Menú

El teatro de Sánchez con la Lomce en el Congreso provoca el primer desencuentro con C's

El Congreso ha votado este martes una proposición impulsada por el PSOE contra la Lomce, que es "teatro puro y duro". C's se ha abstenido.

29
El teatro de Sánchez con la Lomce en el Congreso provoca el primer desencuentro con C's
Miembros del Sindicato de Estudiantes este martes en el Congreso | EFE

El Pleno del Congreso de los Diputados ha votado este martes por la tarde una proposición impulsada por el PSOE para tratar de paralizar la Lomce. En concreto, se trata de una de las primeras iniciativas que los socialistas presentaron en la Cámara tras las elecciones y va dirigida contra las evaluaciones externas en Primaria [las conocidas como reválidas] -que afectan a más de 400.000 alumnos de 6º de Primaria- que tendrán lugar este mes de mayo.

La proposición de ley exige "la paralización del calendario de aplicación de la Lomce y la consiguiente suspensión de la entrada en vigor de las normas dictadas en su desarrollo que no hubieran tenido aún vigencia o aplicación efectiva".

Finalmente, y tal y como estaba previsto, la iniciativa ha salido adelante por 186 votos, con 112 en contra y 41 abstenciones. Además del PSOE, han apoyado la toma en consideración de la propuesta Podemos, DiL, PNV, Compromís, Bildu y ERC, en tanto que, junto al PP se ha opuesto Foro Asturias. Se han abstenido Coalición Canaria, UPN y Ciudadanos

No obstante, esta votación impulsada por Pedro Sánchez es un brindis al sol, un puro gesto, pues esta proposición, a pesar de que ha sido apoyada por la mayoría de los diputados, en la práctica no sirve de nada. El Gobierno es el que tiene la última palabra a este respecto. Además, sólo se puede modificar una ley orgánica aprobando otra. De hecho, el calendario de aplicación de la Lomce y estas reválidas se incluyeron también dentro de la propia norma. Y, por último, es necesario reseñar que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado. La tramitación se paralizará en este punto del proceso hasta ser previsiblemente rechazada y enviada de vuelta a la Cámara Baja. Todo esto enmarcado en un horizonte de adelanto electoral.

Fuentes educativas señalan a Libertad Digital que este gesto parlamentario es "teatro puro y duro". Recuerdan que en la última Conferencia Sectorial de Educación celebrada el 13 de agosto con el ya nuevo ministro, Íñigo Méndez de Vigo, y los consejeros del ramo se acordó "por unanimidad" celebrar estas pruebas durante el curso 2015-2016, después de que el Ministerio cediera sobre quién debía diseñarlas: inicialmente estaba previsto que fuera el Estado; finalmente se decidió que esta responsabilidad recayera en manos de las CCAA.

Aún está pendiente el diseño de estas reválidas para Secundaria y Bachillerato, esta última sustituiría a la Selectividad. Fuentes del Ministerio de Educación indican a este periódico que a partir de esta semana Méndez de Vigo se reunirá con los consejeros y, de forma paralela, con los rectores para tratar de llegar a un acuerdo.

Primer desencuentro con Ciudadanos

Una vez que PSOE y Ciudadanos firmaron su acuerdo una de las propuestas más criticadas que allí se recogen fue la relativa a la Lomce: "Constituir una Mesa para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación que, en el plazo de seis meses, permita la elaboración de un marco legal consensuado. Mientras tanto, se paralizará con carácter inmediato el calendario de implantación de la Lomce en todos aquellos aspectos que no han entrado en vigor".

Esta fórmula semántica despertó las críticas más duras de la izquierda, que salió en tromba a evidenciar el incumplimiento de Sánchez, que se comprometió hace un año, y también en campaña, a derogar y no paralizar la Ley Wert. De hecho, el Sindicato de Estudiantes convocó una huelga general de alumnos de Secundaria, FP y Universidad que tendrá lugar la próxima semana, los días 13 y 14 de abril, para exigir la derogación de esta reforma educativa así como el decreto '3+2', que reduce un año los grados universitarios y amplía la duración de los másters.

El partido liderado por Albert Rivera, tal y como había anunciado, se ha abstenido, produciéndose de esta manera el primer desencuentro entre socialistas y centristas con respecto a su acuerdo de investidura sin que ésta se haya siquiera producido. Sin embargo, desde la formación naranja argumentan que la proposición del PSOE es anterior a su acuerdo. Así lo ha explicado en rueda de prensa su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta: "Entendemos que el marco del tratamiento de la cuestión de la Ley de Educación está superado. Hemos pedido una comisión para un acuerdo nacional de Educación, hemos pedido una nueva actitud para que los partidos dejen de tratar la Educación como una forma de adoctrinamiento o de competencia política. Queremos sacarla de ahí y convertirla en lo que es: la fuente de nuestros valores, de la prosperidad económica y de la dignidad".

"Para derogarla hay que tener aprobada otra"

El sindicato ANPE ha mostrado su disconformidad con esta iniciativa parlamentaria de los socialistas. "Cualquier medida que se adopte debe ser desde un Pacto Educativo político y social o, al menos, desde un acuerdo de mínimos básico, que sirva para dar seguridad y estabilidad al sistema educativo, alejando a la educación de la confrontación ideológica permanente", señala el sindicato en una nota de prensa.

"Hemos sido muy críticos con la actual reforma educativa, la Lomce. Una Ley que nació sin consenso, en un escenario de crisis económica y lastrada por los recortes y que no es la reforma profunda y global que necesita la Educación en España. Pero advertimos que para derogar una ley hay que tener preparada una norma que la sustituya. Y tampoco es solución la vuelta automática a la LOE, que recoge todos los postulados del modelo Logse, ya superados y que no sirve para dar respuesta a la necesidad de un sistema educativo moderno y de calidad, desde la equidad".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios