Menú

La ANC pasa de jugar en el Camp Nou a una "pista cubierta" en Ulldecona

El "Concert per la Independència" se celebrará este sábado en un recinto de patinaje sin gradas, sin Lluís Llach, pero con un "Dj"

(Barcelona)
94

"Nos hemos pasado de vueltas" es la conclusión a la que han llegado en la cúpula de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) tras constatar las dificultades para llenar los actos previos a la "Diada" del 11-S. La campaña de las megapancartas pidiendo a los principales líderes internacionales su apoyo al "derecho a decidir" ha sido un fracaso participativo y el temor, extendido más allá de la ANC, es que los preparativos para el 11-S estén constituyendo un fracaso organizativo. De hecho, hasta los propios activistas censuran en las redes sociales el "descontrol" en las inscripciones. Según la ANC, ya hay más de 250.000 participantes apuntados.

Una de las pruebas más evidentes de la fatiga de las bases independentistas es el cambio de recinto del "Concert per la Independència", que ha pasado del Camp Nou, donde se celebró el pasado año, a la "pista cubierta" de Ulldecona (http://esportsulldecona.com/inici-6), una localidad tarraconense de unos siete mil habitantes, mucha menos gente de la que asistió al montaje del 2013, que incluyó la actuación de artistas como Lluís Llach, Sopa de Cabra, Els Pets o el fallecido Peret.

La ANC sólo ha contado en esta ocasión con la colaboración de las "Candidatures de Unitat Popular" (CUP) y el ayuntamiento, en manos de CiU, y la participación del "discjockey" Manel Alves y tres grupos de rock radical catalán. Un cartel de rango menor, a cinco euros la entrada anticipada: https://assemblea.cat/?q=node/8534

La posibilidad de un fracaso el 11-S, tras los fiascos en las últimas concentraciones separatistas, planea sobre la ANC y sobre CiU y ERC, pero fuentes de CDC sugieren que hasta donde no llegue la Asamblea, con graves problemas de orden interno, llegarán los partidos o los recursos institucionales. Recuerdan, además, que TV3 no ha comenzado todavía la campaña de convocatoria y que si se extiende la sensación de que el "caso Pujol" es un nuevo "ataque contra Cataluña" podría incluso fomentar la movilización.

Sin embargo, un sector de Convergència que ahora se pretende moderado, con su "portavoz" Santi Vila, el consejero de "Fomento" a la cabeza, casi confía en que el agotamiento del "brazo cívico" del separatismo pueda reconducir la situación y abrir una nueva vía a Mas, quien la próxima semana recibirá a Pedro Sánchez, el nuevo líder socialista, quien le trasladará una oferta para que acepte la muleta parlamentaria del PSC y no dependa tan sólo de ERC. A cambio, la petición de que renuncie al referéndum y se sume a la reivincación de una reforma federación de la Carta Magna.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation