print
CREE QUE EL GOBIERNO ES CONSCIENTE DE ELLO

Rato afirma que la crisis financiera afectará "de manera real" a España en 2008

La pretensión de Rodríguez Zapatero y Pedro Solbes de que la crisis hipotecaria de los Estados Unidos no afectará más que superficialmente a la economía española no cuenta con el refrendo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Su todavía director gerente, Rodrigo Rato, ha declarado este lunes que los efectos de la crisis hipotecaria sobre la economía española se verán "de manera real" a partir de 2008. También señala que el Gobierno "seguro que tiene puestos sus ojos" en la situación.

Noticia publicada el 24-09-2007

LD (Agencias) En uno de sus últimos actos como director gerente del FMI, Rodrigo Rato ha participado en la Conferencia Anual del Club de Roma, durante la cual, ha ofrecido unas declaraciones a los periodistas convocados. En ellas ha señalado, que en este contexto "la financiación internacional será más compleja".
 
"El déficit exterior necesita financiación", ha añadido Rato, para a renglón seguido apuntar que "el Gobierno seguro que tiene puestos sus ojos" respecto a esta situación. Finalmente, señala que las previsiones de crecimiento económico realizadas a principios de verano han cambiado, si bien no ha precisado una nueva cifra de crecimiento.
 
Tal y como recoge Europa Press, el responsable del FMI señala asimismo que los problemas en los mercados financieros se están corrigiendo lentamente: "aún no estamos en total normalidad". Además, ha dicho que la crisis originada por las hipotecas "subprime" va a suponer una revisión del modo en el que se califica el riesgo.
 
Continuarán las dificultades en los mercados de crédito
 
Además, el FMI ha alertado de que las condiciones de crédito en las bolsas posiblemente no se normalizarán pronto y que es probable que "el proceso de ajuste" sea "dilatado", tras el susto del mes pasado por la reducción repentina de la liquidez. El organismo que dirige todavía Rodrigo Rato ha pronosticado dificultades para los inversores en su "Informe de estabilidad financiera mundial", un estudio semestral coordinado por Jaime Caruana, director del departamento de asuntos monetarios y mercados de capitales.

El estudio calificó como "una prueba importante" la turbulencia bursátil de agosto, que hizo que la Reserva Federal de Estados Unidos y los bancos centrales de Europa, Japón y Australia se vieran obligados a inyectar liquidez de forma extraordinaria para impedir el colapso de los mercados de crédito. En su anterior informe, en abril, el FMI advirtió del peligro que entrañaban la crisis del sector inmobiliario estadounidense y la escasa apreciación del peligro por parte de los inversores.

Su alerta cayó entonces en saco roto, pero cuatro meses después explotó en una serie de días negros en los parqués. "Los mercados están tomando conciencia del grado de deterioro que sufrió la disciplina crediticia durante los últimos años, sobre todo en el sector de las hipotecas de alto riesgo y del crédito apalancado en Estados Unidos, pero también en otros sectores de crédito conexos", explica el informe.

Básicamente, las condiciones para extender préstamos se relajaron excesivamente, quiere decir el Fondo. En el cénit del "boom" inmobiliario, en 2005 y 2006, los bancos dieron créditos a personas con mal historial de pago, lo que se conoce como "hipotecas de alto riesgo". Además, facilitaron dinero a fondos de riesgo que engulleron empresas a base de endeudarse (crédito apalancado).

Ahora hay que pagar los excesos y el Fondo cree que "el comienzo de este período turbulento en la economía mundial" traerá "una cierta desaceleración". Según la agencia Efe, el organismo divulgará sus nuevos pronósticos de crecimiento el 17 de octubre, en vísperas de su asamblea anual conjunta con el Banco Mundial. Rodrigo Rato, su director gerente, ya ha advertido de que habrá una corrección a la baja, aunque "leve".

En su informe de hoy, el Fondo afirma que "las implicaciones de este período de convulsión serán importantes y profundas" y pide una mejor supervisión de los mercados. El organismo considera necesaria más información sobre las complejas operaciones financieras de venta y reventa de títulos que representan paquetes de hipotecas y otros créditos. También pide una escala especial de calificaciones de riesgo para este tipo de papeles.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados