Menú

Albert Rivera, un ciudadano enigmático

Pasen a la trastienda de Ciudadanos. Albert Rivera se desnudó en un cartel pero ni por asomo desnudaría su alma.

28

Los periodistas Pablo Planas y José Alejandro Vara acaban de publicar la biografía más exhaustiva y sorprendente del líder de Ciudadanos, Albert Rivera (5 de noviembre de 1979).

Entre bambalinas, una biografía, es el libro de un hombre hermético, a la altura de aquél que pronunció Rosebud antes de morir. Kane y Rivera tienen en común ese "imposible es sólo una opinión"; un mensaje muy norteamericano, sin duda.

Nos cuentan los periodistas que detrás de la cortina,

hay una historia de un hombre que aspira a gobernar a los españoles y la historia de un partido que se montó en un bar con altillo. Rivera es tan conocido y valorado en las encuestas como desconocidos son sus comienzos, sus méritos y sus tropiezos, su vida, su entorno, sus hábitos, sus mitos, sus manías.

Quizá ése sea el precio de su salud mental, la privacidad. Está centrado. El Ciudadano one, el líder natural de la derecha española, siempre se moja, dice que sí a todas las entrevistas, es trending topic pero ha conseguido llevar una vida casi normal.

En Rivera hay poco sentimiento… Debe de ser la reacción al cargante abuso del corazón en almíbar nacionalista. Albert no sería ni

sentimental ni mucho menos melancólico.

Cuando le preguntan Planas y Vara, que le han entrevistado para este libro, por su primer mitin, el líder de Ciudadanos se defiende,

¿Pero qué clase de entrevista es ésta?

Asegura que él "vive el presente".

Más riverismos. Albert niño y adolescente, se levantaba cada día a las 5 de la de madrugada para empezar la jornada nadando en una piscina durante dos horas seguidas. Disciplina cincelada a brazadas pero sobre todo dos horas consigo mismo cada día, lo que ahora llaman meditación o mindfulness. Un ejercicio que aclara mucho las ideas. Él confiesa que ha "aprendido más haciendo deporte que en las aulas".

En el libro se responden preguntas fundamentales del único partido que, según muchos, ha defendido con literalidad el constitucionalismo en Cataluña: ¿Por qué, para qué, cómo o cuándo nació Ciudadanos? El relato acaba con la celebración del décimo aniversario del manifiesto que parió al partido. Fue organizado, no por casualidad, en el Hotel Center de Barcelona.

Vara y Planas también descubren al lector cuáles son los susurradores o inspiradores de Albert Rivera o lo que opinan de él sus pocos enemigos internos.

La dictadura blanca

Pero si algo merece comentario es la reproducción de la entrevista que uno de los fundadores de Ciudadanos, Iván Tubau, le hizo al expresidente de la Generalidad Josep Tarradellas en 1982. En las declaraciones, publicadas primero en Diario 16 y luego en el libro Nada por la patria, Tarradellas define así el modus operandi del nacionalismo catalán, a modo de pena de muerte por gota (tortura que consistía en dejar caer una gota de agua en el cerebro del condenado hasta que le llegaba lentamente a perforar el cerebro). Daños en diferido. Dictadura blanca...

-¿Blanca, en qué sentido?

-De todos los funcionarios que han entrado en la Generalidad, a ver si hay alguno que no sea de Convergència. Las dictaduras blancas son más peligrosas que las rojas. La blanca no asesina, ni mata, ni mete a la gente en campos de concentración, pero se apodera del país. Un día u otro esto se acabará, supongo. ¿Y qué se verán obligados a hacer los que vengan detrás? Pues tendrán que deshacer lo que esto de ahora han hecho, ésta es la realidad.

Han pasado más de treinta años de estas palabras y ahora estamos bajo el dominio absoluto del nacionalismo. Pero seamos optimistas. Albert es "feliz", decisión absolutamente contraria al pesimismo de la progresía española para con todos nosotros, los ciudadanos.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation