Menú

Rajoy impone al candidato andaluz y oculta al europeo hasta marzo

Moreno, hombre de Arenas, es el candidato de Rajoy para Andalucía. Mientras, mantiene la incógnita sobre el europeo pese al nerviosismo interno.

81

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Federico en 60'': Nuevo presidente del PP en Andalucía Es Noticia

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Federico en 60'': Nuevo presidente del PP en Andalucía" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

El presidente ha bendecido una candidatura para el PP de Andalucía, pero podría haber otra más. El plazo para presentar avales seguirá abierto hasta el miércoles a las cuatro y media de la tarde. "Y menos mal, porque estamos al borde del infarto", suspiraba una parte implicada. Todo puede pasar tras una jornada de infarto en las estructuras del partido a nivel nacional y andaluz. Mariano Rajoy pretendía una única opción "de consenso" pero desde Ankara, consciente de la crisis y de que se podía pillar los dedos, reconoció un escenario de "dos o más" candidatos.

Lunes por la tarde. Tras participar en una jornada sobre la reforma de la administración pública en la que fueron invitados ministros de la UE, Rajoy se retira a su despacho. El plazo para formalizar una candidatura expiraba en 48 horas y los posibles elegidos esperaban una señal suya para dar el paso. Finalmente, el presidente se decanta por Juan Manuel Moreno Bonilla, eterno en las quinielas pero que no era el favorito. Así se lo transmite a María Dolores de Cospedal a primera hora del martes y empiezan los preparativos.

Tras el veredicto, Moreno Bonilla recibe al menos la llamada de Carlos Floriano, número tres de Génova. Le dice que cuenta con el plácet de Rajoy y que puede anunciar su candidatura. El secretario de Estado de Asuntos Sociales e Igualdad realiza una ronda de llamadas para intentar que la suya sea la única opción. Pero, de inmediato, se desata una guerra política paralela entre las distintas facciones del partido y se hacen lecturas sobre quién había ganado y perdido en la pugna.

La disputa entre Cospedal y Arenas

Las lecturas son muchas, y algunas de ellas de gran calado interno. Casi desde el principio, la sucesión en Andalucía se vio como una batalla entre Cospedal y Javier Arenas, sin menospreciar otros actores clave. Y, sin duda, Moreno es "un hombre de Javier". Tanto es así que él nunca ha tenido reparos en admitir que el veterano político ha sido su padrino en Madrid, situándole en puestos decisivos de Génova.

Antes de las elecciones generales, se ganó importantes amigos. En el Congreso, a Soraya Sáenz de Santamaría. En la sede del partido, a Ana Mato además de Arenas. Precisamente, es Mato quién le pide que sea su número dos en el Ministerio de Sanidad al frente de la secretaría de Estado. En paralelo, el distanciamiento con Cospedal es prácticamente total hasta el punto de que hay quién le atribuye que no fuera "invitado" al Comité Ejecutivo en esta última etapa.

Mientras que la secretaria general guardó silencio durante todo el día, otros cargos próximos a este círculo no dudó en felicitarle públicamente a pesar de que formalizará su candidatura el miércoles. "Si se confirma, creo que estamos de enhorabuena y le auguro un magnífico futuro", respondió Alfonso Alonso, declarado sorayo y que trabajó con él en las Cortes. "Ofrece un proyecto de unidad y futuro para los andaluces", resumió Fátima Báñez, la favorita de Rajoy que rechazó esta opción alegando incluso motivos familiares.

La posible candidatura de Sanz

Cospedal apostaba por José Luis Sanz. En hasta dos ocasiones se dio por hecho que su elección estaba hecha, que era cuestión de horas. Él mismo, que se veía en los titulares de todos los medios, se creyó que tenía el plácet de Rajoy. Pero la llamada no llegó, y los suyos admiten que está tocado y "dolido".

Sanz también ha contado siempre con el apoyo de Juan Antonio Zoido, el líder de transición. Y, a media mañana, el alcalde de Sevilla lanzaba una advertencia: "ya veremos si hay o no más candidatos". Las alarmas saltaban a la hora de comer. Fuentes del entorno del secretario general de los populares andaluces planteaban la posibilidad de un segundo candidato. Sanz lo está "barajando", y el miércoles deshojará la margarita.

De inmediato, desde Moncloa y otros sectores como el PP de Málaga se recordó la comida que mantuvo Cospedal con los presidentes provinciales el miércoles en Sevilla, previa a la Junta Directiva de la que saldría el congreso extraordinario de los días 1 y 2 de marzo. En ella, hubo un compromiso, según varias partes: que se aceptaría el candidato de Rajoy en aras de la unidad y la estabilidad del partido. Entonces el nombre que sonaba era el de Sanz, y Elías Bendodo, el responsable malagueño, le dijo a Cospedal: "aceptaré el candidato del presidente".

Rajoy niega riesgo de ruptura

La crisis pilló al presidente en Ankara, que evitó quemarse públicamente aunque estará en Sevilla para participar en el cónclave popular. Pese a escoger a Moreno, rechazó que otra candidatura -la de Sanz- pueda suponer una brecha: "no sé cuántos va a haber, pero el hecho de que hubiera dos candidatos o más ¿por qué va a significar una ruptura?", afirmó en presencia de Recep Tayip Erdogan, el primer ministro turco.

"Andalucía es otro mundo. Arenas sabía controlarlo, pero ahora hay puñales y muchos nervios", resumía un diputado de la comunidad. Todo se interpreta como una batalla con vencedores y vencidos. Málaga se impone a Sevilla; Arenas y Sáenz de Santamaría sacuden internamente a Cospedal. "El consenso hoy está muy lejos. Ahora hace falta mucho trabajo y mucha mano izquierda", en opinión del citado cargo, que alerta –como otros muchos- de la posibilidad de un adelanto electoral.

La mayoría cree que, tras el sí de Rajoy, Moreno tiene todas las opciones de ganar. "Primero que sea presidente, luego ya se verá", se dice al más alto nivel en el Ministerio de Sanidad sobre su cartera. Las fuentes consultadas entienden que acabará dejando la secretaría de Estado, pero no de forma inmediata: "Andalucía da mucho trabajo, son muchos pueblos, y él no es muy conocido".

Sin candidato para las europeas

Junto a Erdogan, Rajoy también tuvo que enfrentarse a otro lío interno: la candidatura europea. Y, frente a los deseos de eurodiputados y buena parte de la dirección nacional, pospuso aún más su anuncio: "desde luego no vamos a tomar una decisión antes del congreso del PP europeo. Antes de esa fecha, en ningún caso", declaró. El cónclave se celebrará los días 5, 6 y 7 en Dublín y se espera que todos los países lleven a su cabeza de cartel. "Sí puedo asegurar que tomaremos esa decisión antes la fecha que establece la ley", recalcó el presidente.

Los frentes, pues, siguen abiertos. En Andalucía, Moreno presentará sus avales a las 11 de la mañana de este miércoles en la sede de Sevilla y comparecerá ante los medios. A esa hora, se espera que Sanz ya haya desvelado sus intenciones. Más habrá que esperar para resolver la cuestión europea. En Bruselas y en Madrid creen que Miguel Arias Cañete es la mejor opción, pero a estas alturas pocos ponen la mano en el fuego. Como número dos Marimar Blanco sigue ganando enteros.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation