Menú
Santiago Navajas

Mickey Mouse ahora es 'queer'

La responsable de contenidos de Disney tiene dos hijos, uno transgénero y otro pansexual, según ha declarado. El público tiene derecho para presionar contra el paternalismo del Estado o del mercado.

La responsable de contenidos de Disney tiene dos hijos, uno transgénero y otro pansexual, según ha declarado. El público tiene derecho para presionar contra el paternalismo del Estado o del mercado.
Mickey Mouse y Tío Gilito | Cordon Press

Al terminar mi suscripción de Disney me pasan una encuesta para que explique el porqué de mi decisión. En resumen: malas películas, series mediocres, y, sobre todo, mucha ideología "woke", lo que se traduce en que muchas películas vienen con advertencias puritanas, hipócritas y moralistas. Llaman concienciación a lo que es el adoctrinamiento sectario de siempre, sólo que en nombre de lo políticamente correcto y con perspectiva de género. Si HBO retiró Lo que el viento se llevó por ser racista, Disney ha cargado contra Dumbo, Peter Pan y El libro de la selva. Finalmente, HBO rectificó y volvió a programar la obra maestra de David O. Selznick pero anteponiendo un letrero en la que sostenía que "niega los horrores de la esclavitud", lo que es francamente discutible y evidentemente engañoso. En cualquier caso, bueno es saber que HBO es una plataforma no sólo de emisión de películas sino de propaganda de la ideología de izquierdas. Por supuesto, una empresa privada puede ser todo lo sectaria que quiera, pero el público tiene el derecho que le concede la libertad de expresión para criticar las decisiones de quien sea, presionando civilizadamente contra el paternalismo venga del Estado o del mercado. Esta fue la crítica que hizo Elon Musk a Netflix, achacando a la ideología "woke" su caída en Bolsa: "El virus ideológico "woke" está haciendo que Netflix no se pueda ver"

Pero, ¿qué significa "woke" ("despierto")? Es un movimiento de ultraizquierda en el que sus miembros se consideran iluminados para revelar e imponer al mundo una verdad que ha estado presuntamente ocultada por el heteropatriarcado, el neoliberalismo y el colonialismo. Creen que se han "despertado" a un estado superior de conciencia pero, en realidad, sólo son tan hipócritas y malcriados para ver la paja de la injusticia en todo, pero no la viga de la miseria moral en su propio comportamiento. En particular, ven señales de racismo, LGTBfobia y sexismo por todas partes, del mismo modo que Freud veía penes, Edipos y sexo reprimido por doquier (aunque incluso Freud reconoció que, a veces y muy de tanto en tanto, una pipa es sólo una pipa y no un simbolo fálico). Si han caído Winston Churchill, David Hume e incluso Miguel de Cervantes, no nos podemos sorprender de que la cadena británica Sky ya en 2020 haya marcado más de veinte películas como "anticuadas u ofensivas", entre las que se encontraban joyas como Los Goonies o Aliens: el Regreso.

walt-disney.jpg
Walt Disney

Lo de la ideología de izquierdas es algo ubicuo en todas las plataformas. Pero en Disney me temo que es estructural, por lo que la propia compañía ha dicho de incorporar la ideología de género a sus producciones, así que seguirá empeorando en calidad. Vídeos internos de Disney mostraban el plan de la compañía para promover la ideología de género, según la cual el sexo como categoría biológica no existe y podemos elegir nuestro género como quien selecciona el color de la ropa, en la programación infantil. La mitad de los personajes se identificarán con alguna de las siglas LGTBQI+ para "concienciar" a los más jóvenes en la superchería de que el sexo binario es una antigualla típica de biólogos blancos y boomers como Charles Darwin y Richard Dawkins, mientras que lo cool y generación Z es zambullirse en un espectro de identidades que más que líquidas ahora son vaporosas. La responsable de contenidos de Disney tiene dos hijos, uno es transgénero y otro pansexual, según ella misma ha declarado, de lo que extrae la consecuencia de que Disney ha de hacer todo lo posible para que la ideología queer se extienda por entre los más jóvenes. Vayan ahorrando en las familias para una generación enganchada a los ansiolíticos y las interminables sesiones de terapia cognitiva debido la búsqueda de una masculinidad perdida y una feminidad extraviada en el camino de los ladrillos arcoiris de El mago gender fluid de Oz.

Rafael Sánchez Ferlosio y Bart Simpson coincidían en considerar que Disney era una empresa malvada. Ferlosio está muerto y Simpson ha sido comprado por Mickey Mouse. Malos tiempos para la animación.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad