marido de Jane Wyman y luego la ceguera de ella. Y se hace médico para curarla. Violines. Por no hablar de la caracterización como señor mayor de Hudson, con ese tupé y esas mechas blancas. Fue el primer gran papel de su carrera. Otra cosa es lo que Douglas Sirk consiguió. Es el primero de sus melodramas recargados y también una película inolvidable. Y ese technicolor. Aunque solo fuera por ver bailando a Jane Wyman y Rock Hudson en el pueblecito centroeuropeo merecería la pena.

La idea de Hunter era hacer nuevas versiones de viejos éxitos de la Universal para atraer a las mujeres de clase media a los cines. Y Sublime obsesión, de John M. Stahl, era una de las películas elegidas. Luego volvería a hacer lo mismo (también junto a Sirk) con Imitación a la vida. Y fue idea de Hunter contratar a una actriz madura y emparejarla con un galán joven. Tan bien les fue que al año siguiente harían Sólo el cielo lo sabe.

Los 40 (la década, cuando estuvo casada con Ronald Reagan) habían sido sus mejores años. Días sin huella (1945), El despertar (1946) y Belinda (1947), con la que ganó el Oscar. Hasta ahí su primera vida. La otra la inauguró con Obsesión (su última nominación al Oscar) pero salvo Solo el cielo lo sabe y Pánico en la escena, en los 50 no haría ya gran cosa. Llegarían los 60 y, además, de Polyanna, su etapa televisiva. De secundaria. Hasta que a los 64 y en el año 49 de su carrera, consiguió su gran papel, el de Angela Channing en Falcon Crest (1981-1990), para el que primero se pensó en su amiga Barbara Stanwyck. Participó en 208 de los 227 capítulos. Es que llegó un momento en que no pudo más físicamente. Se desmayó en el set el 20 de febrero de 1989. A partir de los dos primeros episodios de la novena temporada su personaje fue hospitalizado y entró en coma. Cuando la salud se lo permitió, reapareció en los últimos tres episodios de la temporada. Y todavía haría de la madre de Jane Seymour en La doctora Quinn.

Murió en 2007, a los 90, en su casa de Palm Springs. Ronald Reagan, de quien nunca hablaba en las entrevistas, había muerto en 2004. Le parecía de mal gusto hablar de exmaridos o exmujeres. Era como cuando recibió el Oscar por Belinda: "He ganado este premio por mantener la boca cerrada, así que voy a hacerlo otra vez". Le votó tres veces. Y fue a su funeral. Como tantas otras, Jane Wyman fue una de las candidatas a interpretar a Escarlata O’Hara. Menos mal que se impuso la cordura y la Leigh (que tenía poca).

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation