Menú

El consejero de Interior anuncia que se purgará al mosso que negó la república

El separatismo exige la cabeza del agente que le dijo "la república no existe, idiota" a un agente rural que se manifestaba con los CDR.

(Barcelona)
0

Las palabras de un agente de los Mossos a un guardia forestal durante los disturbios del 21-D en Barcelona todavía escuecen, y mucho, en el independentismo, un solo bloque a la hora de exigir a la Generalidad que se tomen medidas ejecutivas contra el policía por haber negado la existencia de la república y llamado "idiota" a un agente rural que se manifestaba con los Comités de Defensa de la República (CDR).

La escena ha corrido como la pólvora y hay un alud de propuestas para que las palabras del mosso se impriman en camisetas y otros objetos. "Qué república ni que cojones. La república no existe", le dijo el agente al bombero que le encimaba. Dado el éxito de la secuencia, el separatismo pide que ruede la cabeza del mosso.

El consejero de Interior, Miquel Buch, quien fuera uno de los líderes municipales del proceso más duros, se ha mostrado muy sensible a las demandas de sus correligionarios, incluidos los de Arran, la CUP y los propios CDR, en una entrevista en la emisora de La Vanguardia, RAC 1.

Buch ha prometido que "se investigará y se actuará" contra el mosso. La excusa es que según el consejero, "un mosso d'esquadra no debería decir idiota a un manifestante, no debería ser normal".

Las dos caras de Buch

En la misma entrevista, Buch ha defendido con matices las cargas policiales del pasado viernes. "Si se intenta atacar y saltar un cordón, la policía tiene que actuar con fuerza, aquí y en cualquier lugar del mundo", ha dicho para añadir a continuación que se revisarán todas las imágenes para depurar responsabilidades. "Como Miquel puedo compartir las dudas y el enojo de la ciudadanía, pero ahora soy el consejero de Interior Buch y me toca garantizar que los protocolos internos de control existen y funcionan", añadió,

Buch y Quim Torra ya amenazaron con una purga en los Mossos d'Esquadra tras las cargas en Gerona y Tarrasa contra separatistas que querían linchar a manifestantes constitucionalistas. Sin embargo, el malestar en el cuerpo por cuestiones salariales impidió que tomaran medidas. Dos días antes del 21-D, el propio Buch estuvo retenido cuatro horas en su despacho por mossos que se manifestaban por los retrasos y la equiparación salarial con los bomberos autonómicos.

Obsesión con los infiltrados

Sin embargo, los variados colectivos de mossos separatistas (Mossos per la República, Mossos per la Democràcia, Escamot Republicà y el grupo Guilleries) exigen ahora la purga del agente que negó la república y de la Brigada Móvil (Brimo) a la que acusan de "españolista" y a la que se refieren como "BriVOX", según el digital nacionalista El Món . ERC también sostiene la teoría de que Ciudadanos se ha infiltrado en los Mossos, según ha dicho el asesor de Junqueras Sergi Sol. Tal cosa, alegan en ERC, explicaría actuaciones como las cargas del pasado viernes ante manifestantes que querían llegar hasta la Lonja de Mar donde se celebró el Consejo de Ministros.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco