Menú

El Supremo quiere finalizar el juicio del 1-O a mediados de junio y dictar sentencia en octubre

Según las fuentes consultadas por LD, los magistrados sitúan el final del juicio para el 14 de junio. La sentencia tardaría en elaborarse tres meses.

0
El tribunal del 1-O presidido por el magistrado Manuel Marchena | EFE

El Tribunal Supremo quiere finalizar el juicio del 1-O a mediados del próximo mes junio y dictar sentencia en octubre. El fallo coincidiría con el segundo aniversario del referéndum ilegal de 2017 en Cataluña, objeto de enjuiciamiento en esta causa.

El exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras; la expresidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell; los exconsejeros Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Carles Mundó, Meritxell Borrás y Santi Vila; así como el expresidente de la ANC, Jordi Sánchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuxiart, son juzgados por delitos de rebelión, malversación o desobediencia.

Según las fuentes consultadas por esRadio y Libertad Digital, el calendario que manejan los magistrados del Alto Tribunal sitúa el final de la vista oral aproximadamente para el 14 de junio. Mientras, la sentencia contra los golpistas tardaría en elaborarse entre dos meses y medio o tres meses. Al coincidir con agosto, mes prácticamente inhábil, y el verano, previsiblemente el fallo no vería la luz hasta octubre.

En este contexto, los magistrados esperan que las declaraciones testificales finalicen en la tercera semana de mayo. La cuarta semana se reservaría para la prueba pericial y la declaración de los peritos. Posteriormente, se pasaría a la fase documental en la que se visionarían los famosos y esperados vídeos sobre el 1-O. El Supremo espera que el visionado no se extienda más allá de 3 o 4 días. De esta forma, la última semana del juicio, la segunda del mes de junio, se dedicaría a los informes finales y a la última palabra de los 12 acusados.

Las mismas fuentes apuntan la volatilidad de todo cálculo en este momento procesal, ya que las declaraciones testificales pueden alargarse más de lo inicialmente previsto. Algunas comparecencias se han extendido durante más de una jornada. El juicio comenzó el pasado 12 de febrero y aún "queda mucho juicio por delante". De hecho, ahora nos encontraríamos en el ecuador de la vista. De los 500 testigos acordados, ya han prestado testimonio más de 200.

A pesar de que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, y los otros 6 magistrados que integran el tribunal del 1-O, no dejan de tomar notas durante la vista y que se trata de una causa con presos, todo apunta a que la resolución no se conocerá hasta octubre. Se intentará acelerar todo lo posible y, si es viable, publicar el fallo en septiembre, aunque es poco probable. Cabe recordar que la sentencia que emita el Alto Tribunal estará "especialmente cuidada y fundamentada".

No hay que olvidar que los golpistas, pase lo que pase, recurrirán ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo TEDH, y se quiere evitar a toda costa que Europa tire por la borda el trabajo de los magistrados del Supremo, con cualquier cabo suelto en la sentencia. En este sentido, el tribunal del 1-O ha cuidado con celo todos los derechos de los acusados durante todo el proceso.

Sin duda, una de las fases más esperadas de lo que queda de juicio corresponde a la documental, en la que se visionarán las grabaciones presentadas por las acusaciones y la defensa sobre las actuaciones policiales y la resistencia violenta y pacífica de los independentistas en el 20 de septiembre y el 1 de octubre de 2017, que culminó con la declaración de independencia por parte del fugado Carles Puigdemont en el Parlamento de Cataluña.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco