Menú
Juan Manuel González

¿Y qué pasa con 'Manolete'?

0

Manolete, la esperada película biográfica sobre la vida y muerte del torero homónimo, lleva pendiente de estreno desde el año 2007. A pesar de estar protagonizada por dos estrellas internacionales como Penélope Cruz y Adrien Brody, de contar con una solvente producción de 20 millones de euros y de relatar una historia de interés nacional e internacional (suponemos), la cinta del holandés Menno Meyjes lleva guardada en un cajón desde hace años y tan sólo ha podido ser estrenada en un puñado de países (con críticas raquíticas, hay que decir). ¿Se han preguntado qué ha pasado con ella?

La razón es el embargo de los tribunales por la deuda de su productor, el antaño poderoso Andrés Vicente Gómez, con la empresa Construcciones Escénicas Moya, responsable de los decorados y el diseño artístico de la película. De modo que hasta que ambas partes no lleguen a un acuerdo, y en varios años no lo han hecho, Manolete nunca toreará en salas españolas. El acuerdo que posibilitaría la distribución del filme, que costó nada menos que 20 millones de euros -repetimos-, estuvo a punto de producirse precisamente el pasado mes de marzo, fecha en la que la empresa de decorados y el productor casi hacen las paces. No obstante, y según palabras de José Luis Moya, un desacuerdo en la cifra dio al traste con el intento. Dice Moya que Gómez le debe 650.000 euros, mientras que el productor ciñe la cifra a 160.000 euros. "Es indignante porque además esta película ha recibido muchas subvenciones públicas, es indignante pensar qué habrá hecho este señor con el dinero de todos", reflejó elmundo.es en el año 2008.

Pero hay más. Dos hoteles alicantinos, el Meliá Alicante y el Sidi San Juan, también interpusieron una demanda contra Gómez por el impago de varias deudas que alcanzan los 233.900 euros, por el alojamiento de los equipos de Manolete y también de Io, Don Giovanni, cinta igualmente producida por Gómez. Según esa demanda, Iberoamericana Films Producción S.A. no habría abonado el importe requerido, como tampoco lo ha hecho Rocabruno S.A., si bien esta última en lo referido al rodaje de Io, Don Giovanni, de Carlos Saura. Ambas son propiedad de Gómez. Uno de los hoteles, de hecho, está esperando al estreno para pedir el embargo de la taquilla que obtenga Manolete.

En Francia, la orden emitida por los tribunales españoles no tiene efecto alguno. De modo que hace escasos meses pudo verse allí uno de los montajes de la cinta de la mano de una de las productoras de la misma, Quinta Communications. Algunas fuentes hablan de una iniciativa económica de la Ciudad de la Luz, estudios alicantinos donde se filmó esta cinta maldita, para estrenar la película antes de finales de este año.

Andrés Vicente Gómez se ha acercado a la ruina en numerosas ocasiones. Lo hizo en 2004 y fue salvado in extremis por El Pocero, popular empresario que puso dinero de su bolsillo para salvar la productora responsable de algunos de los mayores éxitos del cine español, y que de esa manera tiene también dinero invertido en esta cinta maldita. Pero la ruina definitiva le llegó a Gómez de todas formas en 2007, cuando no pudo evitar la quiebra debido a la demanda de Moya.

De modo que el romance entre Manolete y Lupe Sino, su oscura y a la vez tierna amante, va a tener que esperar todavía una larga temporada.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios