Menú

Xavier Vidal-Folch califica de "errante peña desnortada" a los golpistas

El juicio por el 1-O prosigue sin grandes sorpresas mientras continúa el toma y daca de los pactos.

0

El Mundo dice que "el fiscal prueba la rebelión que la abogada del Gobierno ignora". Lo esperado, vaya. Lo que si es nuevo es que Iglesias le ha rebanado el pescuezo (políticamente hablando, claro) a Echenique. "Iglesias aparta a Echenique del aparato de Podemos tras la debacle electoral". Será desagradecido, con lo bien que le estaba cuidando a la pareja Ceaucescu la finca de Galapagar. Dice el editorial que "los representantes del Ministerio Fiscal dejaron claro que la configuración jurídica del delito de rebelión no exige un alzamiento armado o de tipo militar". "Corresponde al Supremo dictar sentencia sobre el 1-O. Políticamente, resulta una evidencia palmaria, por mucho que Pedro Sánchez mire para otro lado, que el golpe continúa en marcha. El independentismo sigue sin asumir que no hay más legitimidad que la basada en la Constitución". Ni lo asumirá así les caiga cadena perpetua. Abandonemos toda esperanza. Federico Jiménez Losantos recrimina la actitud de la abogacía del Estado. "Más que humillante, fue de vergüenza ajena ver a Seoane tratar de combatir el implacable argumentario del fiscal Zaragoza con la pobre excusa de los abogados del golpe: que no hubo violencia". En cuanto a pactos, pues más de lo mismo. Que si "PP y Cs avanzan hacia una coalición en Madrid" ignorando a Vox, que si "mucha sintonía en Aragón", que si "Ábalos rechaza cualquier contacto con Bildu" en Navarra. Eso a día de hoy sobre las 8 de la mañana, no descarten que las cosas cambien radicalmente en un par de horas. Elisa de la Nuez pide a Ciudadanos que vuelva a sus raíces. "Que juegue el papel que le ha dado la ciudadanía, que no es liderar el bloque de la derecha, sino ser el partido decisor de gobierno y coaliciones". Resulta que el partido que venía a dar estabilidad se ha convertido en el mayor obstáculo para la estabilidad. Algunos están ya pidiendo que les devuelvan el voto.

El País dice que "el fiscal califica por primera vez el procés de golpe de Estado". Xavier Vidal-Foch enmienda la plana a la fiscalía. Que de golpe nada, y de violencia menos. "De golpe de Estado lo califica enfático Javier Zaragoza con años de retraso sobre lo apuntado por columnistas y profesores", se burla. "No pudieron culminar su intento de demostrar sin género de dudas que la violencia callejera fuese adecuada, idónea, suficiente, para cometer el delito de rebelión", opina. "¿Quién ganó aquel otoño, la democracia española o el unilateralismo secesionista? No todo vale para poner grilletes a esta errante peña desnortada". Hombre, visto así los golpistas del 23-F tampoco habrían tenido que ser condenados porque no consiguieron sus objetivos, y Tejero solo era un pobre errante desnortado.

ABC: "El procés fue un golpe de Estado y Junqueras su motor". Dice el editorial que "la fiscalía ha acertado en la valoración de la prueba, en la constatación de los delitos y en la determinación de las responsabilidades individuales". "Los fiscales llamaron a las cosas por su nombre: golpe de Estado, insurrección, ataque a la Constitución, nacionalismo populista, organización criminal" que ideó un plan "para derogar la Constitución en Cataluña y proclamar su independencia", como hicieron. "Fue un golpe desde el Estado contra el Estado". Y hubo rebelión y no sedición "porque el objetivo de los acusados era acabar con la Constitución y la integridad territorial de España". Carrascal les da unos azotes a Vox y Cs. "Son como niños cambiando cromos o disputando quién mea más lejos. Y el único que sale favorecido con sus rabietas es Pedro Sánchez". Mientras, el PP, haciendo de hermano mayor, "insta a Vox y a Ciudadanos a ser generosos para formar alternativas a la izquierda". Claro, es el que más se juega.

La Razón titula con otro literal: "Un golpe de Estado con violencia". Ah, y por cierto, "Moncloa pierde la primera batalla: Franco sigue en el Valle". Y Sánchez en Moncloa, menudo pulso que se están echando los dos. De momento gana Franco 1-0. Dice el editorial que "por primera vez, la fiscalía sostiene en su conclusión final que los independentistas acusados quisieron sustituir el orden jurídico y derogar la Carta Magna". "Como era de esperar, la Abogacía del Estado defendió el delito de sedición frente al de rebelión basándose en que no es equiparable violencia con fuerza. Por un lado, es necesario que la violencia empleada consiga los objetivos, algo que no sucedió, y por otra parte, que haya sido organizada y estuviese prevista". También Julián Cabrera tiene unas palabras para Ciudadanos, en el ojo del huracán de los pactos. "La paradoja de Cs pasa por tener en su mano la llave de la gobernabilidad en autonomías y ayuntamientos claves en la configuración del nuevo mapa de poder territorial pero al mismo tiempo, precisamente por esa capacidad estratégica de pactar, bien con PSOE o bien con PP, como socios principales pasa también por un riesgo evidente de renuncia definitiva a su flanco socialdemócrata o de cuestionamiento de su flanco liberal en función de con quiénes se opte por el entendimiento". Pues para eso nació Ciudadanos.

La Vanguardia dice que "la Fiscalía concluye que el 1-O fue un golpe de Estado violento". Y sin entrecomillar lo de golpe de Estado. José María Brunet, cronista del juicio, dice que los fiscales utilizaron la "máxima dureza", "martillazos dialécticos". Y Rahola, qué contarles, está como una hidra. "Un auténtica orgía de despropósitos", "el dislate se ha disparado a tal nivel, que solo ha faltado la acusación de asesinato para remate final". Y ahora, a esperar la sentencia.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco