Menú

Los enfrentamientos civiles violentos en Cataluña ya han comenzado

Euforia por la treta de Forcadell para no entrar en el trullo.

El Mundo dice que "Forcadell reniega de la secesión y elude la prisión incondicional". Justo lo que el juez quería oír. Dice el editorial que la actitud de Forcadell fue de "indignidad". "Aquí no se dirimen hechos simbólicos, expresiones sentimentales ni debates ideológicos. Aquí se dirime la responsabilidad penal y el riesgo de reiteración delictiva de unos políticos que se sirvieron de su posición de fuerza para pisotear la ley y a aquellos a quienes la ley protege, y que ni siquiera han sabido sostener su insensata posición con un mínimo de coraje. Al fracaso acaban de añadir el deshonor". Honor, coraje, dignidad. No estaría yo muy segura de que esas palabras figuren en el diccionario indepe. Federico Jiménez Losantos está negro con "la cobardía del gobierno arrugado y agusanado en Cataluña". Zoido y sus Mozos "convirtieron una algarada de cuatro gatos en cepo monstruoso para cientos de miles de ciudadanos. Como dice Rodríguez Herrera, esos sí que eran presos políticos…". "Allí vimos niños, casi bebés, sentados en la autopista como escudos humanos; niñatos, fanatizados por la telebarbarie y el profesoraje, impidiendo la libertad de los ciudadanos para ir a trabajar; y un gobierno también en huelga (…) A Papá Noël Zoido le faltó llevarles porros a los piquetes y chuches a los niños". Esta dejadez de funciones del Gobierno explica, según Santiago González, que Forcadell acatara el 155 y lo que le pusieran por delante. "La mujer pudo ver cómo lo aplica el mando actual de los Mozos durante los actos de sabotaje del miércoles. Si esto era el 155 ¿por qué no lo iba a acatar?". Acato lo que tú quieras, corazón. Para este viaje no necesitábamos alforjas. Cuenta El Mundo que el temido enfrentamiento civil ya ha comenzado en Cataluña, como era de esperar. "Peleas en las carreteras y un policía pateado". "Se recogieron agresiones y enfrentamientos entre manifestantes y afectados". Los catalanes normales están hasta el gorro. Al final va a tener que ser la gente la que haga el trabajo del Gobierno y les aplique el 155 bien aplicado.

A El País le importa una higa la violencia desatada en las calles de Cataluña, ellos siguen muy preocupados por los rusos. "Diputados europeos piden firmeza a la UE ante la injerencia rusa en Cataluña". El editorial pide al Gobierno y partidos políticos españoles que "tomen conciencia del daño que a la imagen de nuestra democracia le está causando la propagación de insidias y engaños cuyo fin no es otro que desacreditar las instituciones constitucionales". Eso ya lo vienen haciendo hace años los separatistas, no necesitan a los rusos. Xavier Vidal Folch, infectado por el virus del veneno nacionalista, que diría Juncker, sigue con su manía de poner nota a los jueces. "Llarena, 10; Lamela, 0". Por cierto, señor Folch, se echa de menos que tilde de fachas a los fascistas que colapsaron Barcelona el miércoles como hizo con los que se manifestaron por la unidad de España. Y yo no sé si es autoengaño y simple ingenuidad, pero Lluis Bassets da una entusiasmada "¡bienvenida!" a Forcadell a la "legalidad constitucional", qué "excelente noticia". Pero vamos a ver, alma de cántaro, esta señora se ha pasado todas las resoluciones judiciales por el arco del triunfo, no reconoce la legalidad española ni la Constitución, ¿cómo es posible que alguien se trague que su conversión fue sincera?

ABC dice que "Forcadell reniega del procés para eludir la cárcel". "Compra su libertad con una renuncia". El editorial dice que "Forcadell queda marcada como traidora para el separatismo al que trazó el camino". Visto cómo los indepes han reconvertido el pies para qué os quiero de Puigdemont en una genial maniobra yo no tiraría cohetes, ya buscarán su relato para justificarla. Ignacio Camacho tiene una visión mucho más realista. "Ni Forcadell ni sus colegas reconocen otra justicia que no sea la que quieren crear para sí mismos con su dichosa independencia. Han fingido su acatamiento de la ley a la espera de que el juez fingiese creérselo siquiera a medias; mero instinto de supervivencia", una pantomima para hacernos creer que el Estado es Sansón con flequillo. También Carrascal lo tiene claro. "Alguien preguntará si esa señora se atreverá a salir a la calle en Barcelona. Seguro que sí, e incluso que la aplauden". Vamos, esta tía está mañana encabezando la manifa de la ANC y elevada a los altares por haberse burlado de la justicia española, al tiempo.

La Razón dice que "Forcadelll evita la cárcel tras renegar de la DUI y acatar la Constitución". Confirmado, nos toman por tontos. Dice el editorial que "su rectificación, ciertamente oportunista, tendrá el recorrido y el alcance que debe tener, que es atenuar un tanto su presente judicial. Otra cosa será el futuro, pues su responsabilidad en el golpe contra la Constitución como la del resto de investigados no se puede edulcorar. Lo que está claro es que su nueva estrategia de defensa no puede ser lo que esperaban los independentistas y en ese sentido se parece más a un revés para los facciosos que otra cosa". ¿Cómo que no es la que esperaban los independentistas? Es genial, se la van a copiar todos los que están en el trullo para salir a la calle y volver por sus fueros. Ellos ya no se sienten españoles por lo que la ley española no les atañe. Mientras no les encierren, claro.

La Vanguardia está "aliviada" y ruega que ahora dejen en libertad a Junqueras y el resto de la banda. Que ese detalle "distendería mucho la situación". "La cárcel no es lugar para los políticos", dice. Ni para los fontaneros, le responde Pepe García Domínguez en la tertulia de Es la mañana de Federico. La cárcel es para quien delinque y estos políticos han delinquido. Aunque lo que ha preocupado sobremanera al conde de Godó es que el Mobile diga que como Barcelona siga siendo una ciudad sin ley se larga de allí echando leches. Dio la casualidad de que el miércoles tenían una reunión para ir preparando el evento y los que se dejan allí una pasta gansa vieron cómo una horda salvaje cortaba las calles, las vías, las carreteras sin que nadie moviera un dedo. Por ello, Godó tiene un ruego para los fascistas de la CUP, el sindicato del asesino y demás fauna que se ha apoderado de Cataluña. "Evitar huelgas en los días en que se celebre el Mobile World Congress". El resto de los días pueden seguir jorobándoles la vida a los catalanes normales. Y que nadie rechiste.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso