Menú
Juan Manuel González

Y Charlize se comió a Kristen

0

Dos estrellas, Charlize Theron y Kristen Stewart, y una película, Blancanieves y la leyenda del cazador. Pero quien esperase una competición entre ellas por encantar a la prensa española, probablemente saliese algo decepcionado de la comparecencia para presentar la épica producción que se estrena el 1 de junio.

Mientras la rubia ganadora del Oscar despachó el evento con simpatía y locuacidad, la segunda se mostró tan distante e incómoda como en las películas que protagoniza, y de hecho tuvo que ser auxiliada por su compañera de reparto a la hora de contestar algunas preguntas.

Charlize Theron, que disfruta la ocasión de interpretar a la malvada de la historia como pocas veces en su carrera, repartió meritos recordando que abordó su papel colaborando activamente con la diseñadora de vestuario, Colleen Atwood. Sobre la perspectiva de hacer de villana, aseguró que "todos disfrutamos cuando vemos a personas que hace cosas terribles. Es como cuando uno va más despacio y hay un accidente de trafico. Los de Rávena (la malvada Reina de la película) son atributos con los que nos relacionamos, representan algo que quizá no queremos aceptar. Sí, hay mucho de ella en personas que conozco".

La actriz, que se presentó de radiante rojo en la Casa de América de Madrid, recordó en clave humorística una anécdota en una de sus primeras audiciones, en los que un famoso realizador –cuyo nombre empieza por Michael, y acaba por Bay...- le citó en su propia casa y le recibió en pijama... La ganadora del Oscar sintió la necesidad de defender una película de acción en la que el protagonismo lo ostentan dos mujeres, pero consideró que por sí mismo el "feminismo no dice nada. Para entender a las mujeres hay que tener en cuenta a los hombres". Y deletreó "ODIO ese sentimentalismo en el que los hombres son malos y las mujeres maravillosas".

Stewart, por su parte, quiso desembarazarse de la imagen lánguida de Crepúsculo, si bien tímidamente: "mi definición de pureza no es la de no practicar sexo", dijo en referencia a su famoso personaje de Bella Swann. La protagonista de la saga adolescente definió a su Blancanieves, que al final de la cinta se enfunda la armadura para recuperar su reino, como una moderna Juana de Arco y una joven "en situaciones peligrosas".

Ambas intérpretes fueron preguntadas sobre la necesidad de ser bella en Hollywood. Como era de esperar, Theron, que ganó un Oscar por el papel de una demacrada asesina en Monster, bromeó con naturalidad sobre ello. "Sí, si quieres ganar un Oscar tienes que estar muy fea, hazlo y ya veras, ganarás uno". La intérprete, que citó como modelos actrices como Susan Sarandon, aseguró que espera haberlo ganado "por otras razones, que involucrase algo de habilidad".

Por su parte, el realizador debutante Rupert Sanders, hasta ahora responsable de vídeos musicales, defendió su oscura, carísima y espectacular versión del mítico cuento, protagonizada también por Sam Caflin, presente en el evento. "La historia de los hermanos Grimm es de una mujer que envió a alguien a un bosque para quitase el corazón a una niña. No creo que haya hecho una historia más oscura y es tan relevante hoy como cuando fue escrita".

Sanders, que realiza un notable trabajo visual en la cinta, dijo que "es imposible recordar un cuento con el que te puedas reír, son historias muy oscuras sobre la condición humana". Y pendiente aún de los resultados de taquilla, no despejó las dudas sobre si habrá trilogía –"no tenemos obligatoriedad legal"-.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios