Menú
Rosa Belmonte

Lejos de Cercas

Javier Cercas dijo en TV3 que España era una democracia y le llamaron imbécil, falangista, bufón y cretino.

Rosa Belmonte
0
Javier Cercas dijo en TV3 que España era una democracia  y le llamaron imbécil, falangista, bufón y cretino.
Javier Cercas. | TV3

España es una democracia. Noticia. Eso dijo Javier Cercas en TV3 (en FAQS). Y como si hubiera dicho que Cataluña debería ser destruida por una bomba atómica. O como si fuera Espartero y hubiera soltado lo de “Por el bien de España, hay que bombardear Barcelona una vez cada cincuenta años”. Citó estudios de The Economist y otros que certificaban, o lo que fuera, la democracia española. Lo mismo en unos sale España como full democracy delante de Francia o EE UU. Lo mismo en otros sale delante de Alemania y de Finlandia. Unos insultos se llevó que para qué. Falangista (que no es un insulto salvo en la intención), imbécil, bufón, cretino o “sólo falta que llevéis a la cabra de la legión”. Eso fue el sábado mientras el programa se estaba emitiendo. Desde entonces hay una campaña. Se ha difundido “un bulo de gran refinamiento”, según el propio Cercas ha dicho en El país. Tomará medidas contra los que le acusan de incitar una intervención del ejército en Cataluña. Hay que estar como una cabra. De la legión o de donde sea. Eso es el independentismo, no una ensoñación, una locura. Y una maldad organizada. O sea, vas a promocionar tu última novela (‘Independencia’) y a hablar de la adaptación teatral de 23-F. Anatomía de un instante y de pronto eres Dionisio Ridruejo. Es que me acuerdo de esa foto de enero del 39 donde se ve al general Yagüe, el coronel Barrón y a Ridruejo, como jefe nacional de Propaganda, en la Plaza de Cataluña.

Cercas es de Gerona y de origen extremeño, pero no es de Gerona como a estos les parece que debe ser alguien de Gerona. Este es uno que según esta gente blanquea al rey Juan Carlos en el 23-F. Gente que demuestra eso que decía Azaña de que la mejor manera de guardar un secreto en España era escribir un libro. Porque eso es lo que escribió en el libro Anatomía de un instante y repitió en FAQS: “La verdad es que el golpe de Estado lo paró el Rey. No hay ninguna duda. La verdad es muy compleja. De Jordi Pujol no tenemos hoy buena opinión, pero de este señor no podemos decir que no fue un antifranquista real. Los seres humanos somos capaces de lo peor y de lo mejor”. También dijo que las élites económicas catalanas estuvieron al frente del proceso de independencia.  

No se había visto Cercas en una situación semejante. Una diputada de Junts per Catalunya escribió en Twitter: “¿Qué hace en TV3 un promotor del levantamiento militar contra Cataluña? Esto no es libertad de expresión, es una televisión pública que da al fascismo una posición de privilegio”. Claro que no puedes esperar otra cosa de los espectadores de un programa donde, según el Consell Àudiovisual de Catalunya, tres de cada cuatro entrevistados en el ámbito político son afines al secesionismo (Rahola tiene un monólogo semanal).

Y llega un espécimen como Cercas y se vuelven tarumbas. Pero de verdad. Porque lo de la intervención militar es de un discurso sacado de contexto con mucha bajeza. Sacado de contexto para bobos. Yo no quiero compartir país con esa gente, pero qué le vamos a hacer, hay otros con dos dedos de frente. Vayamos a la gala del Día de Extremadura de 2019 donde el jefe de la UME, el teniente general Miguel Alcañiz, recibe una de las medallas. Y estas son las palabras de Cercas en el acto: “Soy un partidario feroz del aburrimiento en política. De un aburrimiento escandinavo, o como mínimo, suizo. Las aventuras me encantan, me apasionan, me vuelven loco, pero en los libros, en el cine y en general en la vida privada. En la vida pública, vade retro, Satanás. Ahí, tedio total. Cuando la vida pública, la política, se llena de pasión, aventuras, emociones, como nos ha ocurrido a los catalanes en los últimos años, échate a temblar o llama a la unidad del general”. O sea, que por una broma que cualquier idiota entiende como una broma, Cercas quiere la intervención de la unidad del general. Del ejército. Y eso difunden. Demonios, la UME ni siquiera es un ejército al que se pueda temer, es la Unidad Militar de Emergencias. Pero la intelligentsia catalana anda comparando a Cercas con Karadzic. Un agitprop tan vulgar solo puede triunfar en gente que está p’allá. Y desde luego, muy lejos de Cercas.  

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD