Menú

Por el pleno empleo, vota Zapatero

7

Partamos de una idea elemental que suele olvidarse cuando se habla de política y economía: El socialismo es incapaz de crear un sólo puesto de trabajo. Punto.

No se trata de que Zapatero sea bastante más incompetente que González (seguramente lo es en amplios terrenos de la política, amén de mucho más insensato, pero en cuestiones económicas el andaluz es/era tan analfabeto como el leonés), si no de que las propuestas socialdemócratas van en dirección exactamente contraria a las que procuran un mayor bienestar y crecimiento económicos.

El socialismo sospecha de la sociedad civil, criminaliza al empresario, coacciona la iniciativa privada y detrae progresivamente mayores cantidades de dinero del bolsillo de los ciudadanos para invertirlos en la ejecución de sus planes de agenda. El ministerio de igualdad, los varios cientos de observatorios, los cineastas españoles que quisieran ver muertos a quienes les financian con sus impuestos (que ya hay que ser imbécil) y los varios cientos de miles de empleados públicos contratados a dedo por el Partido, por poner unos sencillos ejemplos al azar, exigen un esfuerzo adicional de los contribuyentes que no tiene reciprocidad en términos de estimulación del sistema económico, puesto que se trata de financiar a clases ociosas, manos muertas, castas improductivas cuyo unico fin es esparcir el ideario socialista de forma cada vez más opresiva.

El socialismo no baja los impuestos. Al contrario, la presión fiscal nunca es mayor que cuando en un país gobierna la izquierda. No elimina burocracia sino que crea incesantemente nuevos órganos hasta formar una red cada vez más tupida. Tampoco reduce el gasto público, sino que lo incrementa exponencialmente. Estos tres requisitos son imprescindibles para remontar una crisis económica, como Aznar demostró con éxito en 1996. Con Zapatero, la crisis perdurará al menos un lustro. No porque sea un analfabeto estructural, que lo es, sino porque es, sencillamente, socialista. Y encima tendremos que aguantar sus tontadas diarias. Al menos Felipe y Guerra tenían su gracia.

7
comentarios
1 HAmadeus, día

Estimado Pablo. Esta es la esencia de lo que en algunos sectores de su partido, se viene a denominar valores. Su partido no puede renunciar a defender, promulgar, explicar y demostrar con toda la eficacia que permite el Estado de Derecho, que ciertos valores son superiores en todos los órdenes, en el arte de administrar fondos públicos (para algunos mala arte) y crear bienestar. La izquierda tiene un esquema de pensamiento que aplica en toda interpretación de lo que sucede a su alrededor: los buenos [ellos] y los malos [los que se oponen a ellos]. Por eso triunfa, porque su esquema es comprensible, asimilable y aceptable para cualquier persona que no tenga demasiadas ganas de meterse en complicaciones. Le proporciona respuestas para todo. El esquema buenos-malos resuelve sin apenas esfuerzo la complejidad del mundo. Su partido puede hacer dos cosas, y de las dos posibles ha escogido la (a mi juicio) peor. 1) Aprovechar la masa de no-pensantes acomodaticios para atraerla al voto con operaciones de márketing. 2) Enfrentarse con coraje al debate y poner los puntos sobre las íes. Escogieron la opción 1. Con un peligro evidente desde el punto de vista de la autoridad moral. Están haciendo lo mismo que el PSOE. Y la autoridad moral no la da el Gobierno, sino que se la otorga el resto de la ciudadanía. ¿Cómo piensan reclamar esa autoridad moral para hacer las reformas necesarias cuando llegue el momento? Espero apasionado la respuesta. Un Saludo, Don Pablo. HAmadeus

2 ongietor, día

Creo que hay una errata. Seguramente quiso decir: "pleno desempleo".

3 corzo1, día

Puede que sea ésa la errata, pero yo lo veo de otra manera: "Por él (zETAp) penó el empleo".

4 Pnyxis, día

No es nada nuevo, pero el PP de hoy parece renegar de todo esto, el mejor arma contra ZP es la economía. http://hjoselasso.blogspot.com http://todojuegosyconsolas.blogspot.com

5 vikinga, día

Completamente de acuerdo. El siguiente gasto es el del Ministerio del Deporte. Después irá el Ministerio de la Pobreza. No se confundan, no es el de Economia, es otro para luchar por los pobres, esos que según Zeta nunca estarán pendientes de los valores de la bolsa y no sé que otras cursilerias populistas que soltó el otro día y que al personal le pirran. Y entonces tendrán los pobres a un montón de funcionarios y altos cargos velando por sus intereses y cobrando el dinero que debería quedarse en sus bolsillos. ¡Qué bonito! Por cierto y cambiando de tema, qué asco me dan los políticos del PNV y PSOE, lamentándose por el asesinato de eta, qué asco.

6 elvis71, día

amén

7 TheFlash, día

excelente retrato: "Que la realidad no nos impida ver la ideología"

Herramientas