Menú

Santamaría dice que el Gobierno actuará contra los "comportamientos mafiosos" en Cataluña

El Ejecutivo dice tener controlada la situación, no descarta el 155 y dice que en Cataluña se "pisotea la libertad".

0

El Ejecutivo rechazó que se esté viendo sobrepasado por los acontecimientos en Cataluña. La situación está "absolutamente" controlada, aseguró Soraya Sáenz de Santamaría, que no descartó ninguna herramienta constitucional en caso de una declaración de independencia. Tampoco el artículo 155. La vicepresidenta fue demoledora en su diagnóstico: "Lo que se está pisoteando es la libertad, con una administración en huelga, que abandona y divide a los catalanes".

La declaración de la vicepresidenta fue atropellada. Ante la cantidad de preguntas, tuvo que parar su intervención en varias ocasiones. "¿Qué les pasa hoy? Déjenme acabar", llegó a afirmar en un momento dado. En otro, pidió que se apartaran los micrófonos para coger su teléfono móvil y leer un mensaje de la Guardia Civil sobre el acoso que está sufriendo en Cataluña.

A tenor de las palabras de Santamaría, el momento en la comunidad es insostenible. Se refirió a las "amenazas" del ayuntamiento de Pineda del Mar a los hoteles de esa localidad para que desalojen a los policías nacionales que allí se hospedaban. "Esto es un comportamiento mafioso y no vamos a tolerar comportamientos mafiosos de los ayuntamientos en Cataluña", se comprometió. Y volvió a repetir: "Tomaremos cuantas medidas sean necesarias para proteger los derechos de los catalanes".

En cuanto a los contactos que ha mantenido y va a seguir llevando a cabo Mariano Rajoy, su número dos pidió "ser muy conscientes de la gravedad de los acontecimientos". En Moncloa preocupa especialmente la actitud de Pedro Sánchez, más aún en un momento en el que se podría aplicar el 155 de la Constitución. "Unidad", reclamó Santamaría, que acusó a Carles Puigdemont y sus socios de haber perdido "cualquier vergüenza democrática".

La decisión del PSOE de pedir la reprobación de la vicepresidenta por las cargas policiales del 1-O provocó un enfado enorme en el PP. Pese a ello, en aras de mantener la endeble unidad, las palabras más duras contra Sánchez se hicieron en privado. En público, Rafael Hernando calificó de "inoportuna e irresponsable" la medida y avisó de que ese "no es el camino". El portavoz del grupo popular fue durísimo contra los independentistas: "ERC y la CUP están deseando que haya muerto en Cataluña", aseguró. "Puigdemont puede liderar una turba de violentos, pero no tiene capacidad para liderar Cataluña", añadió. "Esto tiene que acabar y lo tienen que acabar ellos".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation