Menú
Juan Manuel González

John Barry, en algún lugar del tiempo

0

John Barry nos dejó el domingo a los 77 años, víctima de un fulminante ataque al corazón.

Barry, británico de nacimiento y formado en el jazz, ha sido, es y será uno de los nombres ejemplares de la música de cine. La importancia de la melodía en sus composiciones, el arrebatado romanticismo de sus partituras, y la serenidad aventurera que impregnaba todas ellas le han convertido en algo eterno, único y original.

Ganador de cinco Oscar, fue responsable de la música de la mayoría de las películas de James Bond durante un cuarto de siglo, y posteriormente se encargó de la partitura de filmes tan populares como Memorias de África, Cowboy de medianoche, El abismo negro, Bailando con lobos... La lista de títulos es enorme. Llevaba algunos años sin presentar ninguna banda sonora nueva, dedicado a componer para espectáculos de Broadway.

Se va uno de los grandes. Y lo mejor es que yo calle y hable él:

Un servidor le conoció con la música de Sólo se vive dos veces, y su aportación probablemente no ha sido igualada. La música de cine, que vive un buen momento de salud, ha escogido sin embargo otros caminos, pero aún así su influencia se mantiene viva y elemental.

Barry era especialmente adecuado para dramas románticos. La calle del adiós, de Peter Hyams:

El abismo negro, filme Disney que muestra ese toque Bond que le hizo famoso.

Una joya desconocida basada en una novela de Richard Matheson. En algún lugar del tiempo tiene un tema que deberían escuchar hasta el final.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios