Menú
Juan Manuel González

El Torrente americano y la ira de Matt Damon

0

Esta ha sido una semana en la que las nominaciones a los Globos de Oro han confirmado, sin ningún tipo de sorpresa, los filmes que sonarán en los próximos Oscar. Desde la espléndida El discurso del Rey hasta Origen, pasando por Cisne Negro, The Fighter y, por supuesto, La Red Social (que algunos dicen que estará más que olvidada en unos años, a los que yo contesto que lo que menos importa en la misma es el propio Facebook). Una gran olvidada de última hora es, por cierto, Camino a la libertad, de Peter Weir, que acabo de ver y que es simplemente excelente. Por lo demás, aquí tenemos algunas curiosas noticias sobre actualidad cinematográfica recopiladas.

Mucho se ha hablado del remake americano de Torrente. Recuerdo con ojiplática perplejidad aquel rumor que decía que Oliver Stone estaba muy impresionado con el primer filme de Santiago Segura, y que estaba dispuesto a afrontar un remake del mismo. Aquello quedó, lógicamente, en agua de borrajas, pero ahora el tema empieza a sonar con fuerza cuando quedan pocas semanas para el estreno de la tridimensional Torrente IV.
Y es el británico Sacha Baron Cohen (Borat, Bruno) el que anda metido en el tema. El estudio que está planteándose adaptar las aventuras de Jose Luis Torrente al mercado de EEUU es New Line, responsable de la saga El Señor de los Anillos y que después de quebrar está ahora bajo el amparo de Warner Bros. Tres de los guionistas de la serie de televisión Seinfeld están plumas a la obra.

Dos filmes estrenados hace muy poco están esperando concretar la posibilidad de una secuela. Los Otros Dos, que funcionó muy bien en EEUU y fue ignorada fuera de allí, y El Equipo A, que fue un fracaso en todas partes, podrían tener segunda parte si y sólo si ofrecen buenos resultados en el formato doméstico. Esto demuestra el poder de las ventas de discos y descargas en internet, capaces de levantar por sí solas -junto a la taquilla internacional, siempre tan infravalorada por los propios estudios- los resultados de cintas que han logrado resultados mediocres en su estreno americano.

Una buena noticia que he proclamado en todos los lugares donde escribo, y que va dedicada a todos aquellos que odiamos la labor del director Jon Favreau en la exitosa Iron Man 2. Favreau no dirigirá  finalmente la tercera entrega de las aventuras del hombre de hierro debido a los habituales desacuerdos creativos con Marvel. El juntaplanos, responsable de la primera y segunda entrega de la saga protagonizada por el exultante Robert Downey Jr,  ha dicho que el filme iba a ser una continuación de todos los largometrajes de superhéroes Marvel que se estrenarán en próximos meses, como Thor, Capitán América o Los Vengadores. Y ni él mismo ni el estudio tienen ni idea de la manera de ejecutar tal hazaña de continuidad.

Pero podría haber otras razones ocultas. Favreau ha dirigido Cowboys & Aliens, con Daniel Craig y Harrison Ford, que se estrenará el próximo verano y debería ser uno de los éxitos de taquilla del año. Y su caché ha subido consecuentemente. De modo que a las mencionadas diferencias creativas podrían esconder desacuerdos económicos, ya que Marvel y Disney controlan todos los gastos al milímetro. En este caso, no hay bien que por mal no venga.

Gravity es uno de esos proyectos que han estado a punto de perderse de manera injusta. Se trata de una odisea espacial dirigida y escrita por el excelente mexicano Alfonso Cuarón (Hijos de los Hombres, Y tu mamá también) en la que dos astronautas quedan aislados en un módulo espacial luchando a contrarreloj por regresar a la tierra.

La película sólo tiene dos actores principales: Robert Downey Jr. ha estado durante mucho tiempo vinculado al proyecto, mientras Cuarón y el estudio, Warner Bros se peleaban por lograr una actriz a gusto de todos. Finalmente, los segundos se han impuesto al criterio del director y han colocado en la cinta a Sandra Bullock, reciente ganadora del Oscar por la ya olvidada The Blind Side. Pero los retrasos en la fecha de rodaje consiguieron que el actor de Iron Man se desvinculara de la cinta. Menos mal que a última hora el gran George Clooney ha recogido el testigo y finalmente tendremos una nueva obra de ciencia ficción dirigida por Cuarón.

Recientemente MTV habló con Matt Damon sobre las continuaciones de la saga Bourne que Universal está preparando sin el actor ni el director Paul Greengrass, que se encargó de la segunda y tercera películas. Y no está demasiado feliz con la decisión del estudio. “Les explicamos que nuestro personaje no tiene nada que ver con James Bond”, dijo en referencia a la secuela que está preparando el guionista y director Tony Gilroy sin ellos. “A Bourne no se le puede enviar a una misión. No hay desarrollo de personajes, hay un arco en el cual el personaje ya ha viajado a través de las tres películas. No puedes volver a iniciar todo". Amén.

Y sin más, les dejo con el tema musical de los créditos finales de Tron: Legacy, creado por el dúo francés Daft Punk. Es lo mejor de la cinta de Joseph Kosinski:
 

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios