Menú

EH Bildu quiere un nuevo marco político y un referéndum durante el "Gobierno progresista" de Sánchez

Dice que no pueden "dejar pasar la oportunidad" y que "es el momento de actuar". Activarían el proceso a los tres meses de legislatura vasca.

Dice que no pueden "dejar pasar la oportunidad" y que "es el momento de actuar". Activarían el proceso a los tres meses de legislatura vasca.
Arnaldo Otegi y Pello Otxandiano, líderes de EH Bildu | Europa Press

Casi dos millones de vascos están llamados a las urnas el próximo domingo 21 de abril. Deben decidir qué partido o formaciones políticas gobernarán la administración autonómica durante los próximos cuatro años. Iniciada en los últimos días la campaña electoral, se han comenzado a hacer públicos los programas electorales que las diferentes candidaturas quieren sacar adelante si consiguen llegar al Gobierno vasco.

Las encuestas pronostican un notable ascenso electoral de EH Bildu, la coalición que aloja en su seno a Sortu, el partido heredero de HB-Batasuna, el viejo brazo político de la organización terrorista ETA. Un partido que ha presentado a un candidato joven y casi desconocido, Pello Otxandiano, que en los últimos años ha crecido políticamente a la sombra de Arnaldo Otegi, la cara visible durante varias décadas de los que dieron cobertura política al terrorismo.

Un cambio de caras que no significa un cambio de esencia. La coalición electoral no renuncia a sus viejos anhelos independentistas, aunque esta vez siguiendo el camino marcado por el 1-O en Cataluña. En su programa electoral, de unas 140 páginas de extensión y denominado "Programa de Gobierno 2024-2028", insiste en aspirar a un nuevo marco político para el País Vasco y en la celebración de un referéndum vinculante.

Apuesta por la "materialización jurídico-política del derecho a decidir", el "reconocimiento como nación" y la aprobación de un nuevo marco político que deje el encaje del País Vasco en España en "una relación de carácter confederal basada en la bilateralidad" y que "pueda desarrollarse sin ninguna subordinación al Tribunal Constitucional, al Congreso español o a los tribunales españoles y sin ninguna injerencia por parte de los mismos".

Como inicialmente este nuevo estatus sólo sería afectaría a los tres territorios que componen la comunidad vasca (Álava, Vizcaya y Guipúzcoa) y el anhelo independentista se basa en la entelequia de Euskal Herria (incluye también Navarra y la zona sur del departamento francés de Pirineos Atlánticos) añaden el "compromiso de impulsar un ámbito institucional estable con el resto de territorios vascos".

Para solucionar definitivamente el problema territorial tendrían que negociar con el Gobierno central la anexión de Navarra y apuestan por buscar "acuerdos bilaterales con gobiernos internacionales a fin de dar una salida democrática a la cuestión territorial", a fin de resolver la cuestión vascofrancesa, a la vez que "se hará un esfuerzo especial para implicar en ese proceso a las instituciones de la Unión Europea", para contar con el aval europeo a su nuevo estatus.

El programa de EH Bildu dice que los trabajos para acordar el nuevo estatus político dentro de la región vasca comenzarían en el Parlamento vasco como mucho tres meses después del inicio de la legislatura. Y que si este nuevo estatus político consigue la mayoría absoluta en la votación de su aprobación en la Cámara tendría que ser después sometido a una "consulta vinculante" o referéndum para ser aprobado por toda la ciudadanía vasca.

La guía electoral marcada por el partido de Otxandiano y Otegi dice que una vez aprobado el nuevo texto por la ciudadanía vasca sería presentado al Gobierno de España para iniciar las negociaciones para ponerlo en marcha. Algo que irremediablemente tendría que pasar por hacerlo con el actual Gobierno de Pedro Sánchez, para aprovechar la situación de la aritmética parlamentaria en el Congreso de los Diputados.

"Cada vez es más evidente que en los próximos cuatro años el impulso para un Gobierno ‘progresista’ será necesariamente plurinacional. Y, por lo tanto, está claro que será indispensable debatir sobre los problemas nacionales que existen en este Estado y hablar de una solución democrática para ellos", dice el programa electoral de la coalición que incluye en su seno a los herederos de Batasuna-ETA.

"Podemos tener una oportunidad histórica para dar pasos en el reconocimiento nacional de Euskal Herria y conquistar un futuro basado en el respeto de los derechos que nos corresponden. No podemos dejar pasar esta oportunidad. Es el momento de actuar con ambición", añade el programa de EH Bildu.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso