Menú

Qué tiene mi hijo: ¿bronquiolitis, gripe o coronavirus?

El coronavirus comparte síntomas con las infecciones víricas más comunes del invierno. Pero las mascarillas también han traído alguna buena noticia.

0
El coronavirus comparte síntomas con las infecciones víricas más comunes del invierno. Pero las mascarillas también han traído alguna buena noticia.
Los síntomas de las principales infecciones respiratorias se solapan. | EFE

Tras la primera ola de coronavirus y el primer estado de alarma, los colegios y guarderías reabrieron en septiembre con la obligatoriedad en casi todos los centros de tomar la temperatura a diario y estar muy atentos a los síntomas compatibles con la covid 19 con el fin de evitar brotes. Los padres se encontraron con la difícil misión de tratar de distinguir cuándo se trata de un simple catarro o cuando puede tratarse de algo más. Dos meses después, con la llegada del frío, se suman dos sospechosos más: la gripe y las temidas bronquiolitis. Aunque sigue siendo muy difícil distinguir una infección de otra incluso para los médicos al tratarse las tres de virus que atacan el aparato respiratorio, pediatras del hospital Gregorio Marañón de Madrid han publicado unas claves que ayudan a distinguir una enfermedad de otra y sobre todo a decidir cuándo es indispensable ir al médico. Estos son los síntomas más frecuentes de cada infección:

  • Catarro: son habituales el dolor de garganta, la tos, la mucosidad y la fiebre, que dura entre dos y tres días.
  • Gripe: la fiebre es más alta y los niños pequeños pueden estar decaídos e irritables. Los mayores pueden quejarse de dolor de cabeza y dolores musculares.
  • Bronquiolitis: arranca como un resfriado y puede aparecer a los pocos días dificultad respiratoria.
  • Covid 19: en niños suele presentarse de forma leve. Los síntomas habituales son tos, febrícula, pérdida de olfato y/o gusto, diarrea, dolor muscular y sensación de falta de aire.

Según explica a LD Paula Vázquez, coordinadora de la Urgencia Infantil del Gregorio Marañón, la mayor parte de los niños que están viendo con covid 19 son asintomáticos y presentan "cuadros muy leves, a veces imperceptibles", generalmente con tos con fiebre o febrícula en el caso de que presenten síntomas.

Como en el caso de los adultos, los niños son sometidos a pruebas para detectar el virus cuando presentan síntomas compatibles con la covid 19 tales como fiebre y tos, fiebre y dolor abdominal o fiebre y pérdida de olfato; por lo general, el médico no les somete a prueba si presentan sólo rinorrea (congestión nasal). Si se trata de un cuadro sintomático de hasta cinco días de duración compatible con covid 19, los niños son sometidos a un test rápido. Si ha pasado más tiempo, se les hace una PCR. También como en el caso de la población adulta, antes de ir a un centro médico por sospecha de covid 19 hay que llamar por teléfono.

¿Cuándo ir a urgencias?

Aunque estas infecciones respiratorias suelen pasarse de forma leve, hay ocasiones en que es indispensable ir al centro de salud o a urgencias. Según explican las doctoras de Urgencias Pediátricas Clara Ferrero García-Loygorri y Ana Jové Blanco, hay que acudir al médico siempre en caso de dificultad respiratoria, si el niño presenta un decaimiento intenso o mal color.

Se da la circunstancia de que la pandemia ha provocado que en general haya descendido la asistencia a urgencias por temor al contagio, tanto en niños como en adultos. La situación fue especialmente evidente en marzo y se vieron, según explica a LD la doctora Vázquez, "cuadros muy evolucionados" de dificultad respiratoria grave o apendicitis con peritonitis en niños. En la actualidad, sigue existiendo una menor asistencia a urgencias con una bajada estimada del 40%, en parte por la menor incidencia de gripe y bronquiolitis y en parte porque el miedo entre los padres persiste. Por ello, apunta Vázquez, hay que insistir en que las urgencias y los centros de salud "son sitios relativamente seguros" a los que hay que acudir en caso necesario, con "circuitos diferenciados" para infectados, en los que se está pendiente de que los afectados "lleven mascarilla" y no se toquen superficies que puedan estar contaminadas. "Tanto si tienen cuadros de broncoespasmos, dolor abdominal" agudo u otras dolencias es necesario acudir a urgencias, apunta Vázquez. Ni los niños ni las familias, indica, "se van a contagiar".

Si la infección es leve y puede pasarse en casa, desde el hospital recomiendan hidratación; paracetamol o ibuprofeno para tratar la fiebre, lavados nasales con suero y levantar la cabecera de la cama o cuna para facilitar la respiración.

La buena noticia: el VRS, desaparecido

Otros años, a las puertas del invierno las urgencias pediátricas comienzan a llenarse de niños con complicaciones derivadas de la gripe o cuadros de bronquiolitis. Sin embargo, según confirma Vázquez a LD, este año aún no han tenido ningún caso de gripe y tampoco de bronquiolitis vinculado al virus respiratorio sincitial (VRS), responsable de la inmensa mayoría de casos que requieren de hospitalización.

En Madrid y otros puntos de España, confirma la doctora, está desaparecido y sólo han detectado "algún caso" en Galicia. Las únicas bronquiolitis que han tratado en el hospital están asociados a otro tipo de virus, los rinovirus. Según Vázquez, las medidas de protección contra el coronavirus están cambiando claramente la situación, algo que ya se había vivido en el hemisferio sur este verano, con países sin apenas incidencia de gripe.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios