Menú

Ciudadanos cree que la irrupción de VOX perjudicará más al PP

Creen que la inmigración no es un problema en España y que si los de Abascal se centran en la cuestión nacional será el PP el que esté amenazado.

0
La sede de Ciudadanos. | David Alonso Rincón

Pese a que el ninguneo inicial pudiera hacer pensar otra cosa, en Ciudadanos no muestran inquietud por la irrupción de VOX en el escenario político, plasmado hace siete días con su éxito de convocatoria en Vistalegre.

Los colaboradores más estrechos de Albert Rivera consideran que la formación liderada por Santiago Abascal no tiene futuro si focaliza su discurso en el combate de la inmigración irregular pues, aseguran, ese no es "un problema real en España" como pueda serlo en otros países de la Unión Europea, singularmente Francia e Italia. Dos países en los que el crecimiento del antiguo Frente Nacional, de Marine Le Pen, y de La Liga, la formación del ministro del Interior transalpino, Matteo Salvini, ha sido exponencial en los últimos años.

Pero incluso si esa estrategia diera resultado a VOX sería, según señala a Libertad Digital un importante miembro de la dirección naranja, a costa de muchos votantes tradicionales de la izquierda. Refuerza el argumento otro integrante de la Ejecutiva nacional del partido, quien afirma que es en distritos de escasa renta per cápita donde más invectivas contra los inmigrantes irregulares ha escuchado en los últimos tiempos, coincidiendo con su actividad política.

"Somos la respuesta más eficaz al independentismo"

Fijándose en el otro gran eje del discurso esbozado por Abascal y los suyos hace justo una semana en la Plaza de Toros cubierta del barrio madrileño de Carabanchel, el combate del desafío secesionista en Cataluña, en Ciudadanos se muestran tranquilos, pues creen que en ese eje VOX sólo podría pescar en el caladero del PP. "Nosotros garantizamos la respuesta más eficaz contra el independentismo, y eso incluye el 155, que llevamos meses pidiendo, a este Gobierno y al anterior, que se vuelva a aplicar" afirma un dirigente naranja muy vinculado a Cataluña, quien se muestra convencido de que en esa discusión no hay razones para cambiar la papeleta naranja por la verde de VOX.

Por lo demás, Ciudadanos exhibirá sin complejos sus diferencias con VOX, entre ellas la defensa de un estado autonómico que debe ser reformado, lo que incluye la aplicación efectiva de competencias como la Alta Inspección Educativa, que Ciudadanos ha desarrollado recientemente en una propuesta de Ley, o el combate de las barreras lingüísticas para acceder al empleo público, materia de otra reforma planteada por Ciudadanos que recientemente mereció el airado reproche en el Congreso de la izquierda y los nacionalistas.

La crisis nacional, según el diagnóstico naranja, tiene más que ver con la deslealtad de los gobernantes nacionalistas, como se ha evidenciado en el caso de Cataluña, que con un problema estructural. "La fórmula de la cocacola es democracia con alto grado de descentralización, y eso no deberíamos cambiarlo" afirma un dirigente naranja, reproduciendo una filosofía de fondo que, curiosamente, desgranó en 2012 el propio Rivera, entonces líder de un pequeño grupo en el Parlament, en la Escuela de Verano de DENAES, la Fundación presidida entonces por Santiago Abascal.

Lo cierto es que entonces la relación entre los líderes de ambas formaciones -Abascal militaba aún en el Partido Popular- era más fluida que ahora, donde llevan tres años sin mantener una conversación, según afirmaba recientemente Abascal a Libertad Digital.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios