Menú

Vacaciones (del Imserso) en Roma

John Waters dijo: "Si vas a casa de alguien y le gusta 'Desayuno con diamantes', no te lo folles". Lo mismo pasa con el Real Madrid.

Rosa Belmonte
0
Vacaciones en Roma | Archivo

Robert De Niro va a ser el protagonista de Vacaciones en Roma. Cielos. En un remake de la película de William Wyler estrenada en 1953. No sé si De Niro irá en Vespa con 72 años (Gregory Peck tenía 37 años). Lo de este proyecto lo cuenta en ABC Ángel Gómez Fuentes citando al diario italiano Il Messaggero. No nos dicen todavía quién será ella. Prefiero pensar que va a ser una vieja, que lo que quieren hacer es una aproximación a Robin y Marian (1976), esa maravilla de Richard Lester que contiene la más bonita declaración de amor de la historia del cine. La de Audrey Hepburn a Sean Connery: "Te amo. Te amo más que a todo. Más que a los niños. Más que a los campos que planté con mis manos. Más que a la plegaria de la mañana. O que a la paz. Más que a nuestros alimentos. Te amo más que al amor o a la alegría. O a la vida entera. Te amo más que a Dios".

Volviendo a lo vulgar, hay que seguir dando la razón a Alan Moore cuando dice que "Cada película de Hollywood es una nueva versión de una película anterior o de una serie de televisión que todo el mundo odiaba en los años 60". Aunque esta película no sea de Hollywood sino del Lazio.

El guión de Vacaciones en Roma es de Dalton Trumbo. Y el Oscar también era suyo. Aunque en los créditos apareciera Ian McEllan. La película Trumbo tiene que ver con ello. John MacNamara, el guionista, escuchó hablar de Trumbo a su profesor de guión (Ian McLellan), que aparentemente había ganado ese Oscar. El guionista inglés le dijo que era una tapadera y que leyera la biografía Trumbo, de Alexander Cook, en la que se basa la reciente película. El libro que recrea la paranoia anticomunista fomentada por McCarthy se publicó en 1977 pero a España, gracias a Navona, no llegó hasta el año pasado.

Vacaciones en Roma es una película notable. Como lo es Audrey Hepburn, aunque resulte tan cansina y acabes odiándola sólo por la gran cantidad de idiotas a las (a los) que les gusta Audrey Hepburn. Me pasa como a John Waters cuando hizo aquel discursillo tan repetido de fomento de la cultura. "Necesitamos hacer que los libros vuelvan a molar. Si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles. No le dejes explorarte hasta que haya explorado secretos universos en los libros. No le dejes conectar contigo hasta que haya caminado entra las líneas de las páginas". Yo diría que si vas a casa de alguien (o lo conoces en cualquier sitio) y le gusta Desayuno con diamantes no te lo folles’. También es verdad que hasta Waters se desdijo de su boutade. "Es bonito, pero no es verdad. Si alguien es lo suficientemente mono, pero es un idiota o un racista y aún así quieres tener sexo con esa persona, tienes dos opciones: o estás todo el tiempo diciendo ‘lalalá’ para no escucharlo o pones un órgano sexual en su boca para que se calle". Con Audrey Hepburn pasa como con el Real Madrid. Demasiadas veces te fastidia compartir equipo con tanto gilipollas.

Sólo espero que si este absurdo remake se hace, Ángel Gómez Fuentes participe saludando a la princesa como "Julián Cortés-Cavanillas, corresponsal de ABC".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation