Menú

Rajoy y Rivera se disputan a Macron

La dirección del PPE sondea a Macron para integrarlo en su estructura; Rivera le ubica en la familia liberal, a la que pertenece Cs.

0
Rajoy y Rivera se disputan a Macron
Macron y Rajoy charlan la pasada semana en El Elíseo | Moncloa

Mariano Rajoy quiere a Emmanuel Macron, aunque no sea de su misma familia política, lo más cerca posible. La pasada semana, acudió a París para mantener con él su primer despacho bilateral y, en una comparecencia posterior ante los medios, ambos quisieron escenificar una gran sintonía. La rotundidad del mandatario francés sobre Cataluña, que realizó una breve pero contundente declaración previamente pactada con la delegación española, fue el broche al encuentro.

Ahora, el equipo de Rajoy quiere ir un paso más allá en esas relaciones para acabar con las comparaciones -"Literatura", según el presidente- entre Macron y Albert Rivera, su aliado de investidura pero claro rival en las urnas. Conocido su rotundo éxito en la segunda vuelta de las legislativas francesas, Pablo Casado ensalzó públicamente al líder vecino y habló de la victoria del "europeísmo y la moderación", señas de identidad que "comparte" con Rajoy. Y, además, en Génova se deslizó que el Gobierno francés se ha fijado en las reformas que en su día llevó a cabo España, por ejemplo en el capítulo laboral. "Se están produciendo contactos y se están intercambiando documentos", según las fuentes consultadas por este diario.

Unas maniobras de acercamiento también a nivel comunitario, toda vez el PP europeo, con el aval de Rajoy, está sondeando al mandatario francés para que opte por esta agrupación en lugar de por el partido liberal, en el que se encuentra Ciudadanos. Aunque las fuentes consultadas no son optimistas, el principal argumento para convencer a Macron es que, en caso de aceptar, formaría parte de la familia política de los principales líderes comunitarios, con Angela Merkel a la cabeza. Un peso que el PPE demuestra cada vez que se celebra un Consejo Europeo, toda vez antes se citan sus responsables para exhibir fortaleza y unificar discursos.

Rivera dice que "es pronto" para un acuerdo

Por su parte, Albert Rivera no ha dudado en reivindicarse en el último año como correligionario del hoy presidente de la República francesa. Macron, cuando empezó a planear su movimiento, saludó en Twitter al centrista español y la sede de Ciudadanos en Madrid acogió a representantes del partido En Marcha las dos noches de las elecciones presidenciales francesas.

Este jueves en Bruselas, donde protagonizaba una intensa agenda con miembros de la agrupación de los liberal demócratas europeos, Rivera se pronunció con cierta cautela sobre la futura integración del inquilino del Eliseo en una u otra familia ideológica: "Sus políticas y sus valores coinciden con los valores liberales, eso lo sabe todo el mundo. Otra cosa es que eso cuaje en un grupo parlamentario, en una alianza o en lo que sea. Si de Ciudadanos depende, dentro del grupo liberal, nosotros vamos a ser proclives a que Macron y a que los liberales europeos podamos llegar a acuerdos y trabajar juntos", aseguró el líder naranja, quien reconocía que "es pronto para hablar de acuerdo" con el grupo ALDE, la alianza de los liberal demócratas a la que pertenece la formación naranja.

La cúpula de Ciudadanos está muy al tanto de los movimientos de Macron. Semanas antes de que optase Édouard Philippe, procedente de la derecha, como primer ministro, el propio Rivera ya comentaba en privado -e incluso aseguraba que él haría lo mismo- que probablemente el nuevo jefe del Gobierno galo fuese alguien de Los Republicanos, el nombre con el que Nicolás Sarkozy rebautizó a la derecha del país vecino.

¿Cabeza de liberal o cola de conservador?

En la decisión final de Macron sobre su inserción en el mapa político europeo pesarán muchos factores, aunque se trata de un caso en el que bien puede emplearse el manido dicho de "cabeza de ratón o cola de león".

Indudablemente, el PP europeo tiene un atractivo mayor en cuanto a rendimiento electoral y a influencia en los estados más importantes de la UE, pero con los liberales el presidente francés sería el indiscutible líder y referente del grupo. Se trata de una familia política que, si bien tiene gran presencia en los países nórdicos, con siete primeros ministros, ha adolecido tradicionalmente de ser minoritaria en los grandes países comunitarios.

Ciudadanos, hoy por hoy la cuarta fuerza política de España, es ya el partido más importante de ALDE, que no en vano eligió el pasado diciembre como vicepresidente a Luis Garicano, responsable del área económica de los de Rivera.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios