Menú

Rivera "mirará a los ojos" de los españoles en la cuna de La Pepa

El líder de Ciudadanos presenta en Cádiz las reformas de calado con las que aspira a gobernar España.

45
Rivera "mirará a los ojos" de los españoles en la cuna de La Pepa
Albert Rivera, en una imagen de archivo. / EFE

"No te puedo decir nada, pero va a ser algo muy importante, una propuesta de presidente del Gobierno". Palabra arriba, palabra abajo, es lo que dicen en las últimas horas los principales dirigentes de Ciudadanos a quien les pregunta por la reforma para España que este sábado por la mañana hará pública Albert Rivera en Cádiz, donde también llevará a cabo un homenaje al monumento que conmemora La Pepa, la Constitución liberal de 1812. "Los españoles tenemos que reconocer lo que hemos hecho bien" decía en Madrid el presidente de Ciudadanos, poco antes de coger un avión a primera hora de la tarde para Jerez y de ahí en carretera a Cádiz, donde pernoctará antes del día más importante de su carrera política.

Esta vez no habrá teloneros. Rivera se dirigirá a los españoles "mirándoles a los ojos", solo en el escenario del Palacio de Congresos de Cádiz, para hacer un discurso propio de quien aspira a ser el próximo inquilino del Palacio de La Moncloa. Una reforma integral para modernizar España desde el punto de vista institucional, modificando si es preciso la Constitución y cambiando de arriba abajo las taras de la democracia alumbrada en la transición, aunque manteniendo el mismo espíritu de concordia que la presidió. "A partir del día 7, y hasta el 20 de diciembre, vamos a ver al Albert presidente, un paso más allá del líder regenerador que ha entusiasmado a buena parte de la población" aseguran sus más próximos, entusiasmados con la propuesta, de la que el propio Rivera dibujaba unas pinceladas veinticuatro horas antes de darla a conocer: "Hablar de una reforma institucional y democrática después de casi cuarenta años de democracia es todo un hito. Hemos trabajado duro durante más de dos meses con un grupo de expertos, de constitucionalistas, de gente del derecho civil, de expertos que nos han ayudado a generar un documento que va a tener treinta propuestas de reforma. Es un documento ambicioso que va a ir desde las reformas institucionales, en el ámbito de las Diputaciones [no hay duda que Ciudadanos abogará por su supresión] de los municipios [su reducción es una propuesta que siempre ha defendido Rivera] del Senado [el líder naranja ha dejado claro que o se reforma o se cierra] pasando por las reformas territoriales, en el sentido de aclarar competencias de las CCAA, hablar también de financiación de esas competencias, vamos a hablar, en un tercer eje, de regeneración democrática, de una nueva Ley electoral para España, de incluir la democracia interna en la Ley de Partidos, y su financiación".

Sin duda, la despolitización de la Justicia será otro de los ejes de su discurso, y mucho se especula con lo rompedora que puede llegar a ser su propuesta sobre el Consejo General del Poder Judicial, el paroxismo de esa mezcla entre política y judicatura. Pero lo cierto es que ni siquiera los expertos que han colaborado, algunos de los cuales, como Francisco Sosa Wagner, acompañarán al líder centrista en la presentación, conocen al dedillo cómo quedará el redactado final.

Rivera aparecerá también como un líder social, ahondando en problemas como el de la vivienda, para el que incluso se ha recurrido al asesoramiento de un experto adicional al del grupo de 'sabios'.

Programa del acto

El mutismo es máximo y los esfuerzos para evitar filtraciones del texto mayores que nunca. Rivera quiere dar así la imagen de un partido fiable y responsable, en el que no hay fugas de información ni gente que hace la guerra por su cuenta. Las últimas horas las pasará recluido con su grupo más cercano de colaboradores, en el que cada vez gana más peso Daniel Bardavío, experto en comunicación política y buen conocedor de los entresijos de la política en Madrid.

Tanta es la expectación que puede que se defrauden las expectativas, pero en la cúpula naranja están sinceramente convencidos de que no será así. Eso sí, la apuesta será tan ambiciosa que será difícil llevarla a cabo en su totalidad si Ciudadanos no gobierna, una esperanza sobre la que el CIS ha echado un jarro de agua fría esta misma semana, al reducir la intención de voto al color naranja por debajo del 15%. El pasado domingo en Ávila (la figura de Adolfo Suárez está cada vez más presente en el liderazgo del candidato centrista a la presidencia del Gobierno) Rivera ya avisó de que sería muy difícil implementar muchas de sus propuestas si no es desde el liderazgo que da estar en el Ejecutivo. Y volvió a descartar que haya que respetar la norma no escrita pero nunca incumplida de la democracia española, por la que el presidente del Gobierno siempre ha sido el líder más votado en las elecciones. La hipótesis Borgen, serie danesa de cabecera en el partido, en la que la líder del partido moderado llega a primera ministra, es clave para entender ese planteamiento, como el propio Rivera admitía entre sonrisas hace unos días: "Tendremos que ser un poco daneses".

En Cádiz algunos recepcionistas de hotel preguntan a los periodistas que es "eso tan importante" que va a ocurrir en la ciudad el sábado. El evento se podrá seguir a partir de las 11:30 por streaming a través de la página web de Ciudadanos, que aspira a superar su récord de visitas. En las redes sociales el hashtag será #CádizCiudadana y antes de que Rivera se suba al estrado se proyectará un vídeo editado para la ocasión "Recuperemos el rumbo". Si finalmente la formación naranja lograse un éxito fuera de lo previsible el 20-D, se hablará del 7-N como un momento germinal. Como el día en que Rivera, tras una década de lucha política, sufriendo embestidas y momentos críticos como ninguno de sus rivales en las próximas elecciones generales ha experimentado, se consolidó definitivamente como un líder para una nueva etapa política.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios