Menú

La pierna es de Sue Ellen

'El Graduado', un clásico en la cultura popular incluso para quienes no la han visto, cumple 50 años.

Rosa Belmonte
0
Katharine Ross y Dustin Hoffman | Archivo

Contaba Anne Bancroft que muchos años después de hacer El graduado (1967) se le acercaban hombres jóvenes para decirle que era la primera mujer con la que habían tenido fantasías sexuales. Normal. La película de Mike Nichols, un clásico dentro de la cultura popular incluso para quienes no la han visto, cumple este año 50, edad que ni de lejos alcanzaba Bancroft. Tenía sólo 35 años. Dustin Hoffman, 29. Aunque en la película ella decía que doblaba la edad de Benjamin. Como Dalida cuando canta ‘Il venait d’avoir 18’. Es más, Bancroft era sólo ocho años mayor que Katherine Ross, su hija (William Daniels, que hacía de padre de Hoffman, sólo era 10 años mayor que este). Al éxito del reparto ayudó el aspecto aniñado de Hoffman (también su tamaño) y el maquillaje y la ropa que avejentaban a Anne Bancroft. Como en tantas películas, es difícil imaginar a otros actores. A Robert Redford, a Candice Bergen, a Doris Day (no iba con sus valores morales), a Susan Hayward (la favorita de Nichols), a Natalie Wood, a Sally Field o a Faye Dunaway (se fue a hacer Bonnie & Clyde). Hasta Ava Gardner, de 45, quiso hacer el papel y llamó a Mike Nichols. Fue a verlo y le dijo que no se desnudaba. Pero el director quería una mujer más joven (lo sorprendente es que su primera opción fuera Susan Hayward, cinco años mayor que Ava Gardner).

Dustin Hoffman hizo una desastrosa prueba para el papel, pero Mike Nichols tuvo la intuición de ver más allá. Le gustaba por su cara de sufrimiento. Sin embargo, no veía a Robert Redford. No lo veía con imagen de muchacho desvalido. El actor no entendía el rechazo y el director se lo tuvo que explicar: "Bob, mírate en el espejo. ¿Puedes imaginar un tipo como tú teniendo dificultades para seducir a una mujer?".

La película que adaptaba la novela de Charles Webb fue un éxito. Tuvo siete nominaciones a los Oscar pero sólo lo ganó Mike Nichols. La película capturaba el aire de la época. Ni Vietnam ni relaciones interraciales, pero sí sexo. Era el lío entre un graduado universitario y una mujer de 40 años (aunque no los tuviera). Una cana al aire tanto de la señora Robinson como de Benjamin Braddock. Algo que no formaba parte de la vida normal, pese a que ahora nos pudiera parecer que en los 60 había barra libre sexual. ‘El graduado’ no fue fácil de hacer. Había estudios ofendidos con el proyecto. El mérito fue de Joseph E. Levine, de Embassy Pictures, en cuyo haber había rarezas como ‘Hércules’ (1958), una de las peores películas de la historia, o ‘Godzila, rey de los monstruos’. Pero también ‘Matrimonio a la italiana’ (1964) y ‘Darling’ (1965). Mucho después llegarían ‘El león en invierno’, ‘Portero de noche’ o ‘Le llamaban Trinidad’. Es uno de esos productores cuyo nombre no es muy conocido pero cuyas películas ha visto todo el mundo. Cuando Dustin Hoffman fue a la oficina de Joseph E. Levine a hacer la prueba, el productor lo confundió con el que limpiaba las ventanas. Por eso en la película Benjamin aparece limpiando una.

El graduado fue importante para mucha gente. También para Simon & Garfunkel. Paul Simon estaba muy ocupado para componer pero tenía una canción dedicada a Eleanor Roosevelt y Joe DiMaggio. Se la enseñó y Nichols le dijo: "A partir de ahora, esta canción es sobre Mrs. Robinson, no sobre Mrs. Roosevelt". Joe DiMaggio se quedó en la letra porque convenía a la métrica.

Una de las imágenes más recordadas de la película es la de la pierna de Anne Bancroft doblada y Dustin Hoffman a través de la misma. Fue idea de Harold Michelson, diseñador de producción, director de arte, ilustrador y autor de guiones gráficos (hay un documental estupendo sobre su trabajo y el de su mujer, documentalista, en Movistar titulado ‘Harold and Lillian: una historia de amor en Hollywood’). La pierna que sale en el cartel no es de Anne Bancroft, es de Linda Gray, entonces una modelo desconocida. Luego se haría famosa como la Sue Ellen de ‘Dallas’. Curiosamente llegó a hacer de Mrs. Robinson en un musical en Londres. Ella sí era mayor. Tenía 60 años.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation