Menú

¿Y usted qué pone, Infantino?

¿Y usted qué pone, Infantino? - El penúltimo raulista vivo
Gianni Infantino, presidente de la FIFA. | EFE

No es la primera vez, y seguramente no sea tampoco la última, que para referirme al mismo asunto traigo a colación idéntica escena de la misma película, que es La lista de Schindler. Y es cuando Oskar Schindler se reúne con Itzhak Stern para explicarle que quiere montar una fábrica de ollas que más tarde acabaría produciendo utensilios de campaña. Como la mano de obra alemana era demasiado cara, Schindler terminaría seleccionando a sus trabajadores entre los judíos que se encontraban en el campo de concentración de Plaszow. En un momento determinado Stern, que está interpretado por Ben Kingsley, le dice a Schindler: "Si ellos ponen el dinero y nosotros ponemos el trabajo, ¿usted qué hace?". Y entonces Schindler, con un profundo cinismo, responde: "Ah, no, no, a mí nunca se me dio bien trabajar. Yo pongo la presentación". O sea, un caradura, un jeta reconvertido, eso sí, puesto que al final resulta que Schindler tiene un corazón de oro.

Desde tiempos inmemoriales, al menos desde que yo llevo trabajando como periodista y de eso hace ya la friolera de más de treinta años, la pregunta que los clubes no se atreven a hacerle a la FIFA y sus diferentes ramificaciones, léase UEFA, CONCACAF, CONMEBOL, Confederación Asiática, etcétera, etcétera, etcétera, es la misma que, mirándole a los ojos, sí se atrevió sin embargo a realizarle Stern a Schindler: "Si ellos ponen el dinero y nosotros ponemos el trabajo, ¿ustedes qué hacen?" Como el protagonista de la película de Spielberg ellos dirán que ponen la presentación, y en el caso concreto de la UEFA, el pasado 13 de diciembre quedó suficientemente acreditado y delante de todo el mundo además, en vivo, en directo y en ridículo, que ni siquiera son capaces de hacer eso puesto que hubo que repetir íntegramente el sorteo de los octavos de final de la Champions debido, según la organización de Ceferin, a un problema con el software.

Si los clubes de fútbol, que en su gran mayoría son sociedades anónimas deportivas que cotizan en bolsa, con un consejo de administración y unos inversores ante los que hay que rendir cuentas, ponen el campo, ponen los aficionados y ponen (y pagan, y muy bien) los futbolistas, ¿qué narices aportan FIFA, UEFA y el resto de pesebreros? Porque en el caso de Schindler sí era cierto que él ponía la presentación, pero en el caso de estos gandules ni siquiera eso. ¿Qué ponen ellos? Ellos no ponen nada de nada y ni siquiera son capaces de consensuar un calendario que no falte al respeto a los clubes y que no acabe fundiendo a los deportistas y, por ende, afectando al espectáculo.

Tenía que llegar el día. Si Luis Rubiales justificó la presencia de la Supercopa de España a miles de kilómetros precisamente de España, ni más ni menos que en Arabia Saudita y dando la espalda a los aficionados españoles, al objeto de solucionar el problema de los derechos humanos, tenía que llegar el día en el que Gianni Infantino justificase su decisión de organizar el Mundial cada dos años, que tiene una finalidad exclusivamente económica, como hoy lo ha hecho. La FIFA no quiere el Mundial cada dos años para llenarse aún más los bolsillos, no, sino, y leo textualmente, para &darles a los africanos la esperanza de que no tengan que cruzar el Mediterráneo para quizás poder tener una vida mejor aquí&. ¿De qué planeta han venido estos especímenes? ¿De dónde los sacan?

La Superliga también es eso. No es sólo eso sino que también lo es. La Superliga, que estuvo mal formulada y peor explicada, es también la posibilidad de que los clubes de fútbol, que lo ponen todo, construyan su propio destino sin la intervención de monopolios decimonónicos controlados por burócratas que, en la inmensa mayoría de los casos, llevan años sin bajarse del coche oficial de lunas tintadas. Mientras los clubes no se unan, mientras los clubes no se muestren solidarios entorno a una competición controlada por ellos mismos, no habrá nada que hacer. Y aquí surge otro problema que no es menor y es la absoluta cobardía de la mayoría de los dirigentes de los clubes que aquí, en España, está personificada en el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, que en cuanto vio que silbaban las balas puso pies en polvorosa y todavía está corriendo del susto. Si los clubes lo ponen todo, incluso la cobardía, ¿qué pone usted Infantino? Usted pone la mano. Pero contra el vicio de pedir...

Temas

Herramientas

17
comentarios
1 cielitolindo, día

Pole

2 cielitolindo, día

Segundo lugar, extrañando al sr. Pan y vino y al sr. Ungusano.

3 cielitolindo, día

Podio completo. Ojalá pudieran los clubes tomar el control de su destino no engordando las cuentas de estos sinvergüenzas.

4 Sabasgra, día

Ellos no ponen nada, pero tienen la sarten por el mango

5 Peano, día

Bien, Juanma, has criticado con tu habitual comparación cinematográfica (¿has conseguido ya que Herrero te invita a Cowboys de Medianoche?) la cara dura de las federaciones internacionales, pero yo me hago la pregunta, ¿en que beneficia a los países africanos, un mundial cada dos años? Mi corto ingenio no lo capta ¿para ganar más dinero y repartir en las federaciones africanas? Supongo que el bueno de Rodriguez,como yo, no encuentra razón a la sinrazón, y ha centrado en su artículo en el "parasitismo" de la Fifa. Alguien sabe, o entiende en que puñetas beneficia a Africa, que un Mundial se celebre cada dos años ¿para jugar en Sudán en diciembre, como en Qatar? Si ahora resulta que el fútbol va a salvar al Mundo de la pobreza, bienvenido sea, pero yo no lo veo...

6 cielitolindo, día

Efectivamente estos sinvergüenzas saben que decir para que suene bonito.
Como si el mundial cada dos años fuera a terminar con la pobreza en África. Sabemos perfectamente que los mundiales tienen un impacto temporal en la economía del país organizador y otorga beneficios económicos a los equipos participantes y especialmente a los ejecutivos de las federaciones.Lo demás son milongas.

7 rey1952, día

Cuando alguien defiende sus derechos frente al culercelona se convierte en todo menos guapo.
El trato que están dando a Dembelé y su agente es de juzgado de guardia.

8 rey1952, día

Totalmente de acuerdo con Juanma.
Como vengo diciendo desde hace tiempo, esto de las selecciones es un cachondeo insostenible.
Si los clubs no forman un Fuenteovejuna y se "cargan al comendador" tomando las riendas de su destino cada día les tomarán más el pelo.
Esta convocatoria es una tomadura de pelo pero las anteriores no fueron mejores, recuerden que en la liga española ya tuvieron que aplazar cuatro partidos.
Esto es un disparate revienta jugadores y arruina clubs y destroza futbol.
Entenderán que desde hace tiempo rechace el futbol de selecciones desde que esto de las selecciones se empezó a salir de madre.

9 rey1952, día

El problema para que los clubes se marquen un Fuenteovejuna es que hay dirigentes que prefieren ponerse de perfil, no me vayan a tomar ojeriza los mandamases y otros golfos que se ponen al lado de los Ceferinos e Infantinos para obtener beneficios.
Como dijo Rafael el Gallo "hay gente pató" y si se puede tener un beneficio mafiosos o fraudulento "hay gente pa tó y pa más"

10 rey1952, día

¿Pues no están los culerdos ilusionándose con una posible vuelta de Messi el próximo verano?

11 quirce, día

"Mientras los clubes no se unan, mientras los clubes no se muestren solidarios entorno a una competición controlada por ellos mismos, no habrá nada que hacer."

12 quirce, día

Cambiese "clubes" por "currantes" y ya tenemos un planteamiento de izquierdas como un templo.

13 clander, día

quirce, un pequeño problema con tu ultimo comentario: los empresarios ponen el dinero y el riesgo. La FIFA no pone nada.
En el caso que pones tu, quizás el que pone la presentacion es el estado... bueno, y algunos servicios comunes necesarios que cobra a precios absolutamente no competitivos

14 forerix, día

Infantino pone el cazo

15 quirce, día

El Gobierno entrega a los municipios el listado con el millar de bienes que la Iglesia acepta devolver: “Esto no es el final”

Las propiedades conocidas este jueves suponen solo el 2,8% de las inmatriculadas entre 1998 y 2015

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) dispone ya de un listado de casi un millar de propiedades que la Iglesia católica admite que no son suyas y que se ha comprometido a devolver.

Curitas y monjitas ladroncitos.
Ay Señor Señor.

16 Sabasgra, día

Esperemos que los comunistas devuelvan lo robado en los últimos 100.
Ay comunistillas ladrones y asesinos, y algunos asnos

17 clander, día

quirce, otro pequeño comentario. Es la Iglesia la que le ha dicho al estado que hay propiedades que le asignaban la propiedad a la Iglesia, y la Iglesia ha dicho "no son mias". Es lo que haríamos todos si el estado nos dijera, "esta casa es tuya..." ¿no?
Todo este puñetero caos viene de dos motivos. La Iglesia es una institucion que tiene propiedades desde mucho antes de que los estados que las registran existieran... Y por otra parte, que los estados (en concreto, el español con la desamortizacion...) se las confiscaran todas, y luego devolvieran lo que robaron...de aquella manera.
No está bien leer solo lo que Publico dice...