Menú

Cristiano da lustre a un Real Madrid abonado a la épica

El Real Madrid ha sufrido horrores para ganar, con remontada incluida (4-2), a un gran Villarreal. Cristiano Ronaldo, con tres goles, ha sido el héroe de una noche en la que también ha brillado Kaká, que ha vuelto a marcar con la camiseta blanca ocho meses y medio después.

Libertad Digital / Agencias
0
Cristiano Ronaldo, felicitado por varios jugadores del Real Madrid. | EFE

No defraudó en absoluto este Real Madrid-Villarreal, sin duda uno de los mejores partidos que se pueden ver en esta Liga. Porque el de Juan Carlos Garrido es un equipo que juega muy bien al fútbol y, esta vez en la capital de España, obligó a los blancos a tirar de épica, como ya hicieron los de José Mourinho en el último partido liguero de 2010 ante el Sevilla.

El submarino amarillo, con Borja Valero y Bruno al mando de las operaciones, salió sin complejos al césped del Santiago Bernabéu. Un disparo ajustado al palo de Santi Cazorla al primer minuto fue la carta de presentación. Sólo cinco después, Cani definía de maravilla, tras una gran combinación con el habilodoso Giuseppe Rossi, y batía a Iker Casillas para poner el 0-1 en el marcador. Era la primera vez que el Real Madrid iba por detrás en el marcador en su estadio y, lo peor de todo, es que no parecía dispuesto a reaccionar.

Pero siempre le quedará Cristiano Ronaldo. Sólo dos minutos después, el portugués acudió a su cita con el gol. Karim Benzema inventó un pase entre líneas a Mesut Özil, aprovechándose del fallo en defensa de Gonzalo, y el alemán regaló el tanto a CR7. El ritmo del encuentro era frenético y ninguno de los dos equipo lo quería reducir, aunque era el Villarreal el que estaba más cómodo sobre el césped. Marco Ruben y Lass lo intentaron, pero sus disparos salieron desviados. El Madrid defendía sin orden ni concierto y el Villarreal se creció para marcar el segundo a los 18 minutos. Marco Ruben se benefició de un despiste de Albiol, que rompió el fuera de juego, y batió a Casillas con una gran vaselina para sorpresa de la afición blanca.

Debía tirar de carácter y apelar a lo heroico el Real Madrid, una historia que ya conoce bien la afición del Bernabéu por las últimas temporadas. Pero lo hizo de forma deslavazada. Con Özil como el único futbolista capaz de poner un segundo de pausa entre el nerviosismo. Mientras tanto, Di María y Benzema intentaban la guerra por su cuenta. El argentino se perdía siempre entre los defensores amarillos, mientras que el francés estaba muy estático. Apenas recibía balones y, cuando lo hacía, era de espaldas y sin opción alguna de ganarle la partida a los zagueros visitantes. Parecía que el primer tiempo iba a acabar con 1-2, pero entonces apareció nuevamente Cristiano para inventarse un empate salido de la nada. El portugués cabeceó a la red una falta botada por Xabi Alonso y sorprendió a Diego López para establecer las tablas en el marcador.

Con la sensación de injusticia con la que llegó al vestuario el Villarreal, saltó al terreno de juego en la segunda parte. El bajón del Real Madrid era pasado y el equipo de Mou recuperó su habitual papel de dominador en el Bernabéu. Los errores defensivos le costaron la sustitución a Lass, que dejó su puesto a Khedira, y un cambio de posición a Albiol. Pasó al lateral derecho y Sergio Ramos, al centro de la defensa. Las ocasiones de Cristiano, Di María, Ramos y Benzema, ante el que realizó dos intervenciones salvadoras Diego López, provocaron que el Villarreal reculase metros. Fue cuando Mourinho ganó la batalla táctica a Garrido. Cambios ofensivos ante defensivos.

El submarino amarillo ya no llegaba a la portería de Casillas y sólo Rossi probó al capitán de la selección española con un disparo escorado (m.66). La entrada en escena de Kaká terminó siendo decisiva. Necesitaba vivir una alegría el brasileño que pasasen al olvido tantos meses de sufrimiento en solitario por su grave lesión de rodilla. Un centro suyo desde el costado izquierdo provocó el único error de Diego López. En el barullo sacó dos remates de Cristiano y Benzema, pero nada pudo hacer ante el tercer intento ajustado al palo del portugués, que ya suma 23 goles en 18 jornadas de Liga. Una auténtica barbaridad.

Restaban once minutos para el final y, cuando el Villarreal asimilaba el palo tras tanto esfuerzo, Cristiano devolvió el regalo a su amigo Kaká al asistirle en una contra perfecta. El brasileño volvía a marcar casi nueve meses después con la camiseta blanca: su último gol fue el 24 de abril de 2010 en la victoria ante el Zaragoza (1-2). Fue entonces cuando Mourinho enloqueció. Quiso celebrarlo con la grada, pidiendo aliento, y no vio que lo hacía en el área técnica de su rival. Un nuevo incidente en una larga lista de un entrenador que al final ha respirado con alivio, consciente de que su equipo, alejado de la imagen que desea, mantiene el pulso con el Barcelona.
 

Ficha técnica

Real Madrid, 4: Casillas; Sergio Ramos, Albiol (Kaká, m.69), Carvalho, Marcelo; Lass (Khedira, m.46), Xabi Alonso; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Gago, m.80)
Villarreal, 2: Diego López; Ángel (Mario, m.62), Catalá, Gonzalo, Capdevila; Bruno, Borja Valero, Cazorla, Cani (Oriol, m.72); Rossi y Marco Ruben (Musacchio, m.64)

Goles: 0-1, m.6: Cani; 1-1, m.9: Cristiano Ronaldo; 1-2, m.18: Marco Ruben; 2-2, m.45: Cristiano Ronaldo; 3-2, m.79: Cristiano Ronaldo; 4-2, m.81: Kaká
Árbitro: Fernández Borbalán (Colegio andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Benzema (m.49), Xabi Alonso (m.71), Di María (m.77), del Real Madrid; y a Ángel (m.51), Cazorla (m.75) y Bruno (m.77), del Villarreal. Expulsó a Juan Carlos Garrido, técnico del Villarreal
Incidencias: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de unos 77.000 espectadores. El Villarreal mostró brazaletes negros de luto por el fallecimiento de Ángel Pedraza y la muerte súbita de un niño de 15 años en un partido de fútbol en Alzerías (Castellón)

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Así es como Podemos quiere boicotear tus compras del Black Friday
    2. El Supremo rechaza que una mujer indemnice a su exmarido por ocultarle que no era el padre de su hijo
    3. La vergüenza de Marlaska: hasta Rahola condena los ataques a Llarena
    4. El PSC se aviene a formar parte del último juguete separatista: el Espacio de diálogo
    5. Las ocho grandes mentiras de los políticos sobre el Impuesto de Sucesiones
    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios